Una "nueva generación" de obispos gana espacios en la jerarquía mexicana

Obispos con más interés en la participación laica en su misión pastoral y "enemigos del escándalo" ganan presencia en el país
La situación de la iglesia católica en México
Verónica Díaz Favela
Autor: Verónica Díaz Favela | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Un día normal en la vida del obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz Jiménez, incluye ir de puerta en puerta por alguna colonia apartada de la ciudad acompañado de un grupo de sacerdotes y laicos. Van a dar "un mensaje de esperanza", pero también a concientizar a las comunidades para que aprendan a resolver sus carencias por sí mismas.

“(Los sacerdotes) ya no estamos recluidos en un templo, queremos andar en las calles, queremos involucrar al pueblo en nuestra misión", dice Armendáriz Jiménez en entrevista telefónica con CNNMéxico.

Armendáriz Jiménez, de 57 años, es originario de Sonora, estudió la licenciatura en Sagradas Escrituras en Roma, y fue nombrado obispo de Querétaro en 2011. Antes fue obispo de Matamoros, Tamaulipas (2005-2011), una de las entidades más afectadas por el crimen organizado durante los últimos años.

El director del Centro de Investigación Social Avanzada de Querétaro (perteneciente a la red de centros de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), Rodrigo Guerra, ubica al obispo Armendáriz Jiménez como un representante de la nueva generación obispos y arzobispos que en años recientes han ganado terreno dentro de la alta jerarquía mexicana.

“La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se ha renovado en más del 50% en los últimos 10 años y esto naturalmente ha generado que el promedio de los obispos mexicanos sea distinto del que había caracterizado a la Iglesia católica en otras épocas”, dice Guerra en entrevista telefónica con CNNMéxico.

Integrada por 167 religiosos, en la CEM obispos y arzobispos mexicanos definen la labor pastoral que se hará en el país, de acuerdo con su sitio de internet.

El profesor y experto en religión del instituto de investigaciones históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Jorge Traslosheros, coincide con que en México “hay una generación de recambio” en la jerarquía católica.

Benedicto XVI nombró a algunos de los obipos de la nueva generación por su “vocación clara y su formación intelectual”, dice Traslosheros. Otros fueron nombrados por Juan Pablo II, según el investigador.

El Papa puede designar directamente a un obispo o elegir entre una terna de nombres que le propone la CEM, de acuerdo con el Código de Derecho Canónico.

“(Los nuevos obispos) entienden que la Iglesia tiene que aprender a dialogar con la cultura y la sociedad y están buscando formas de hacerlo”, añade Traslosheros.

El secretario general de la CEM, Eugenio Lira, está de acuerdo con que hay una nueva jerarquía católica, y sostiene que está mejor capacitada para dialogar con la sociedad.

"Hemos recibido una buena formación (...) esto ha permitido que tengamos los elementos para hacer un análisis profundo de la realidad, descubriendo los elementos positivos de los negativos, estar capacitados para dialogar con el mundo actual", dijo en entrevista con CNNMéxico.

El investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) en psicología social de la religión, Josué Tinoco Amador, cree todavía no está del todo claro hacia dónde va la nueva jeraraquía católica.

En su opinión, algunos religiosos intentarán acercarse los aspectos sociales sin modificar los teológicos aunque será en los próximos meses cuando se verá con claridad el rumbo al que se dirige la Iglesia católica.

"Vamos a tener mucha discusión, mucha polémica que puede impedir que los cambios se den más rápido", dijo en entrevista con CNNMéxico.

La llegada de una nueva jerarquía católica al poder coincide con una crisis de vocaciones. En abril pasado, arzobispo primado de México, Norberto Rivera reconoció que “urgen” nuevos sacerdotes. Actualmente hay 16,000 sacerdotes y 5,000 seminaristas para una población de 91 millones de católicos, dijo.

Jerarquía polémica

Una forma de dialogar con la sociedad es atrayendo laicos al trabajo pastoral. El obispo de Querétaro es el encargado en la CEM de organizar la participación de los laicos en la Iglesia católica. Según sus cálculos, actualmente hay ocho millones de mexicanos participando activamente en las labores de las 92 diócesis del país, lo que equivale al 7% de la población.

Ello aún cuando el número de mexicanos católicos ha disminuido desde 1970, cuando representaban 97.7% de la población, a diferencia de 2010 que llegaron a 89.3%. 

Las actividades de los laicos van desde administrar bancos de alimentos hasta casas de migrantes, entregar ropa en comunidades pobres o dar comida a los migrantes que pasan a bordo del tren rumbo a Estados Unidos, describe Armendáriz Jiménez.

La nueva jerarquía mexicana que impulsa este tipo de acción social es resultado de una renovación educativa y teológica de la Iglesia promovida a partir del papado de Juan Pablo II, explica Guerra.

