"Violaciones generalizadas" a los derechos, en el gobierno de Calderón: AI

La organización indicó que la administración calderonista hizo "caso omiso" en 2012 de los indicios sobre violaciones a los derechos humanos
El legado de Felipe Calderón para México
| Otra fuente: CNNMéxico

El gobierno de Felipe Calderón continuó “haciendo caso omiso” durante 2012 a los indicios fehacientes sobre violaciones generalizadas a los derechos humanos en México, por casos de detenciones arbitrarias, torturas y desapariciones forzadas, indicó este miércoles la organización Amnistía Internacional (AI), en su reporte anual.

“Miembros del ejército, la marina y la policía municipal, estatal y federal fueron responsables de violaciones de derechos humanos graves y generalizadas cometidas en el contexto de operaciones de lucha contra la delincuencia y acciones realizadas en connivencia con bandas delictivas”, apuntó el informe Amnistía Internacional: El estado de los derechos humanos en el mundo.

“El gobierno se negó sistemáticamente a reconocer la envergadura y gravedad de los abusos y la falta de credibilidad de las investigaciones oficiales”, agregó.

La organización no gubernamental indicó que durante el mandato de Calderón murieron más de 60,000 personas y 150,000 se convirtieron en desplazadas, por la violencia del narcotráfico.

Los narcotraficantes fueron responsables de la gran mayoría de los homicidios, de acuerdo con Amnistía Internacional, pero a menudo los criminales “actuaban en connivencia con funcionarios públicos”.

Amnistía Internacional también expresó que, durante 2012, el sistema de justicia penal mexicano seguía adoleciendo de graves deficiencias. “El 98% de los delitos quedaban impunes”.

En el inicio de su gobierno, en 2006, Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN) lanzó una estrategia de combate frontal contra el narcotráfico y otras formas de crimen organizado, con la participación del Ejército y la Armada.

Grupos como el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), del poeta Javier Sicilia, criticaron durante el sexenio esa “guerra” contra el crimen, porque a su parecer solo aumentaba los niveles de violencia. Sicilia insistió en que la lucha contra las drogas era un asunto de salud, pública, y no de seguridad nacional.

Ciudadanos y organizaciones denunciaron abusos de los militares, durante los operativos. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) recibió 1,921 denuncias contra las fuerzas armadas y 802 contra la Policía Federal, durante 2012, según AI.

A lo largo de ese año se formularon 21 recomendaciones al Ejército y la Armada, y 9 a la Policía Federal. El sistema de justicia militar solo condenó a ocho militares, de acuerdo con la organización.

Calderón dijo en su último informe de gobierno que la única manera de “terminar verdaderamente” con el problema de la inseguridad en México era perseverar en la estrategia que implementó desde 2006, porque había que hacer frente a los criminales.

Como avances para la protección de los derechos humanos, durante el último año de gobierno de Calderón, Amnistía mencionó el establecimiento de un mecanismo de protección para periodistas y defensores de derechos humanos, y el fallo de la Suprema Corte para establecer restricciones al fuero militar.

En cambio, la organización criticó que durante 2012 se recurriera “de forma generalizada” a la detención arbitraria, la tortura y los malos tratos para extraer información y confesiones de los detenidos, durante los interrogatorios.

“La CNDH informó que había recibido 1,662 denuncias de tortura y malos tratos durante el año; no se impusieron condenas por tortura durante 2012”, apuntó Amnistía Internacional.

Calderón concluyó su gobierno el 1 de diciembre de 2012. Lo relevó Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×