El IFE ordena hacer correcciones al informe de gastos de campaña de 2012

El instituto devolverá el dictamen a su Unidad de Fiscalización, para que aclare los criterios que usó para calcular las erogaciones
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

En una votación dividida, el Instituto Federal Electoral (IFE) determinó este miércoles devolver a su Unidad de Fiscalización los informes sobre los gastos de campaña realizados por los partidos durante la campaña presidencial de 2012, con la finalidad de que les haga correcciones.

Por cinco votos contra tres, el Consejo General resolvió que la unidad modifique el dictamen, en el que tendrá que explicar el concepto de "campaña beneficiada" y cómo lo utilizó para calcular las erogaciones efectuadas por cada aspirante a la presidencia.

El IFE también decidió que los informes sobre las campañas presidenciales se discutan hasta julio, junto con los correspondientes a los gastos de candidatos a diputados y senadores.

La propuesta fue presentada durante la sesión por Lorenzo Córdova, uno de los nueve integrantes del Consejo General. El planteamiento fue respaldado por los consejeros Alfredo Figueroa, Benito Nacif, María Marván y Macarita Elizondo.

Los cuatro consejeros que se manifestaron contra la medida fueron Leonardo Valdés Zurita —presidente del Consejo General—, Marco Antonio Baños, Francisco Guerrero y Sergio García Ramírez.

Este último, sin embargo, decidió abstenerse de votar debido a su reciente renuncia al IFE argumentando motivos personales. García Ramírez permaneció en  la sesión porque su salida del instituto aún no es efectiva, según Valdés Zurita.

La discusión se extendió por casi seis horas y, durante su desarrollo, consejeros y representantes de partidos se cuestionaron mutuamente en numerosas ocasiones. 

Al término de la sesión, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), principal fuerza de la izquierda, se declaró "satisfecho" con la resolución, porque considera que los criterios usados para revisar los gastos de los partidos fueron inequitativos.

"El Consejo General y sus miembros tomaron en cuenta nuestras opiniones y consideraron que, efectivamente, estaba mal el dictamen, que había inequidad en el proceso, en los criterios", dijo en entrevista el secretario de Finanzas del PRD, Javier Garza.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), que se oponía a que los documentos fueran devueltos, indicó que analiza si impugna la resolución o no. 

"Estamos revisando lo que procede jurídicamente, vamos a valorar la posibilidad de una impugnación, pero también estamos viendo porque nosotros no tenemos ningún inconveniente en que se revisen los gastos de manera consolidada, como lo establece la ley", dijo José Antonio Hernández Fraguas, representante del PRI ante el instituto.

Choque de argumentos

Los cinco consejeros que plantearon aplazar el tema consideran que la revisión efectuada por la unidad fue "exhaustiva", aunque señalaron que el dictamen tiene "inconsistencias".

Córdova dijo en su intervención que los informes no dejan claro cómo interpretó la unidad el concepto de "beneficio", es decir, de qué manera determinó que un gasto benefició a determinado candidato federal, ya fuera presidencial, a diputado o a senador.

"El dictamen carece de una narrativa que, en general, explique los procedimientos seguidos", señaló Marván en su turno.

Figueroa y Nacif dijeron además que los criterios empleados en la fiscalización no fueron equitativos, por lo que propusieron revisar la fórmula usada por la unidad para prorratear o distribuir los gastos de un partido entre sus candidatos. Sin embargo, la propuesta fue rechazada.

En su intervención, Baños consideró "incongruente" que en meses pasados el IFE acordara adelantar para principios de 2013 la fiscalización de los gastos y que ahora se planteara postergar el proceso.

Valdés Zurita señaló que los informes de la Unidad de Fiscalización fueron elaborados con apego a su reglamento y que las fuerzas políticas tuvieron oportunidad de hacer comentarios.

"Los documentos presentados dan cuenta de un proceso de fiscalización exhaustivo e imparcial. (...) Los partidos políticos y coaliciones contaron, sin disminución alguna, con el tiempo suficiente para presentar sus informes", dijo al comienzo de la sesión.

Las sanciones, en suspenso

Los informes de gastos preveían multas para todas las fuerzas políticas por distintas irregularidades.

La sanción más elevada era la propuesta para la coalición de izquierda Movimiento Progresista. Según el dictamen de la Unidad de Fiscalización del IFE, el bloque que postuló a Andrés Manuel López Obrador gastó 62 millones de pesos arriba del tope permitido (336 millones por aspirante a la presidencia).

El monto con el que la unidad planteaba multar a la izquierda era de 130 millones de pesos.

La segunda mayor sanción se perfilaba para el PRI y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que ganaron la presidencia con Enrique Peña Nieto como candidato.

El dictamen original señala que el PRI y el PVEM, que conformaron la coalición Compromiso por México, no rebasaron el tope de gastos pero cometieron otras faltas —como no reportar erogaciones o recibir donaciones prohibidas— por las que podrían ser multados con 54 millones de pesos.

Los que serían sancionados con multas menores son el Partido Acción Nacional (PAN), que postuló a Josefina Vázquez Mota, y el Partido Nueva Alianza (Panal), que abanderó a Gabriel Quadri. Para el PAN, la multa propuesta era de dos millones 200,000 pesos, en tanto para el Panal, de 283,000 pesos.

El debate de los informes de gastos se había pospuesto una semana, a fin de que los nueve consejeros del IFE pudieran analizarlos detalladamente. La resolución de este miércoles aún puede ser impugnada por los inconformes ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Ahora ve
No te pierdas