En 100 días, ¿qué ha hecho Peña Nieto con sus promesas de campaña?

El presidente tiene 266 compromisos por cumplir, según firmó ante notario público. En esta primera etapa de su gobierno así fue como avanzó
Tania L. Montalvo
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Sólo dos de los 266 compromisos que Enrique Peña Nieto firmó ante notario público durante su campaña presidencial en 2012 han sido cumplidos en su totalidad en los primeros 100 días de su gobierno. Para concretar el resto, el mandatario ha emprendido diversos programas con los que espera dar resultados en los próximos seis años.

El 1 de marzo pasado, el priista cumplió el primer compromiso estatal, es decir, 90 días después de haber rendido protesta como presidente de México.

El mandatario visitó Morelos, en el centro del país, para entregar el reencarpetado de la carretera federal Santa Bárbara-Izúcar de Matamoros en el tramo que va de Chalco, Estado de México; a Cuautla, Morelos, con una inversión de 70 millones de pesos.

El otro compromiso que ya cumplió fue uno de los 46 de alcance federal que firmó ante notario público durante la campaña, pues el 11 de enero pasado se concretó la creación del Instituto Nacional del Emprendedor.

En estos primeros 100 días de gobierno, Peña Nieto ha puesto en marcha otros programas para dar cumplimiento a los 266 compromisos que firmó durante su campaña.

Lee: El promesómetro de Enrique Peña Nieto en ADNPolítico

Peña Nieto ha repetido en prácticamente todos sus discursos que los compromisos englobados en seis grandes promesas para el país —recuperar la paz, tener un México incluyente y sin pobreza, generar más empleos, tener educación de calidad, recuperar el liderazgo en el mundo y construir un gobierno eficaz—, serán cumplidos antes de que termine su mandato en 2018.

De los primeros dos que hizo el 30 de marzo de 2012, al iniciar su campaña presidencial, está la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción. El presidente entregó a legisladores en diciembre la iniciativa, que fue aprobada por los diputados y se analiza en el Senado, principalmente por las diferencias entre partidos para elegir a los comisionados que la integrarán.

La segunda promesa fue presentar su declaración patrimonial. En enero pasado lo hizo cuando presentó la lista de bienes que posee; aunque no incluyó el monto de éstos, los que están a nombre de sus dependientes económicos ni los recursos que hay en sus cuentas personales, la ley indica que esos datos seran públicos solo cuando el funcionario así lo apruebe.

Los compromisos ante notario también incluyeron impulsar un proyecto hidrológico nacional para evitar inundacionesen el país. El 14 de enero presentó un proyecto hídrico para lo que llamó la “gestión eficiente del agua”. Con éste, los gobiernos federal, estatales y municipales están obligados a trabajar en coordinación para mejorar la infraestructura contra inundaciones.

En abril de 2012, como candidato, Peña Nieto visitó Tabasco para comprometerse a tener ese plan hídrico, en esa entidad del sureste del país también prometió una reforma energética y fiscal para disminuir las tarifas eléctricas de uso doméstico e industrial.

Apenas el 2 de marzo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), modificó sus estatutos para permitir la inversión privada en Petróleos Mexicanos (Pemex) y la negociación para aplicar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en alimentos y medicinas; principios que podrían ser la base de las reformas energética y hacendaria que prepara Peña Nieto después de los primeros 100 días de su gobierno.

Compromisos contra la pobreza y por la paz

Contra la pobreza alimentaria Peña Nieto tiene 15 compromisos específicos, entre los que se incluye acabar con el hambre. En enero pasado presentó la Cruzada Nacional contra el Hambre, que inició actividades en febrero pasado en la Sierra Tarahumara en Chihuahua, una de las regiones más pobres del país.

La Cruzada está dirigida a 7 millones 400 mil personas en 400 municipios que padecen pobreza extrema y carencia alimentaria severa. 

Contra la pobreza, el presidente también se comprometió a otorgar un seguro de desempleo para trabajadores del sector formal asalariado y que pondría en marcha un programa de seguro de vida para jefas de familia, que garantiza que en caso de fallecer, los hijos tendrán garantizado un ingreso monetario y se les otorgará una beca hasta que concluyan la universidad.

