Supuestas víctimas de pederastia eran "muchachos", no niños, dice Rivera

El arzobispo acusado de encubrir al sacerdote Nicolás Aguilar dijo en 2007 que entendía por "muchachos" hombres de entre 18 y 30 años
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

En agosto de 2007, cuestionado por autoridades estadounidenses sobre la presencia de menores en la recámara del sacerdote Nicolás Aguilar Rivera, el arzobispo Norberto Rivera Carrera negó el encubrimiento del presunto pederasta; Rivera dijo que el reporte por el que se enteró del hecho solo hablaba de “muchachos”, un término que adjudicó a hombres de entre 18 y 30 años.

“No conocía este documento, lo repito, no habla de niños, habla de muchachos; y muchachos, ordinariamente, se entiende la expresión que son muchachos de 18 a 30 años. Aquí no veo que hable de niños, o por lo menos no alcancé a registrarlo”, dijo el arzobispo primado de México en 2007, según un video de su comparecencia presentado este miércoles por la periodista Carmen Aristegui.

El episodio al que se refería Rivera era un ataque contra Nicolás Aguilar ocurrido en 1986 en Tehuacán, Puebla. Según el cardenal, que entonces dirigía la diócesis local, la única referencia de pederastia en el caso fue la declaración de una policía local que halló “rastros de homosexualidad” en el lugar por la presencia de los “muchachos”.

Tras el incidente, Nicolás Aguilar se trasladó a Los Ángeles, Estados Unidos, donde fue recibido por el líder de esa congregación, el obispo Roger Mahony, y donde enfrentaría al menos dos acusaciones más de abuso contra menores que lo harían regresar a México.

Hasta 2007, cuando compareció por el caso Aguilar ante la justicia estadounidense, Norberto Rivera nunca ordenó una investigación sobre lo ocurrido en Tehuacán, según una declaración videograbada del cardenal revelada el martes por Aristegui.

Nicolás Aguilar Rivera fue retirado de sus deberes en 2009 por el Vaticano, que aprobó remover su “estado clerical, por ser un sacerdote que ha estado acusado de abuso sexual a menores en México y Estados Unidos".

En tanto, Norberto Rivera fue acusado formalmente por encubrir los abusos sexuales de Aguilar en una demanda interpuesta en julio de 2012 ante una corte federal de Los Ángeles. Su presunto cómplice en el encubrimiento, Roger Mahony, enfrentará cargos por el caso en abril de 2013, en un proceso en el que también se podría probar la responsabilidad de Rivera, dijo este miércoles el abogado Jeff Anderson.

“Creo que el cardenal Rivera debe ser acusado por crímenes contra la humanidad por permitir la violación sistemática de niños en México y algún día eso ocurrirá”, dijo Anderson, quien ha representado a víctimas de abusos de clérigos, en entrevista con Aristegui.

Para Anderson, los abusos de Nicolás Aguilar son solo uno de varios casos en los que las máximas autoridades de la Iglesia católica encubrieron a pederastas durante el pontificado de Benedicto XVI, que terminó este jueves. “Creo que es muy posible que Joseph Ratzinger, el papa Benedicto, pueda ser enjuiciado y acusado ante la a Corte Internacional por crímenes contra la humanidad”, dijo, refiriéndose a los abusos.

El abogado consideró que la ruta legal para un juicio contra Benedicto XVI inició con una demanda presentada en septiembre de 2011 ante fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI), de forma conjunta por el Centro de Derechos Constitucionales —una organización de derechos humanos en EU— y la Red de Sobrevivientes de Abusados por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés).

La demanda está dirigida contra la cúpula del Vaticano, incluyendo a Benedicto XVI y los dos últimos secretarios de Estado (Angelo Sodano y Tarcisio Bertone), y agrupa a víctimas de Estados Unidos, Alemania, Bélgica y Holanda. Como evidencias, los abogados entregaron 40,000 documentos "demostrando el encubrimiento", añadió Anderson.

Este jueves, el Centro de Derechos Constitucionales presentó un nuevo reporte sobre el caso ante el Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Niños, en el incluye más documentos sobre “la crisis de abuso sexual en la Iglesia católica”. El organismo detalló que las autoridades del Vaticano deberán comparecer ante el comité investigador de la ONU en junio próximo, durante una reunión en Ginebra, Suiza.

Ahora ve