Los errores contables 'golpean' los bolsillos de la izquierda

El PRD es el partido que recibió más multas del IFE entre 1997 y 2009 por irregularidades en sus informes anuales de ingresos y gastos
  • A+A-
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Los errores contables resultan costosos para los partidos políticos. Entre 1997 y 2009, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) es la fuerza que recibió más multas por inconsistencias en sus informes anuales de ingresos y gastos, en tanto el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es la que tuvo mayores sanciones por faltas en sus reportes de campaña.

Por irregularidades como no notificar erogaciones o no entregar todos los comprobantes que exige la ley, en esos 13 años, el PRD fue multado con 156.5 millones de pesos (unos 12 millones de dólares), según cifras del Instituto Federal Electoral (IFE). 

El monto equivale al 25% de los recursos públicos que el principal partido de la izquierda recibirá durante 2013. 

En el periodo 1997-2009, el año más costoso para el PRD fue 2006, cuando el IFE lo multó con 32.4 millones de pesos por los errores detectados en su informe anual.

Camerino Márquez Madrid, representante del PRD ante el IFE, reconoció que el partido ha cometido fallas contables, aunque aseguró que el instituto suele aplicar reglas más duras para fiscalizar al PRD que para revisar a otras fuerzas.

"Las multas en su mayoría son resultado de errores administrativos y de una fiscalización por parte del IFE que históricamente ha sido de forma y no de fondo. Aunado al criterio estricto con el que nos evalúan al PRD. No obstante, hemos ido subsanando las deficiencias, es por eso que las multas tienden ir a la baja", dijo Márquez Madrid a CNNMéxico en un correo electrónico.

En contraste, algunos analistas consideran que las sanciones impuestas al PRD se deben a que el propio partido carece de las áreas capaces de elaborar sus informes de gastos como lo exige la ley.

"Una de las cosas que ha sido recurrente del PRD son sus errores contables. Hay una falta de capacidad técnica en el partido", dijo en entrevista el politólogo Jorge Javier Romero, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El segundo lugar en multas por fallas en sus reportes anuales corresponde a otra fuerza de izquierda, el Partido del Trabajo (PT), que fue sancionado con 107.2 millones de pesos entre 1997 y 2009.

Los datos del IFE están actualizados hasta 2009 porque el proceso de fiscalización tarda varios meses y sus conclusiones pueden ser impugnadas ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El tercer lugar en el rubro lo ocupa el Partido Acción Nacional (PAN) con 72 millones de pesos, en tanto el cuarto es para Movimiento Ciudadano —antes llamado Convergencia, también de izquierda— con 57.5 millones. 

Las últimas tres posiciones en esa categoría son para el PRI, con 43.5 millones de pesos; Nueva Alianza (Panal), con 9.7 millones, y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), con 4.5 millones. 

Las sanciones por gastos de campaña

Las mayores multas por inconsistencias en informes de gastos de campaña corresponden al PRI, que fue sancionado con 98 millones de pesos (unos 7.5 millones de dólares) tras los cinco comicios federales celebrados en el periodo 1997-2009.

El proceso electoral más costoso para el PRI fue el de 2003, cuando se renovó la Cámara de Diputados. Ese año, el IFE sancionó al partido con 53.8 millones de pesos por irregularidades en sus reportes de erogaciones.

José Antonio Hernández Fraguas, representante del PRI ante el IFE, dijo a CNNMéxico que el partido tiene "una posición institucional" hacia las sanciones impuestas por el instituto. 

"El PRI ha sido muy respetuoso de las resoluciones de los órganos que tienen que decidir sobre estos temas. Siempre hemos hecho uso de nuestro derecho a recurrir el Tribunal Electoral cuando no hemos estado de acuerdo con una sanción o el monto de una multa. En algunos casos nos ha dado la razón, en otros no", señaló.

El segundo lugar en multas por informes de gastos de campaña lo ocupa el PRD, que fue sancionado con 82.6 millones de pesos en el periodo 1997-2009.

La tercera posición en el rubro la ocupa el PVEM con 31.5 millones de pesos, la cuarta corresponde al PAN con 25.7 millones, la quinta a Movimiento Ciudadano con 21.3 millones, la sexta al PT con 16.2 millones y la séptima al Panal con 4.4 millones.

El gasto de 2012, en la polémica

El IFE, el PRI y el PRD sostienen actualmente una controversia por la revisión de los reportes de erogaciones de 2012. 

En su proyecto de resolución, la Unidad de Fiscalización del instituto señala que la coalición Movimiento Progresista —que integraron el PRD, el PT y Movimiento Ciudadano— fue la única que rebasó el tope de gastos, por lo que plantea multarla con casi 130 millones de pesos.

Los partidos de izquierda acusan a la unidad de actuar parcialmente para favorecer al PRI, que ganó la presidencia con Enrique Peña Nieto como candidato.

El consejero presidente del IFE, Leonardo Valdés Zurita, ha defendido a la unidad en varias ocasiones, negando que actuara de forma sesgada y señalando que los partidos estaban al tanto de cómo sería el proceso de revisión de cuentas.

"La fiscalización fue conducida con reglas ampliamente difundidas y conocidas por los partidos políticos, discutidas y aprobadas por este Consejo General conforme a los más altos estándares internacionales en materia de auditoría", dijo el pasado 6 de febrero.

Por su parte, el catedrático de la UAM consideró que es necesario revisar las normas de fiscalización vigentes. En su opinión, éstas pueden permitir que un partido distribuya el gasto de un candidato entre varios, a fin de evitar rebasar el tope de erogaciones fijado. 

La izquierda argumenta que con esa estrategia el PRI evitó que Peña Nieto incurriera en gastos excesivos de campaña, en tanto los priistas aseguran que la medida es legal.

"Es muy clara la postura que ha asumido la izquierda en los últimos procesos electorales. Cuando no les favorecen las resoluciones, plantean reformar todo. (...) En el partido no tenemos ningún problema en que se revisen las normas", dijo Hernández Fraguas.

En su sesión del 6 de febrero, el IFE devolvió el dictamen de 2012 a la Unidad de Fiscalización para que explique los criterios que usó para elaborarlo. El documento será discutido a principios de julio próximo, junto con la revisión de los informes de gastos de los candidatos a diputados y senadores.

Ahora ve