"Pensé que había sido una bomba", dicen habitantes de Nativitas, Tlaxcala

Así vivieron habitantes del municipio de Tlaxcala la explosión que causó la muerte de 16 personas y causó decenas de heridos
tlaxcala explosión 3
Autor: Elvia Cruz | Otra fuente: CNNMéxico

Esperanza Salazar Cabrera regresaba de la tienda, a dos calles de su casa, cuando el ruido causado por una explosión de juegos pirotécnicos la llevó a protegerse detrás de una pared. 

Cuando pasó el estallido unos minutos después, se asomó para ver qué había pasado. “(Había) algunos ya sin brazos, sin piernas, otros totalmente abiertos, mucha gente ensangrentada, todos lloraban”, dijo la mujer de 45 años a CNNMéxico. 

Salazar fue una de las habitantes de Nativitas, Tlaxcala, que estuvieron cerca de la explosión de pirotecnia que este viernes causó la muerte de al menos 16 personas y heridas a decenas. El incidente se produjo durante una procesión religiosa en la que participaban unos 200 feligreses, según Salazar. 

“Es lo más feo que yo he visto en mi vida. Nunca me esperé ver algo así. Nosotros vendemos tortillas. En ese momento yo fui a la tienda a cambiar un billete, y vi la procesión que venía, y sí venía harta (mucha) gente”, dijo. 

El estallido comenzó luego de que un cohete explotó en medio de otros que se encontraban en el lugar, informaron las autoridades locales. 

La pirotecnia sería utilizada durante la procesión del barrio de Jesús Tepactepec a la cabecera municipal, con motivo de la fiesta de Jesús de los Tres Caminos, patrono de la localidad. 

“Aquí ya quedamos, pensé”

Guadalupe Cabrera Mejía, madre de Esperanza Salazar Cabrera, estaba en su casa cuando ocurrió el incidente.

“Escuché tan fuerte los tronidos que lo primero que pensé fue que había estallado una bomba. ‘Aquí ya quedamos, Dios mío’, pensé”, contó la mujer de 62 años. 

Su primera reacción fue cerrar las llaves de los tanques de gas que tiene en casa. También recordó que su hija seguía en la calle y revisó que sus dos nietos, que la acompañaban, estuvieran bien.

“Como se puede ver, hasta en mi patio cayeron pedazos de ropa de esa pobre gente (las víctimas)”, dijo. 

Como otras viviendas del barrio, su casa registró daños en puertas, paredes y vidrios, una situación por la que Cabrera piensa acudir ante las autoridades del municipio para que la ayuden con los gastos de reparación. 

“Mínimo que nos apoyen con el portón, por seguridad, porque mientras, se queda así”, dijo el viernes.

El barrio afectado 

Tlaxcala es uno de los estados más pequeños de México, con solo 1 millón 100,000 habitantes. De ellos, apenas 23,000 viven en Nativitas. 

El área afectada por la explosión abarca dos calles del barrio de Jesús Tepactepec, sobre las que fuerzas de seguridad colocaron cartulinas que indican el sitio donde quedaron las víctimas. En el lugar murieron nueve personas y siete más en hospitales. 

Sombreros, gorras, zapatos y pedazos de ropa estaban esparcidos por el lugar hasta la tarde del viernes.

Pobladores dijeron a CNNMéxico que hay manchas de sangre en calles y muros y que algunas personas fueron arrojadas varios metros por el estallido. 

“Hay pedazos de carne humana”, comentó María González, una de las vecinas que se acercaron a observar el operativo montado por las fuerzas de seguridad.

Al menos tres vehículos estacionados en la zona resultaron dañados. Uno de ellos quedó parcialmente calcinado. 

Soldados, marinos, policías federales y locales vigilan el lugar y restringieron el paso durante horas. Mientras, hasta este sábado permanecían en el hospital unos 70 heridos y autoridades locales y federales trabajaban en la atención de la zona siniestrada.

Ahora ve
No te pierdas