Las divisiones en el PAN, ¿una crisis que tendrá impacto electoral?

Los panistas coinciden en que el conflicto entre grupos ocurre en un "mal momento", pero difieren en si afectará las campañas en 14 estados
En Acción Nacional hay dos partidos, dice Cordero
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

Divididos por la destitución de Ernesto Cordero como líder en el Senado, los panistas también se enfrentan por las consecuencias que esa crisis interna puede tener para sus candidatos en las elecciones del 7 de julio en 14 estados.

Algunos senadores afines a Cordero consideran que la situación afecta la imagen del Partido Acción Nacional (PAN) y su capacidad para organizarse durante las contiendas, y acusan al dirigente Gustavo Madero de causar un problema innecesario con el relevo en la coordinación parlamentaria en la Cámara alta. 

"Lo que sucedió es como aquel caso del empresario de muebles, aquel carpintero que tiene una entrega el 7 de julio y a la mitad de su proceso de producción decide incendiar su fábrica, ¿no? Es lo que pasó en Acción Nacional: el dirigente, teniendo 14 elecciones locales (...), decide crear un conflicto de esta envergadura sin tomar en consideración las implicaciones y, sobre todo, por lo que se ve, sin tener claro cómo va a resolver de forma definitiva esta coyuntura", dijo a periodistas el jueves el senador Roberto Gil Zuarth.

Ese punto de vista, sin embargo, no es compartido por todos los senadores afines al excoordinador parlamentario. 

Adriana Dávila, una de las 24 firmantes de cartas de apoyo a Cordero, consideró que las tensiones entre la dirigencia nacional y otros líderes no afectarán a los militantes encargados de las campañas locales, porque éstos se encuentran más concentrados en problemas cercanos, como la promoción del voto entre pobladores, la presentación de propuestas y la organización de mítines. 

"Creo que las dinámicas de las elecciones locales tienen otro manejo. A las elecciones locales y a muchos ciudadanos ahí lo que menos les importa son las cúpulas y los liderazgos nacionales, porque son los liderazgos locales los que están pujando y haciendo su trabajo", dijo Dávila a CNNMéxico el miércoles. 

Dávila es senadora por Tlaxcala, uno de los 14 estados que tendrán elecciones en julio. El resto son Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Zacatecas.

El senador Ernesto Ruffo Appel —primer gobernador panista de Baja California— dijo a CNNMéxico que las tensiones entre Madero y Cordero no ocurrieron "en el mejor momento", porque pueden dificultar el desarrollo de las campañas locales.

Por ello, llamó a los distintos grupos en el PAN a superar diferencias y concentrarse en los procesos electorales, en particular en Baja California.

Arturo García Portillo, secretario de Elecciones del PAN, dijo a CNNMéxico que la elección de Baja California es "de la más alta prioridad" para el partido, y confió en que las divisiones generadas esta semana no afecten las campañas y que los ciudadanos se concentren en los perfiles y las propuestas de los candidatos.

Cordero —político cercano al expresidente Felipe Calderón— fue destituido el domingo y reemplazado el martes por Jorge Luis Preciado, a raíz de las críticas que hizo a los acuerdos del Pacto por México, que Gustavo Madero firmó con el gobierno del priista Enrique Peña Nieto y otros partidos. 

Un día después de su remoción, Cordero declaró a la prensa que el cambio es "inoportuno" porque puede causar en las campañas locales "un ruido nacional que puede traducirse en resultados adversos". 

La contienda en Baja California 

El coordinador de la campaña para gobernador en Baja California, Óscar Vega Marín, coincidió con Dávila en que las tensiones entre los líderes nacionales del PAN no afectan los comicios locales. 

"Es un tema que se da en el contexto de la vida interna del partido, pero la verdad estamos acá inmersos en nuestro proceso. (…) En términos generales, para la campaña no es un tema que esté afectando, no es un tema cuyos rebotes se den hasta acá", dijo a CNNMéxico. 

Mientras 13 de las 14 entidades que tendrán comicios renovarán ayuntamientos o congresos locales, Baja California también elegirá nuevo gobernador. Para los panistas, se trata de la contienda más importante porque buscan conservar el gobierno estatal que tienen desde 1989

Al respecto, Vega Marín dijo que la campaña del candidato Francisco Kiko Vega —un panista respaldado por los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Nueva Alianza (Panal) y Estatal de Baja California (PEBC)— ha sido “arropada” por líderes nacionales de diferentes bloques. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En las últimas semanas, tanto Madero como Cordero y otros legisladores han viajado al estado para participar en los mítines de Vega, que compite por el cargo con Fernando Castro Trenti, del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Al inicio de la campaña en abril, las encuestas de preferencia electoral pronosticaban una competencia cerrada. 

En julio próximo, el PAN tratará de revertir la tendencia de los comicios de 2012, cuando no sólo perdió la Presidencia de la República, sino los gobiernos estatales de Jalisco y Morelos, donde gobernaba desde hacía más de 12 años.

Ahora ve
Algunas empresas 'hicieron su agosto' por el eclipse, pero también hay pérdidas
No te pierdas
×