En el Presupuesto Federal de Egresos 2013, para ese seguro está contemplado un monto de 400 millones de pesos que deberán ser ejercidos a partir de este año por la Secretaría de Desarrollo Social.

Para alcanzar un “México en paz”, aún siendo candidato, Peña Nieto se comprometió a reajustar la estrategia de seguridad, conservando a la policía federal, ejército y marina en las calles hasta que hubiera condiciones para que volvieran a los cuarteles.

Para cumplirlo, Peña Nieto presentó en diciembre una política de seguridad regionalizada en la que el país se divide en cinco zonas para implementar la estrategia contra la violencia según las necesidades de cada estado y de la actuación de los grupos criminales.

El presidente dijo también que las fuerzas federales permanecerían en las calles hasta que estuvieran garantizadas las condiciones de seguridad y anunció la creación de una Gendarmería Nacional cuyos integrantes comenzaron a ser reclutados en enero pasado y estarán operando en 2015 en los municipios con los más altos índices de violencia.

En Chiapas, Peña Nieto dijo el 31 de marzo de 2012 que uno de sus primeros compromisos firmados ante notario sería “para que México tenga una educación digna”.

Sin especificar cómo se medirá el que haya o no cumplido con la promesa, nueve meses después, en una de sus primeras acciones de gobierno, presentó la iniciativa de reforma educativa para que la evaluación a profesores sea obligatoria y la base para obtener y conservar plazas de trabajo o ser promovidos a puestos directivos.

La iniciativa también contempla la ampliación del actual programa de Escuelas de Tiempo Completo con la creación de 40,000 planteles con jornadas educativas de entre seis y ocho horas; lo que fue otra de las promesas de campaña de Peña Nieto.

Esta reforma fue aprobada por el Congreso y promulgada el 25 de febrero. Un día después, la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado (SNTE), Elba Esther Gordillo, —opositora a la reforma— fue detenida por presunto desvío de recursos y delincuencia organizada. 

 

Las que faltan

La estrategia de firmar las promesas de campaña ante notario público surgió en 2005 en la batalla por ganar la gubernatura del Estado de México, en donde Peña Nieto, como candidato del PRI, usó el lema “te lo firmo y te lo cumplo”.

El Partido Acción Nacional (PAN) denunció que el exgobernador no cumplió con sus compromisos y lanzó la campaña “Peña no cumple”, en la que enlistaron cientos de obras inconclusas que el exgobernador presentó como terminadas. Peña Nieto y su partido, el Revolucionario Institucional (PRI) siempre negaron los señalamientos y la denuncia panista no trascendió.

Ahora desde la Presidencia, todavía hay varios compromisos en los que no se ha comenzado a trabajar.

Por ejemplo, en mayo pasado, Peña firmó en San Luis Potosí que entregaría vales de medicinas para canjear en farmacias privadas cuando en el sistema nacional de salud pública no haya medicamentos, aunque no dio fechas para ponerlo en marcha ni quiénes serían los beneficiarios.

Durante su sexenio, el presidente también se comprometió a crear 32 unidades deportivas, una por cada entidad; un Sistema Nacional de Olimpiadas interescolares; un programa nacional para capacitar entrenadores deportivos y la organización de eventos “internacionales de trascendencia”.

El próximo 30 de abril se cumplirá un año del “compromiso con la infancia” que hizo Peña Nieto con los niños del país, al asegurar que tendría un programa sexenal para entregar una computadora laptop con acceso a internet a todos los estudiantes de quinto y sexto de primaria.

En los últimos ocho años, con la estrategia de firmar ante notario público, Enrique Peña Nieto ha pasado del lema “te lo firmo y te lo cumplo” de la campaña de 2005 en el Estado de México a un “tu sabes que voy a cumplir” que utilizó en los comicios presidenciales de 2012, para promover en estos primeros 100 días de gobierno que cumpliendo con sus compromisos busca “Mover a México” desde la presidencia.

Para cumplir los 266 compromisos, el presidente deberá concretar al menos 44 cada año de su sexenio en promedio y contra con el apoyo del congreso.

Ahora ve
No te pierdas