Magisterio y policía comunitaria con armas marchan la capital de Guerrero

Un grupo civil armado entró a la capital del estado para exigir al gobierno de Ángel Aguirre la libertad de uno de sus integrantes
| Otra fuente: CNNMéxico

El conflicto magisterial en Guerrero se combinó este lunes con exigencias de la policía comunitaria del municipio de Tixtla, cuyos integrantes ingresaron armados por primera vez a Chilpancingo, capital del estado, para exigir la libertad de uno de sus “comandantes” y de un profesor detenido el fin de semana en el operativo para liberar la Autopista del Sol.

El “comandante” Nahúm Santos Bartolo fue detenido la noche del domingo por elementos del Ejército debido a que portaba un arma de fuego. Esto, al salir de una asamblea del sector magisterial disidente, ya que también es profesor.

La detención ha sido considerada por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (Ceteg) como una agresión al gremio magisterial, por lo que se unieron ambos grupos para exigir su liberación, a la cual cedió el gobierno la tarde de este lunes.

Sin embargo, la presión aumentó cuando el grupo civil armado y los profesores se apostaron en el edificio donde permanece detenido el profesor Martín Durán Torres, detenido en la Autopista del Sol el fin de semana.

Algunos manifestantes ingresaron hasta las oficinas del Juzgado donde Durán Torres rindió su declaración y tomaron la plaza Primer Congreso de Anáhuac, en el zócalo de Chilpancingo.

Al menos 100 elementos armados de la policía comunitaria de El Troncón, del municipio de Tixtla marcharon este lunes para exigir la libertad de sus dos compañeros.

En el acceso de la capital del estado los esperaba un contingente de unos 2,000 maestros de la Ceteg como muestra de apoyo para exigir la liberación del “comandante” de la policía comunitaria de la Coordinadora de Autoridades Regionales (Crac), Nahúm Santos Bartolo.

A la entrada de la capital del estado se había instalado un retén militar y elementos de la Policía Preventiva Estatal, quienes impidieron por unas horas que ingresara el grupo de manifestantes hasta al centro de Chilpancingo, y después de una negociación y diálogo, el gobierno de Guerrero decidió  liberar al “comandante” comunitario.

El director de Gobernación en Guerrero, Moisés Alcaraz Jiménez, atendió a los manifestantes, acudió hasta la delegación de la PGR para liberar a Santos Bartolo, quien fue entregado a los policías comunitarios.

Esta es la primera vez que integrantes de policías comunitarias armados ingresan a la capital del estado, Chilpancingo. A diferencia de los grupos de autodefensa que han surgido desde enero pasado, las policías comunitarias cuentan con un reconocimiento del gobierno estatal desde 1995.

Sin embargo, sus integrantes tienen prohibido portar armas de fuego fuera de su jurisdicción. La Crac está presente en 77 comunidades ubicadas en las regiones de la en la montaña alta y la Costa Chica de Guerrero.

Alrededor de las 20 horas (local) de este lunes, las protestas concluyeron en el centro de Chilpancingo. En los actos, algunos profesores dañaron con pintura dos patrullas. 

En un comunicado, el gobierno del estado informó que Santos Bartolo fue detenido el domingo por portar un arma de uso exclusivo del Ejército, y que este lunes un juez determinó fijarle caución de ley para su liberación.

El conflicto en aumento

Durante dos semanas, integrantes de la Ceteg bloquearon en tres ocasiones la Autopista del Sol, principal carretera que conecta el puerto turístico de Acapulco con la Ciudad de México.

El hecho afectó al sector turístico de Guerrero y a miles de paseantes, ya que coincidió con la temporada vacacional de Semana Santa.

Durante el tercer bloqueo, registrado el viernes, el gobierno federal instruyó la liberación de la autopista y tres personas resultaron detenidas. Hasta la tarde de este lunes solo Durán permanecía detenido.

El sector magisterial ha protestado en contra de la reforma educativa que impulsa el gobierno federal, aprobada por el Congreso y que entró en vigor en febrero pasado.

Integrantes del sector magisterial de Guerrero, Michoacán, Oaxaca, y otros estados marcharon el jueves pasado a la capital del país para exigir que se respeten los derechos laborales de los profesores.

Los manifestantes consideran que el sistema de evaluación de los profesores que incluye la reforma educativa pone en riesgo sus plazas, pues solamente los mejores evaluados podrán dar clases.

El gobierno federal ha dicho que no permitirán amenazas que atenten contra la reforma educativa.

Los gobiernos estatales de Ángel Aguirre, en Guerrero, y de Gabino Cué, en Oaxaca, han presentado propuestas de reforma para que sus estados cuenten con su propio sistema de evaluación, lo cual ha sido criticado por legisladores federales como una "contrareforma".

Laura Reyes contribuyó a este reporte

Ahora ve
No te pierdas