Están a favor de atender a los pobres, de la participación de la mujer las labores sociales y pastorales de la Iglesia, son flexibles con las estrategias pastorales, y consideran que la lucha por la justicia y los derechos humanos son parte de su ministerio, de acuerdo con Guerra.

Eso no implica que apoyen políticas liberales como el matrimonio entre personas del mismo sexo o el aborto, pero sí representan un cambio respecto al perfil tradicional del episcopado mexicano.

La diferencia del perfil de los obispos de la nueva y la antigua generación, como la califican los especialistas, es evidente, dicen Guerra y Traslosheros.

Entre los rostros mas visibles de la generación anterior están el arzobispo primado de México, Norberto Rivera Carrera; el arzobispo emérito de la arquidiócesis de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez y el exrepresentante personal del Papa y exnuncio apostólico (representante diplomático del Vaticano) en México por dos décadas, Girolamo Prigione (1978-1997), quienes, según Tralosheros, iban de "escándalo en escándalo”.

Guerra describe a Prigione como “un hombre de élites políticas”, cuya presencia “difícilmente ayudaba a que las nuevas generaciones (de laicos) se entusiasmaran por la vida de Jesús”.

En 1993, el cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo murió en medio de un tiroteo en el aeropuerto local cuando iba a recibir a Prigione.

Sandoval Íñiguez, de 80 años, también solía enfrascarse en polémicas. En agosto de 2010 un grupo de reporteros le preguntó su opinión sobre la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, a lo que el cardenal respondió: "¿A usted le gustaría que lo adopten maricones o lesbianas?".

En esa misma ocasión acusó al Gobierno del Distrito Federal de maicear (sobornar) a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para aprobar la ley que permite las adopciones a parejas homosexuales en la capital del país, lo que derivó en una demanda penal en su contra por incitar a desobedecer las leyes.

Norberto Rivera, de 70 años, quien es el arzobispo primado de México desde 1995, fue denunciado en un corte federal de Los Ángeles por presuntamente dar protección a un sacerdote que cometió abuso sexual en la década de 1980. Él ha calificado de propaganda las acusaciones en su contra.

El secretario general de la CEM, Eugenio Lira, no está de acuerdo con quienes califican como polémicos a obispos y cardenales de la generación pasada.

"Respeto ese punto de vista, pero no lo comparto", dijo.

"Cuando se mira una institución de fuera y no por dentro se puede tener una percepción no exacta de la realidad, como el que cree conocer a una familia porque miró la fachada", añadió.

Participación de la comunidad

El investigador de la UNAM especializado en relaciones Iglesia-Estado, Eduardo Rosales, define a Rivera como un obispo de bajo perfil: “Ha sido oscuro, con posicionamientos muy leves y conservadores, cuando ocurrió el escándalo de pederastia de (el sacerdote Nicolás) Aguilar en Puebla, su respuesta fue muy tibia”.

En contraparte, los obispos de la nueva generación “son enemigos del escándalo”, dice Traslosheros.

La nueva generación incluye al obispo de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín del Campo (72 años), quien incorpora habitualmente a los laicos en la toma de decisiones de su diócesis, de acuerdo con Traslosehros.

Guerra y Traslosheros también mencionan a los obispos de Monterrey, Rogelio Cabrera (62 años); al de Chiapas, Felipe Arizmendi Esquivel; al arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras; al cardenal de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega; al obispo de Texcoco, Víctor René Rodríguez Gómez; al obispo auxiliar de Puebla, Eugenio Lira, entre otros.

Traslosheros identifica al arzobispo de Tlalnepantla, Carlos Aguiar Retes, de 63 años, como el líder de esta generación y a su vez el más cercano al Papa Francisco. 

Aguiar es originario de Tepic, y estudió la licenciatura en Sagrada Escritura y el doctorado en Teología Bíblica en Roma. Habla inglés, italiano, francés y alemán, según la CEM.

Aguiar suele llevar a la arquidiócesis de Tlalnepantla a profesores universitarios para impartir seminarios de capacitación a sacerdotes, laicos y religiosas sobre temas como bioética, familia, realidad socioeconómica de México, pedagogía pastoral o teología, de acuerdo con Traslosheros.

Actualmente es presidente Consejo Episcopal Latinoamericano, un universo que incluía al hasta hace poco obispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio. Ambos colaboraron estrechamente en la redacción de las conclusiones de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Aparecida, Brasil, en el 2007.

Faustino Armendáriz, quien también estuvo en el equipo que redactó la síntesis de Aparecida, dice que ese documento ha influenciado a las nuevas generaciones de religiosos por que promueve la cercanía de la Iglesia con su pueblo.

Traslosheros considera que el pontificado de Francisco dará más visibilidad a la Iglesia que representan los obispos de la nueva generación debido a que hay "vasos comunicantes".

Guerra cree con la llegada de Francisco al Vaticano los obispos con el nuevo perfil "tendrán un espacio de acción más claro". 

Ahora ve
Así han ayudado los eclipses a la humanidad a lo largo de la historia
No te pierdas
×