Cien académicos rechazan la acción de “los grupos violentos” en la UNAM

Un comunicado firmado por profesores e investigadores llama sancionar las agresiones a la universidad sin vulnerar ningún derecho individual
CNN. Campamento-Rectoria  Campamento en Torre de Rectoria
| Otra fuente: CNNMéxico

Un centenar de profesores, investigadores y técnicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) publicó este domingo su rechazo por “el intento de los grupos violentos de arrogarse de la representación de los jóvenes universitarios” en la institución.

A través de un comunicado difundido en internet, estos 100 trabajadores universitarios mencionan que “la violencia es inaceptable en la vida pública de México, lo es más aún en la UNAM que es precisamente una institución que permite y propicia la crítica, la protesta, la expansión y el ejercicio de los derechos y las libertades”.

En el documento titulado Cien firmas en defensa de la universidad pública de calidad, los firmantes consideran que las agresiones violentas de los últimos meses hacia instalaciones y trabajadores de la universidad “lastiman a toda la universidad nacional y a todos los universitarios”, por lo que piden no minimizarlos.

Entre los que suscriben se encuentran el jurista Miguel Carbonell y Eduardo Ferrer McGregor (juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos), además de los economistas Ciro Murayama y Gerardo Esquivel. Los firmantes pertenecen a las facultades de Economía, Medicina, Filosofía y Letras, Ciencias, al menos seis institutos de investigación y otros colegios y dependencias de la universidad.

En el comunicado, los académicos sostienen que “la autonomía universitaria no quiere decir que nuestra institución sea una ínsula separada del Estado mexicano” y que esta “no puede ser utilizada por los violentos como paraguas a sus arbitrariedades como coraza de su impunidad”.

“Las agresiones físicas contra el patrimonio de la UNAM y contra los universitarios deben ser sancionadas sin vulnerar ningún derecho individual”, agrega el documento.

El comunicado se refiere a los hechos violentos en la universidad como “prácticas de chantaje y amenaza” y describe como una manera de defender y reivindicar la universidad pública de calidad “oponerse a los violentos” y “exigir que los derechos de los universitarios sean respetados”.

El posicionamiento de estos grupo académico ocurre a más de una semana de que encapuchados tomaron las instalaciones de la rectoría, como protesta contra una iniciativa de reforma en los planes de estudio del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), una institución de nivel bachillerato con cinco planteles dependiente de la UNAM

La torre de rectoría —considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad junto con otras zonas de Ciudad Universitaria— es el principal edificio administrativo de la UNAM, la universidad pública más importante de México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los manifestantes han advertido sobre un intento de desalojo este domingo por parte de aficionados de los Pumas —el equipo de futbol local —, tras el partido en el estadio de la universidad, contiguo a la torre de rectoría.

La toma de las instalaciones ha dividido a la comunidad universitaria. Algunos estudiantes de nivel superior se han unido a la protesta, mientras que otros han realizado marchas en contra. En tanto los representantes legales de la universidad informaron que fue ampliada una denuncia penal y que se solicitó la actuación del Ministerio Público contra los identificados como participantes en la protesta.

Ahora ve
Asics prueba una nueva forma de hacer calzado deportivo con el microondas
No te pierdas
×