Una "mínima" cantidad de gas causó la explosión en Pemex, dicen peritos

Los investigadores extranjeros que apoyan a la paraestatal informaron que la acumulación de gas puedo haber ocurrido a través del tiempo
  • A+A-
Por: Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Peritos que apoyan a Petróleos Mexicanos en la investigación de la explosión en el complejo administrativo confirmaron que el siniestro fue provocado por una “mínima” cantidad de gas metano que pudo haberse acumulado “a través del tiempo”.

“Se tiene que confirmar de dónde provino (el gas). Hay otras (posibles fuentes) que se están investigando como la red hidrosanitaria de aguas negras y la otra son los mismos suelos. El metano tiene varias formas de haber entrado”, dijo el director de Operaciones de Pemex, Carlos Murrieta en conferencia este jueves.

Los especialistas de la firma británica SGS explicaron que la explosión ocurrió por una acumulación de entre 5% y 10% de gas metano. Explicaron que si la cantidad hubiera sido mayor, el personal que se encontraba en la zona de pilotes, en donde se originó el incidente, hubiera fallecido por falta de oxígeno.

“La explosión de metano es una explosión limpia. No hubo fuego porque la concentración de metano fue mínima (…) fue una explosión que no dejó residuos (…) Esto parece ser que fue accidental y siguen investigando cómo fue que el gas se acumuló. Están buscando en el drenaje como un posible punto de entrada.

Normalmente no se ven acumulaciones (de gas metano) en edificios tan grandes”, dijo el perito Brian Dunagan, en la conferencia.

El subdirector de servicios corporativos de Pemex, Sergio Martí, confirmó que la paraestatal no realiza inspecciones ni mediciones de acumulación de gas, pero que a partir de este incidente comenzarán a hacerse revisiones en zonas confinadas.

“Si nosotros no tenemos incidentes que nos hagan suponer que tengamos que hacer pruebas periódicas de gases, pues no los hacemos, porque no contamos con instalaciones que nos obliguen a ello. Ahorita, con este incidente, evidentemente, el protocolo de revisiones va a cambiar y se tiene que enfocar a hacer pruebas de otro tipo”, dijo Martí.

Los peritos tampoco confirmaron qué originó la chispa que provocó la explosión, la cual dejó 37 trabajadores fallecidos y un centenar de heridos. “Para causar una explosión de metano no necesitas realmente una cantidad grande de calor, una simple chispa es suficiente, puede ser una instalación eléctrica o inclusive electricidad estática”, dijo Dunagan.

Murrieta agregó que determinar cuál es el origen de la chispa corresponde a la investigación que realiza la Procuraduría General de la República (PGR), por lo que no quiso hablar sobre la hipótesis de que los trabajadores de la firma Copicosa tenían un foco que pudo haber sido la fuente de calor.

El funcionario no descartó que en otras áreas del centro administrativo se puedan dar otras acumulaciones de gas, ya que aún no conocen el origen de la explosión del pasado 31 de enero.

“Tenemos que entender primero qué pasó y en ese sentido reaccionar, lo que ahora nos queda es ser preventivos y estar cubriendo cada 12 horas ciclos de revisión de cualquier posible acumulación”, dijo Murrieta.

Dos expertos en desactivación de explosivos de la Policía Nacional de España, que colaboran con las autoridades y peritos mexicanos en la investigación de la explosión de la sede de Petróleos Mexicanos (Pemex), respaldan la hipótesis de que se debió a una acumulación de gas.

Los dos especialistas del TEDAX-NRBQ —técnicos en desactivación de artefactos explosivos y contra amenazas nucleares, radiológicas, bacteriológicas y químicas— viajaron a México tras el pedido de colaboración de autoridades mexicanas, y supervisaron los daños causados por la explosión, junto al procurador Jesús Murillo Karam; el secretario de Energía, Pedro Joaquín Codwell y el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Eugenio Ímaz Gisper.

A una semana de la explosión, el director de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin, dijo estar convencido que el siniestro se debió a un accidente y prometió castigo si es que hay culpables.

“No cabe la menor duda que esto es un accidente, y si se debió a falta de mantenimiento en algún aspecto del edificio, se tendrán que deslindar responsabilidades”, dijo en entrevista con Grupo Expansión.

Ahora ve