Un empresario poblano 'limita' las expresiones homofóbicas en México

Armando Prida Huerta aseguró que el éxito de su demanda no limita la libertad de expresión, pero sí los insultos y abusos homofóbicos
La SCJN limita las expresiones homofóbicas
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Armando Prida Huerta, un empresario de medios de comunicación del estado de Puebla nunca pensó que la demanda que presentó por “daño moral” contra un columnista tendría una repercusión en todo el país.

Prida demandó en 2009 al columnista Enrique Núñez, del diario Intolerancia, quien en un texto utilizó las expresiones “maricón” y “puñal” para referirse a Alejandro Manjarrez, un periodista de Síntesis, medio propiedad de Prida.

El caso fue atraído por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual resolvió el 8 de marzo que las expresiones “maricones” y “puñal”, son legalmente discriminatorias, aunque se argumente supuesta libertad de expresión.

“No esperaba que la denuncia alcanzara  tal dimensión (…) Estoy profundamente contento”, dijo Prida, dueño del diario Síntesis de Puebla, en entrevista telefónica.

 “Con una resolución como esta se evitará que en los medios de comunicación se ataque a una persona y beneficiará profundamente en el futuro precisamente a todas esas personas que por su preferencia sexual o supuestamente preferencia sexual, por una imagen, se le abuse con un lenguaje que es agresivo”, dijo a el empresario a CNNMéxico.

El origen de la demanda

Enrique Núñez, del diario Intolerancia, de Puebla, escribió que Prida había declarado la guerra a los medios de comunicación que estaban en su contra.

“Columnas viejas, libros pagados, escritores pagados y columnistas maricones son los que Síntesis utilizó para una guerra que de antemano estaba perdida”, escribió Núñez en la columna Contracara.

“Sin duda, (Alejandro) Manjarrez –columnista de Síntesis– definió los atributos que no debe tener un columnista: ser lambiscón, inútil y puñal”, remataba el texto.

El columnista precisa que en los calificativos se refiere a Manjarrez, un columnista del diario Síntesis, pero el dueño del periódico presentó la demanda por daño moral.

Ésta fue desestimada por los tribunales, por lo que presentó ante la SCJN un recurso de revisión.

Los ministros de la Primera Sala resolvieron que las expresiones “maricones” o “puñal” son ofensas discriminatorias que no pueden ser resguardadas por la libertad de expresión que consagra la Constitución en su artículo sexto.

“(La resolución) es profundamente beneficiosa para una sociedad ávida de valores, de respeto, de armonía y de buena convivencia”, dijo Prida.

Agregó que esto “servirá como un acotamiento” para cuidar el control de las palabras y no una limitante a la libertad de expresión.

“La libertad de expresión no tiene límites, lo que tiene límites son los ilícitos, los abusos, los insultos”, dijo Prida a CNNMéxico.

Prida fundó a los 23 años su primera empresa dedicada a las artes gráficas (1971) y en 1992 fundó el diario Síntesis.

Un día después de la resolución de la Corte, el 7 de marzo, Núñez respondió a través de su columna Contracara que es “inexplicable” que el proyecto del ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, someta a consideración de sus compañeros “la supuesta homofobia contenida en mi texto”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Si bien es cierto que los términos fueron utilizados, éstos tenían otros destinatarios ajenos al dueño de Síntesis, por lo que es inaplicable el supuesto del daño moral en contra de una persona a la que nunca se le adjudicaron esos calificativos”, escribió el columnista.

Agrega que Prida actuó por derecho propio y no en representación de quienes pudieran sentirse aludidos, lo cual “deja sin efecto si demanda por el supuesto daño moral”.

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×