Jóvenes en Rectoría limpian el edificio de Ciudad Universitaria

Estudiantes de preparatoria pidieron a los encapuchados protestar pero sin dañar la Universidad
La UNAM ratifica la denuncia contra encapuchados
Autor: Tania L. Montalvo | Otra fuente: CNNMéxico

Los encapuchados que realizaron pintas en los cristales del edificio de Rectoría desde que lo tomaron el viernes pasado, comenzaron a borrar sus mensajes este jueves, en respuesta al llamado de un grupo de estudiantes que les pidió "protestar, pero sin dañar a la universidad".

Un grupo de jóvenes acudió esta mañana a la sede de la Rectoría en busca de un diálogo con los encapuchados para preguntarles el motivo de su protesta. Los paristas les explicaron que están en contra de la reforma educativa. Y en respuesta, los jóvenes les pidieron no dañar el patrimonio que representan los murales de la rectoría de la UNAM.

"Ustedes pueden tener nuestro apoyo, no queremos violencia, pero sí que no dañen nuestra universidad", les dijo un joven identificado como alumno de una de las preparatorias de la UNAM.

Después de 10 minutos que duró la visita, los jóvenes con el rostro cubierto comenzaron a limpiar cristales y barrieron los restos de una fogata que realizaron la noche del miércoles.

"Necesitamos agua"

Justo cuando comenzó a salir el sol tras una mañana nublada en Ciudad Universitaria, un joven con el rostro cubierto dijo que necesitan agua.

Desde que empezó la protesta en Rectoría el viernes pasado, han sobrevivido con algunas botellas con agua, pero se han agotado.

"Los compañeros salieron el sábado y trajeron algunas, pero ahorita pedimos que por favor nos apoyen con más porque ya no tenemos", hizo el llamado  .

Durante cinco días, el grupo de jóvenes encapuchados ha comido atún enlatado y pan. Uno de ellos, quien insiste en reservar su identidad, dice que ellos mismos lo compran en supermercados. Se asigna una comisión que sale por  víveres y reciben donaciones de "la comunidad", sean alumnos o ciudadanos ajenos a la UNAM.

El grupo que mantiene tomada Rectoría se organiza para que algunos puedan abandonar el plantón y traer lo que les haga falta, lo cual puede ser desde alimentos hasta Cinta adhesiva, marcadores o el periódico del día, para leer la información que se publica de la protesta.

Según uno de los jóvenes encapuchados, no reciben visitas de nadie ajeno al movimiento y aunque dice que el acceso no está restringido, se mantiene una barricada hecha con sillas e inmueble de oficina.

Una cadena humana de apoyo

Estudiantes de la UNAM, padres de familia y personas ajenas al grupo que mantiene una protesta en Ciudad Universitaria, pasaran la noche del jueves en la explanada de Rectoría para hacer "una cadena humana de apoyo" en caso de que la Policía Federal intente recuperar el edificio tomado desde el viernes.

Una alumna del Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán dijo que un grupo de 45 personas inició el miércoles este nuevo plantón nocturno con casas de campaña y bolsas de dormir.

El grupo busca vigilar que policías federales no "ataquen" a los jóvenes encapuchados que permanecen en Rectoría.

"No tienes que ser estudiante, (ayer) hubo compañeros de Filosofía y Ciencias Políticas, pero también hubo compañeros que no son de aquí pero están también en contra de la represión", dijo una joven con el rostro cubierto por una mascada azul.

La única condición para ser parte del plantón ampliado en Rectoría es "estar listo para cuando entren los federales", dijeron personas que se encuentra en el plantón.

La decisión de pasar la noche en la explanada se tomó en la asamblea universitaria que se llevó a cabo en la Facultad de Filosofía la tarde del miércoles.

Los participantes coincidieron en que no era posible hacerla más en el lobby de Rectoría, en donde permanecen 20 jóvenes encapuchados desde la noche del viernes, por lo que se instalaron en la explanada.

Según otros dos jóvenes, que rechazaron identificarse, también hay padres de familia "preocupados por la educación de sus hijos" que durmieron en las tiendas de campaña y que se fueron antes de las 6:oo horas (local) para ir a trabajar, pero prometieron volver la noche del jueves.

Ninguno pudo confirmar si había familiares del grupo que tomó Rectoría para exigir la restitución de cinco estudiantes del CCH Naucalpan expulsados por participar en desmanes en esa institución en febrero pasado.

El nuevo plantón, dijeron los tres ocupantes, confirma el rechazo a la entrada de la policía federal de parte de la comunidad universitaria.

El miércoles, algunos de los jóvenes que se mantienen en Rectoría reconocieron que tienen miedo a un desalojo violento y que actualmente su prioridad es evitar ir a la cárcel por la denuncia que presentó la UNAM tras la toma del edificio.

Una comisión de seguridad de la UNAM exige al entrega de Rectoría

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Comisión Especial de Seguridad del Consejo Universitario demandó este jueves al grupo de encapuchados que tomó la Torre de Rectoría, la entrega inmediata de las instalaciones, y externó su rechazo a cualquier expresión de violencia como medio para dirimir diferencias, reportó Notimex.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó en un comunicado que este órgano, en el que están representados consejeros, alumnos, profesores, investigadores, trabajadores, directores de facultades, centros e institutos, así como de otras instancias universitarias, también se sumó a las manifestaciones de respaldo al rector José Narro Robles en la solución del conflicto.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×