Díaz de la Torre, la 'pieza' que llega al tablero de control del SNTE

El profesor elegido como nuevo dirigente del magisterio ha expresado su lealtad hacia Elba Esther Gordillo, acusada por desvío de recursos
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El profesor Juan Díaz de la Torre, quien un día después de la aprehensión de Elba Esther Gordillo confirmó su lealtad, cariño y solidaridad por la exdirigente magisterial acusada por delincuencia organizada, es el cuarto dirigente en la historia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el más poderoso de América Latina.

“Le ratificamos nuestra lealtad, nuestro cariño y nuestra solidaridad… confiamos en la maestra Elba Esther Gordillo, y esperamos justicia”, dijo Díaz de la Torre, durante una reunión celebrada en Guadalajara, Jalisco, el 27 de febrero.

Antes, en junio de 2011, cuando lo eligieron como secretario general del SNTE, Díaz de la Torre se refirió a Gordillo como una “extraordinaria dirigente”, y un referente de la agenda educativa.

Identificado como un hombre cercano a la exlíder magisterial, Díaz de la Torre inició su participación sindical a inicios de la década de los años 80, cuando se integró en Jalisco a la Sección 16 del SNTE.

En ese sindicato, ha desempeñado los cargos de secretario particular del secretario general y el de secretario general, que mantiene hasta ahora. De acuerdo con un curriculum, que aparece en la web del SNTE, es un “profesor normalista titulado”, que estudió en la Escuela Normal del estado de Jalisco.

Dio clases entre 1973 y 1989, en escuelas primarias y secundarias del estado de Jalisco.

Su formación académica incluye una maestría en Pedagogía, un diplomado en Gerencia Pública, y un seminario sobre los procesos de integración política-económica de la Unión Europea, en la Universidad Complutense de Madrid.

De 1995 a 1996, trabajó en la delegación Coyoacán, del Distrito Federal, como subdelegado de Participación Ciudadana, y subdelegado de servicios urbanos.

El SNTE, que nació en 1943, ha tenido cuatro dirigentes, incluyendo a Díaz de la Torre. El primero de ellos fue Luis Chávez Orozco. En 1974 fue elegido el priista Carlos Jonguitud Barrios. En 1989, durante el mandato de Carlos Salinas de Gortari, lo relevó Gordillo.

En el discurso que dio este jueves, después de que lo eligieran como líder del SNTE, Díaz de la Torre habló sobre algunos de los retos del grupo magisterial que representa, tras la detención de Gordillo.

Dijo que una de las responsabilidades de los profesores es diferenciarse de algunos de sus compañeros que “transitan por una ruta que afecta” al servicio educativo.

En otro momento mencionó que es un momento histórico en la vida del sindicato, “que pone en el centro de nuestras decisiones no protagonismos personales, ni satisfacción de egos de ninguno de nosotros”.

De acuerdo con el experto en educación en México, Hugo Aboites, el proceso de designación de Díaz de la Torre  es similar al que llevó a Gordillo a encabezar el SNTE.

Díaz de la Torre ha sido el brazo derecho de la profesora que llevaba 20 años al frente del sindicato, y contó con el presidente Enrique Peña Nieto, explicó Aboites, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco.

Gordillo también era el brazo derecho de su antecesor, Carlos Jonguitud Barrios, y en aquel entonces le dio su “bendición” quien era presidente, Carlos Salinas de Gortari, apuntó el especialista.

Con la designación de Díaz de la Torre, opinó Aboites, “el SNTE aceptará la reforma educativa”, porque a su parecer “es una dirección muy débil, plegada a la voluntad presidencial y eso significa que no habrá defensa para los trabajadores de la educación”.

Díaz de la Torre, como nuevo líder del SNTE, dijo este jueves que, en la coyuntura de la Reforma Educativa, “que el país requiere y que nosotros avalamos”, es necesario impulsar otra reforma, al sistema de escuelas normales, que son las formadoras de docentes en México.

Encarcelar a Elba Esther fue “mover un obstáculo que no se movía abiertamente para la reforma educativa, que titubeaba”, opinó Aboites. Ahora Díaz de la Torre tendrá que demostrar “lealtad”, si no quiere que le pase lo que a su exdirigente. O también puede demostrar mayor astucia que Elba Esther.

Es como un juego de ajedrez “La reina ya no es útil, hay que sustituirla por un caballo”, comentó el doctor en educación, por la Universidad de Harvard.

Con información de Olga Rosario Avendaño

Ahora ve