Michoacán en problemas: conflictos internos, deuda y gobernador enfermo

El priista Fausto Vallejo anunció que se ausentará del cargo por segunda vez en poco más de un mes para ser sometido a una cirugía
  • A+A-
Autor: Javier Magaña | Otra fuente: CNNMéxico

El gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo, informó esta semana que se ausentará del cargo por segunda vez en poco más de un mes debido a problemas de salud. Su ausencia ha causado protestas por la falta de claridad en los reportes sobre su condición física y porque, según los partidos de oposición, puede dificultar la atención de los conflictos de la entidad.

Aunque Vallejo se mantiene activo informando en Twitter de las acciones de su gobierno, sus opositores exigen que aclare si está o no en posibilidades de atender los problemas de Michoacán, una de las entidades más conflictivas del país por la inseguridad, la deuda pública y protestas sociales.

El vocero gubernamental, Julio César Castillo, negó la semana pasada que Vallejo padezca una enfermedad terminal y aseguró que podrá retomar sus tareas.

"No hay un diagnóstico de enfermedad terminal, por fortuna. No hay una enfermedad crónica degenerativa, que descartamos desde el principio que fuera cáncer. Está confirmado por estos diagnósticos (médicos)", dijo el portavoz.

"Un asunto personal"

Vallejo, postulado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se ausentó por primera vez el 7 de marzo para realizarse estudios médicos en la Ciudad de México.

El gobernador, de 63 años, declaró en un mensaje en la televisión local que tenía complicaciones por una hernia. Desde esa fecha, tanto él como el secretario de Gobierno, Jesús Reyna, han evitado dar detalles sobre sus padecimientos.

Vallejo retomó labores 12 días después, y tras un acto público, se negó a responder preguntas sobre su estado de salud diciendo que es "un asunto personal".

Desde entonces solo ha hecho cuatro apariciones públicas y, este miércoles anunció que volverá a ausentarse porque será sometido a una cirugía "sobre un órgano que está afectando a los demás órganos". Aclaró que después de la operación requerirá "varias semanas de reposo".

El anuncio ocurrió el mismo día que 14 personas murieron en enfrentamientos con fuerzas federales en diferentes puntos del estado. Michoacán —con 4.3 millones de habitantes— es una de las entidades más violentas del país debido a las actividad de grupos del crimen organizado.

Durante los primeros meses del año, pobladores de seis municipios han conformado grupos de autodefensa argumentando que con ellos combatirán a los delincuentes.

Al respecto, el gobernador dijo en marzo que la inseguridad y las policías comunitarias son vigiladas por las autoridades estatales y descartó que generen ingobernabilidad en Michoacán.

"Yo creo que esto ha sido más mediático. Los grupos de autodefensa están en seis municipios, pero mediante el diálogo y asegurándoles la seguridad ellos mismos entran en razonamiento", señaló.

Michoacán también enfrenta protestas de profesores agrupados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que se oponen a la reforma educativa promovida por el gobierno federal y los principales partidos.

Otro problema es la deuda pública de unos 32,000 millones de pesos, que pone en riesgo de quiebra las finanzas locales, según el propio Vallejo.

La oposición exige "información veraz"

Desde que retomó actividades el 19 de marzo, Vallejo ha publicado decenas de mensajes en su cuenta de Twitter para informar de acciones de gobierno como la construcción de caminos rurales o actividades de promoción turística.

A través de la red social también ha recibido varios mensajes de apoyo de otros priistas, entre ellos el dirigente del partido, César Camacho, gobernadores, legisladores y los secretarios de Hacienda, Luis Videgaray, y Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, hombres cercanos al presidente Enrique Peña Nieto.

Los partidos de oposición, en contraste, exigen a Vallejo aclarar cuál es su estado de salud, argumentando que el tema representa un asunto público porque causa inestabilidad en Michoacán.

"Michoacán no se merece un estado sin gobierno. Mi grupo parlamentario en el Congreso del estado pide información veraz, porque en efecto, él tiene derecho a estar enfermo y es su vida privada, pero es un hombre público que gobierna este estado, y este estado merece tener autoridad y merece conocer el estado de salud de los que les toca tomar las decisiones", dijo en marzo la senadora Luisa María Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN).

Calderón —hermana del expresidente Felipe Calderón— compitió contra Vallejo en 2011 por el gobierno de Michoacán. La panista quedó en segundo lugar de la contienda y el priista asumió el cargo en febrero de 2012.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD), que gobernó Michoacán de 2002 a 2012, se sumó a la exigencia de que Vallejo aclare cuál es su estado de salud.

"El Ejecutivo estatal debe ser muy responasble en el manejo de la información, en la oportunidad con la que informen, para no dar pie a vacíos que generen una inestabilidad en la sociedad", señaló en marzo la dirigencia perredista.

Vallejo afirma que no pedirá licencia —lo que le permitiría ausentarse del cargo más de 30 días— y que una vez que se recupere atenderá personalmente los problemas de Michoacán. Mientras tanto, el secretario de Gobierno asumirá sus funciones.

La Constitución de Michoacán señala que el gobernador solo puede renunciar por "causa grave" y que en caso de ausencia absoluta durante sus dos primeros años de mandato, el Congreso local elegirá por mayoría calificada, con voto secreto, a un gobernador interino que deberá convocar a elecciones extraordinarias.

Ahora ve