Estoy absolutamente tranquilo, dice el líder petrolero, Romero Deschamps

El líder del sindicato petrolero dijo que no tienen fundamento las acusaciones en su contra por presuntas irregularidades
El proceso contra Elba Esther Gordillo
/
| Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Las preguntas cayeron sobre Carlos Romero Deschamps, líder del sindicato de trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), poco antes del inicio de la sesión de este martes en el Senado.

“¿Cómo ve esta situación que está ocurriendo con el sindicalismo, la situación que está viviendo la profesora Elba Esther Gordillo?”, dijo un reportero.

“Creo que no es un tema del sindicalismo, es un tema personal, esa es mi opinión”, respondió el líder del sindicato petrolero, en sus primeras declaraciones sobre el proceso contra la exdirigente magisterial, detenida hace una semana por presuntamente desviar a cuentas personales unos 2,600 millones de pesos del sindicato de profesores. 

Desde la captura de Gordillo, políticos de la oposición han exigido al gobierno de Enrique Peña Nieto, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que investigue a otros líderes sindicales, entre ellos Romero Deschamps, senador priista en la actual Legislatura.

“¿Usted está tranquilo, hay cuentas claras en el sindicato petrolero?”, insistió la prensa este martes. 

“Absolutamente”, dijo el legislador, quien no suele hablar ante los medios. “Yo quisiera decirles que tan tranquilos estamos, que en octubre celebramos nuestra convención ordinaria, en donde participaron representantes de todos los trabajadores sindicalizados del país, rendimos nuestros informes de trabajo, nuestros informes financieros. Todos fueron aprobados”. 

El tema de la transparencia en los sindicatos fue tocado más tarde durante la sesión, en la que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), principal fuerza de la izquierda, propuso que se obligue a los líderes gremiales a rendir cuentas periódicamente a sus agremiados. 

Al respecto, Romero Deschamps afirmó que no tiene “ningún problema” con el manejo de los fondos del sindicato de Pemex. 

“¿Tiene Carlos Romero Deschamps las manos limpias”, le preguntaron. 

“Sí, señor, así es”, respondió. 

“¿Así de claro?” 

“Así de claro”, subrayó. 

El líder de la bancada del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, respaldó la semana pasada a los dirigentes sindicales que militan en el priismo. “No tienen nada que temer”, señaló el miércoles, y llamó a que quien los acusa de corrupción presente pruebas de sus señalamientos. 

Romero Deschamps se pronunció este martes en el mismo sentido.

“Todo esto que se habla del gasto de su familia, de algunos millones, un auto. ¿Todo esto es guerra sucia, son mitos, son leyendas o es cierto todo?”, le preguntaron. 

“Por supuesto que no, pero quisiera que, con todo respeto, me evitaran hablar del tema”, respondió. 

“Pero es una de las críticas que más se le…”

“Es una de las críticas, pero para nosotros no tiene fundamento. Insisto, permítanme no opinar sobre el tema. Yo les respondo como dirigente sindical y como senador de la República que soy, con mucho gusto”, dijo, antes de dirigirse a su escaño.

Algunas fotografías de Paulina Romero, hija del líder petrolero, aparecieron en 2012 en la portada del diario nacional Reforma. En ellas se le observaba viajando en un jet privado en Asia y en otras regiones, acompañada por sus perros.

Las fotos fueron supuestamente obtenidas de la página de Facebook de la hija de Romero Deschamps. En las imágenes también se apreciaban bolsos de marcas exclusivas y sus vacaciones en un yate de lujo.

En febrero pasado, el semanario Proceso dio a conocer que Romero Deschamps le regaló a su hijo José Carlos Romero un auto Enzo Ferrari valorado en dos millones de dólares.

En 2003, el Instituto Federal Electoral (IFE) documentó que el sindicato de Petróleos Mexicanos, cuando él ya era dirigente, desvió 500 millones de pesos a la campaña presidencial del priista Francisco Labastida en el 2000.

Este martes, Romero Deschamps permaneció en el salón del pleno poco más de la mitad de la sesión —alrededor de dos horas y media—, un periodo mayor del que suele quedarse, según personal del Senado.

Aunque ha sido legislador en otros periodos, tampoco acostumbra intervenir en tribuna. En la actual Legislatura, que comenzó en septiembre, no ha hablado desde ahí una sola vez.

Cuestionado sobre la situación de otros líderes sindicales, el secretario de Trabajo, Alfonso Navarreta Prida, rechazó este martes en rueda de prensa que el gobierno de Peña Nieto vaya a iniciar una “cacería de brujas” contra los dirigentes gremiales.

Los partidos de oposición, por su parte, advierten que seguirán exigiendo a Peña Nieto que actúe contra todos los presuntos casos de corrupción.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tras la detención de Gordillo, el presidente Peña Nieto dijo el 27 de febrero que “los recursos de los sindicatos son de sus agremiados, y no de sus dirigentes”.

“Deben utilizarse en beneficio de los propios trabajadores”, afirmó el mandatario priista en cadena nacional.

Ahora ve
Google rinde homenaje a Selena con un Doodle
No te pierdas
×