Encapuchados quitan mantas y abandonan la rectoría de la UNAM

Los manifestantes quitaron las mantas de los accesos principales, las casas de campaña y anunciaron que iniciarán el diálogo el 9 de mayo
rectoria liberada unam
rectoria liberada unam  rectoria liberada unam
| Otra fuente: CNNMéxico

Los encapuchados que mantenían tomada la Torre de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) retiraron este miércoles las mantas colocadas en la entrada principal y dejaron el edificio.

Antes de irse, los jóvenes reiteraron que sus demandas son legítimas y anunciaron que tomarán la propuesta de diálogo de las autoridades universitarias que iniciará el próximo 9 de mayo a partir de las 13 horas en el área conocida como las islas.

“Hemos decidido desalojar las instalaciones como muestra de disposición para solucionar este conflicto”, dijo uno de los encapuchados.

El retiro de los encapuchados ocurre casi dos semanas después de que fue tomado el edificio, y luego de que la UNAM propuso este martes una fecha para iniciar el diálogo con los manifestantes que tomaron la torre, pero con una condición: la entrega del inmueble, según un comunicado.

Este martes, a través de un comunicado, el abogado general de la UNAM, Luis Raúl González Pérez, informó que se conformará una Comisión para iniciar la mesa de diálogo, que estará integrada por representantes de la rectoría, del Colegio de Ciencias y Humanidades y representantes de los inconformes.

La primera sesión de esta Comisión se realizará el 9 de mayo. Previamente, detalla el comunicado, se definirán las reglas de manera bilateral como el número de universitarios representantes en las mesas, el lugar y la fecha de conclusión de los trabajos.

La Universidad enfatizó el interés que tiene por normalizar las actividades en la Rectoría sin profundizar en el problema.

El comunicado de UNAM aseguró que las personas que fueron sancionadas por el Tribunal Universitario tienen garantizados sus derechos para para interponer los recursos que la Legislación Universitaria prevé.

Por la tarde, el rector de la UNAM, José Narro, se congratuló de que jóvenes que mantenían ocupada la Torre de Rectoría se retiraran este miércoles, y afirmó que en ningún momento se intentó criminalizar o judicializar la protesta.

“Lo que las autoridades universitarias hemos hecho es denunciar la violencia, es exigir con firmeza y con respeto la reintegración de las instalaciones”, dijo ante medios de comunicación y agregó que “en ningún momento se ha tratado de judicializar y menos de criminalizar la protesta”.

La UNAM ha buscado que se sancione a quienes cometieron conductas que no son de universitarios, afirmó.

Narro afirmó que debe de existir el diálogo sobre el plan de estudios del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), pero entre universitarios, entre gente identificada, donde prevalezca el argumento, la información y el más amplio debate, agregó.

Los jóvenes encapuchados mantuvieron tomada la rectoría de la universidad desde el 19 de abril pasado, en protesta por una propuesta de reforma al programa de estudios en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), cuyos cinco planteles dependen de la UNAM.

Los manifestantes piden la exoneración de cinco alumnos del CCH Naucalpan acusados de actos vandálicos. Tras conocerse la existencia de denuncias penales en su contra, los jóvenes reorientaron sus prioridades y argumentaron que lucharían por no llegar a la cárcel.

Los manifestantes expresaron su temor ante un potencial intento de desalojo y reforzaron este domingo su barricada frente a la torre de Rectoría, un inmueble considerado patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO, junto con otras partes de la ciudad universitaria.

Ahora ve
Fisicoculturista con un raro trastorno murió por comer mucha proteína
No te pierdas
×