La policía española respalda la hipótesis de explosión por gas en Pemex

El peritaje inicial excluye la presencia de explosivos en el edificio, aunque esperan los resultados forenses y de muestras del lugar
| Otra fuente: CNNMéxico

Los dos expertos en desactivación de explosivos de la Policía Nacional de España que colaboran con las autoridades y peritos mexicanos en la investigación de la explosión de la sede de Petróleos Mexicanos (Pemex), respaldan la hipótesis de que se debió a una acumulación de gas.

Los dos especialistas del TEDAX-NRBQ —técnicos en desactivación de artefactos explosivos y contra amenazas nucleares, radiológicas, bacteriológicas y químicas— formaron parte de un equipo en el que también participaron efectivos de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos y de la compañía británica SGS, informó a CNNMéxico la Policía Nacional.

Los especialistas viajaron a México tras el pedido de colaboración de autoridades mexicanas, y supervisaron los daños causados por la explosión, junto al procurador Jesús Murillo Karam; el secretario de Energía, Pedro Joaquín Codwell y el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eugenio Ímaz Gisper.

Los dos investigadores recorrieron durante varios días las instalaciones afectadas y tuvieron acceso a conductos de gas, electricidad y agua en la torre B de la sede de Pemex y a fotografías e información sobre los hechos.

Según la Policía Nacional, las primeras conclusiones del peritaje, que no son consideradas definitivas, “parecen excluir la existencia de explosivos convencionales que pudieran atribuir el hecho a un atentado”.

Para el cuerpo de seguridad dependiente del Ministerio del Interior español, “la hipótesis más factible podría ser que la explosión se hubiera producido por una acumulación de gas, en el sótano o segundo sótano”, del edificio donde tres trabajadores realizaban labores de mantenimiento, lo que a su vez provocó el colapso del techo.

“No obstante, se está a la espera de los correspondientes análisis de muestras recogidas en el lugar de los hechos, informe de los forenses sobre las víctimas, así como de que se acabe el desescombro de la zona del foco, con objeto de determinar si existe algún resto de explosivo”, agregó la Policía Nacional.

En el mismo sentido, el pasado martes el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro, dijo que la institución respalda el peritaje presentado por las autoridades el pasado lunes.

Según Narro, peritos de la universidad tuvieron acceso a toda la información, a las instalaciones y a los estudios que se realizaron y coincidieron con la versión que las autoridades federales dieron de manera preliminar de la causa de la explosión.

En una entrevista con Grupo Expansión, el director de Pemex, Emilio Lozoya, dijo que está convencido de que el siniestro se debió a un accidente y prometió castigo si es que hay culpables.

“No cabe la menor duda que esto es un accidente, y si se debió a falta de mantenimiento en algún aspecto del edificio, se tendrán que deslindar responsabilidades”, dijo Lozoya.

El grupo de investigadores continúa trabajando para intentar determinar el tipo de gas y el origen de la fuga, según las autoridades federales, el peritaje podría estar completo en meses, dijo la procuraduría.

Este miércoles, los trabajadores de Pemex volvieron a sus oficinas en la sede central. El próximo lunes, Murillo Karam, Coldwell, y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, comparecerán ante una comisión de legisladores que investiga el incidente.

Ahora ve
No te pierdas