El Memorial a las Víctimas, la última obra de Calderón, abre este viernes

El monumento que rechaza el Movimiento por la Paz estará abierto al público a partir de este viernes
El Memorial de Víctimas tiene un avance del 35%
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Cuatro meses después de que el gobierno panista de Felipe Calderón (2006 2012) concluyó la construcción del Memorial a las Víctimas de la Violencia en México, el monumento en el Distrito Federal será inaugurado este viernes, ya con el priista Enrique Peña Nieto en la presidencia.

El 30 de noviembre de 2012, el último día de la administración de Calderón, la Secretaría de Gobernación (Segob) informó que había entregado “de manera simbólica” el Memorial a las organizaciones ciudadanas que convocaron a su edificación.

Pero ni la Segob ni los grupos  civiles precisaron cuándo sería la fecha de su inauguración al público.

Leer: La construcción del Memorial de las Víctimas divide a defensores sociales

Con el paso del tiempo, sin que el Memorial se abriera a la ciudadanía, activistas y autores del proyecto que tuvo un costo de al menos 30 millones de pesos reclamaron que la obra estuviera abandonada. 

Algunos inconformes incluso acudieron a la zona de la obra para realizar pintas, colocar flores para recordar a las víctimas de la violencia, y pedir que se abra el espacio.

Hasta el pasado 3 de abril, la subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón, informó que el Memorial de Víctimas será inaugurado este viernes a las 11:00 horas.

"Es un monumento a la violencia"

El Memorial de Víctimas ha enfrentado el rechazo del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), encabezado por el poeta Javier Sicilia, así como de otros activistas.

Leer: Bordadoras por la paz, en busca de justicia con hilo y tela

Sicilia lo califica como un “monumento a la violencia”, enfocado en tapar “el reguero de sangre” que a su juicio provocó la Estrategia Nacional de Seguridad que implementó Calderón desde 2006.

El activista en contra del secuestro Eduardo Gallo ha dicho en entrevistas que esa obra responde más a fines políticos.

Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, dijo el 15 de febrero pasado que unas 70,000 personas murieron como consecuencia de enfrentamientos entre bandas de crimen organizado, y de esos grupos contra las fuerzas de seguridad, durante el gobierno de Calderón.

Ubicación polémica

La idea del Memorial llegó a Felipe Calderón en 2010. En ese año, al recibir el Premio Nacional de Derechos Humanos, la activista Isabel Miranda de Wallace le solicitó un espacio para recordar a las víctimas.

Leer: El Senado avala ley que amplía los derechos de las víctimas de violencia

Meses después, Sicilia y el MPJD insistieron al mandatario en que era necesario impulsar el Memorial. Calderón se comprometió a llevarlo cabo. El gobierno federal otorgó recursos por hasta 30 millones de pesos y cedió un terreno de 13,864 metros cuadrados.

Desde ese momento, el Movimiento por la Paz objetó que el espacio estuviera ubicado a un costado del Campo Marte, una instalación del Ejército, que ha recibido críticas por varios casos de violaciones a los derechos humanos.

Al tema de la ubicación del Memorial se sumó la petición del Movimiento por la Paz para que, antes de levantar la obra, se realizara una consulta con diversos sectores de la sociedad y un censo para registrar el nombre de las víctimas de la violencia.

Ante la negativa para cumplir con esas exigencias, el MPJD se retiró de la mesa de negociación.

Las organizaciones civiles Alto al Secuestro, de Miranda de Wallace; Fundación Camino a Casa, de Patricia Prado, y México SOS, de Fernando Martí, siguieron colaborando.

El Memorial está conformado por 15 muros de acero compuesto, entre uno oxidado con uno reflejante, “para que toda la gente se pueda ver reflejada que podemos ser víctimas en cualquier momento y de cualquier delito”, mencionó en entrevista Miranda de Wallace.

El Movimiento por la Paz indicó en agosto pasado que buscaría la construcción de un memorial alterno.

La Estela de Luz, ¿otro memorial?

El martes pasado, el Movimiento por la Paz e integrantes de la sociedad civil comenzaron a recolectar firmas para pedir que el presidente Peña Nieto convierta a la Estela de Luz en un memorial para las víctimas de la violencia.

Originalmente, el monumento ubicado en el centro de la Ciudad de México fue construido como parte de los festejos del Bicentenario de la Independencia pero ha sido utilizado como un punto de reunión para protestas y eventos culturales. 

La Estela se entregó en enero de 2012, más de 15 meses después de la fecha prevista originalmente. La Auditoría Superior de la Federación (ASF) indicó en marzo pasado que el costo de la Estela superó en un 192% lo que se había presupuestado originalmente. 

Miranda de Wallace defiende el proyecto

La activista Miranda de Wallace indicó en 2012 que la obra que colinda con Paseo de la Reforma y  Periférico, en el Distrito Federal, sí incluirá el nombre de las víctimas.

“Todas las personas que quieran ir a anotar el nombre de su víctima lo pueden ir a hacer. Nosotros, como no tenemos ese listado (del total de víctimas de la violencia en el sexenio), ni creo que nadie lo tenga, cada quien es libre de ir y poner, en esas placas, el nombre de su víctima, y eso es lo que se va a permitir”, expresó.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una entrevista con Milenio Televisión el 3 de abril, dijo que la obra es un espacio de reflexión “de todos los mexicanos”, que está diseñado “perfectamente desde el punto de vista de tanatología, para sacar primero el coraje de las víctimas, luego llegar al perdón, a la reconciliación y a la paz”.

También dijo que firmaría la petición para convertir a la Estela de Luz en un memorial.

Ahora ve
¿Quién pagará los honorarios de los abogados de ‘El Chapo’?
No te pierdas
×