El Parlamento Europeo reconoce interés por la posible apertura de Pemex

El presidente de esa instancia, Martin Schulz, se reunió con Peña Nieto y señaló que en seguridad es necesario buscar un diálogo abierto
Martin Schulz presidente parlamento europeo
Martin Schulz presidente parlamento europeo  Martin Schulz presidente parlamento europeo  (Foto: )
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico

La posible apertura a la inversión privada en Petróleos Mexicanos (Pemex) con una reforma energética fue uno de los temas que discutieron el mandatario Enrique Peña Nieto y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, durante la primera visita oficial del funcionario este 11 y 12 de febrero.

Schulz dijo que el lunes habló de la reforma energética con el presidente y de “posibles inversiones de capitales privados y la apertura de nuevos campos energéticos en Pemex”, que explicó, pueden ser interesantes para inversionistas europeos.

“Pemex es una empresa interesante tanto para los empresarios como para el Estado y vamos a ver lo que va a suceder. Sabemos que es necesario que haya inversión, que hay interés de las empresas de invertir, pero también sabemos lo importante que es para el Estado y no creo que se haya decidido algo respecto a la privatización. En Europa existe interés, pero no pienso que esto signifique que en México haya interés en privatizar Pemex”, dijo el funcionario europeo a medios de comunicación.

Martin Schulz dijo que personalmente considera que la paraestatal debe realizar grandes inversiones para ser productiva y que “sí se toman de Pemex mismo, van a faltar recursos en el presupuesto público”, lo que dijo, es un “argumento a favor de la apertura a la inversión extranjera que interesa a los estados europeos”.

El funcionario explicó que queda claro el rol que la empresa petrolera cumple en México, aportando el 30% del presupuesto público y que por ello “el capital extranjero no debe ser una amenaza para la propiedad estatal de la empresa”.

El gobierno federal, a través del Pacto por México, planea presentar en el segundo semestre del año una reforma energética que contempla la apertura de la paraestatal a capital privado.

Los partidos de izquierda han hecho énfasis en que no permitirán la privatización de la paraestatal o la inversión extranjera y privada en áreas estratégicas, como pueden ser los pozos petroleros, según la Constitución.

Peña Nieto, por su parte, pidió el 30 de enero pasado dejar atrás los “dogmas” sobre la participación privada en Pemex y dijo que la reforma busca que la empresa sea más productiva sin que se tenga contemplada la privatización.

El mandatario ha solicitado apoyo a Brasil para copiar el modelo de la empresa Petrobras que se abrió al capital privado a finales de la década de 1990.

"No se puede condenar a un país"

Martin Schulz detalló en conferencia de prensa que además de reunirse con Peña Nieto y participar en una sesión solemne en el Senado, tuvo oportunidad de platicar con estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), organizaciones civiles, defensores de derechos humanos, activistas y empresarios; quienes le dieron una visión distinta de México.

“Existe aparentemente una contradicción entre la percepción externa sobre la situación de la seguridad y la percepción real una vez aquí en México”, señaló el presidente del Parlamento Europeo sobre sus reuniones con representantes de cámaras de comercio e industria en el país.

Schulz reconoció que no tiene elementos para juzgar qué tan correcta es la percepción de inseguridad en el país y al referirse al caso de siete ciudadanas españolas violadas en el puerto de Acapulco, Guerrero, dijo que “es un incidente grave y todos debemos esperar que estos casos no se generalicen (pero) también en Europa tenemos violaciones de mujeres”.

“La seguridad en este país (México) no es óptima y puede mejorarse, pero tampoco se puede condenar a un país, es mejor buscar un diálogo abierto, constructivo, para buscar una mejora y no inflar cada caso (de violencia)”, explicó el diputado europeo.

Otro de los temas que trataron Peña Nieto y Schulz fue el de lograr que México tenga un código penal único.

“Existe la voluntad del presidente de que se instituya este código penal en el país. Estuvimos de acuerdo en que para poder hacer valer una reforma no solo depende de la decisión de la Federación, si no también de los estados federados”.

Martin Schulz reconoció la lucha contra las drogas en México y agregó que en ésta debe haber una responsabilidad compartida porque “los mercados europeos para la droga son tan interesantes como el mercado estadounidense”.

El funcionario dijo que tras visitar México pudo constatar que es un país “clave” para fortalecer las relaciones entre la Unión Europea y América Latina; continuará su gira por la región visitando Colombia y Costa Rica.  

Ahora ve
No te pierdas