El dinero de Tabasco desaparecía en efectivo de una bóveda, afirma Núñez

El gobernador indicó que el extesorero del estado tenía la llave del lugar a donde eran trasladados los presuntos recursos federals deviados
Autoridades de Tabasco investigan supuesto desfalco
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El gobernador de Tabasco, Arturo Núñez, aseguró este jueves que los recursos presuntamente desviados por la administración anterior eran almacenados en efectivo en una bóveda, desde donde luego desaparecían.

En entrevista radiofónica con la periodista Carmen Aristegui, Núñez describió la denuncia presentada por su gobierno contra la administración anterior por el presunto desfalco en las arcas de Tabasco.

Según el funcionario, el exsecretario de finanzas, José Manuel Sáiz —recluido en Tabasco mientras se investiga el caso— ordenó que solo el subsecretario de Egresos emitiera órdenes de pago de la cuenta concentradora.

El retiro de recursos federales era semanal y se trasladaba a la bóveda ubicada en la Secretaría de Finanzas del estado, a la cual solo tenían acceso el extesorero y una contadora, detalló el gobernador para MVS Noticias.

“Recibir un recurso federal, no llevarlo a donde se debe, llevarlo a una cuenta y sacarlo es de un primitivismo… muchos se deben burlar por la burdeza”, aseguró Núñez sobre la supuesta forma en que se realizó el presunto desfalco.

Los recursos federales desviados estaban etiquetados para programas específicos de salud, señaló. “Así fue como se inició la crisis del sector salud”, dijo.

El mandatario aseguró que en la denuncia por el caso no aparece Granier, debido a que no había elementos probatorios contundentes.

En cuanto al periodo del supuesto desvío, Núñez dijo que posiblemente ocurrió durante todo el sexenio anterior, pero aseguró que los más de 1,900 millones contemplados en la denuncia se refieren solo al ejercicio fiscal 2012.

Núñez consideró “imposible” que el exgobernador no conociera de las presuntas operaciones ilícitas. “Aun suponiendo que no hubiera ocurrido antes del 2012, ocurrió a lo largo de todo el 2012. Imposible no enterarse (…) si fuera una operación, pero esto está sistematizado”, dijo.

Según Núñez, la administración de Granier cubría los faltantes en los ejercicios fiscales con recursos estatales para que las cuentas cerraran.

Las presuntas irregularidades no fueron detectadas por consultaras financieras externas, porque el gobierno estatal escondió información, detalló Núñez. El gobernador citó como un ejemplo a la firma PriceWaterhouseCoopers, que acudió con el gobierno estatal para aclarar que habían recibido el pago por sus servicios sin haber hecho la consultoría por falta de información.

Núñez visita este jueves las oficinas de la Secretaría de Gobernación (Segob) en la Ciudad de México, donde se prevé que tenga una reunión con el titular de la dependencia, Miguel Ángel Osorio Chong.

Granier se presentó este miércoles en instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR para conocer su situación jurídica, un día después de llegar al país procedente de Miami, Florida. En la reunión negó haber incurrido en enriquecimiento ilícito, según su defensa.

El exgobernador tiene una comparecencia sobre el caso programada a las 18:00 horas de este viernes ante la Procuraduría de Justicia de Tabasco. Su abogado ha descartado que existan acusaciones formales en contra de su cliente, mientras él asegura que no ha cometido ninguna ilegalidad y que permanecerá hasta resolver su situación.

Este jueves por la mañana, en un noticiero televisivo, Núñez dijo que garantizaba la seguridad de Granier en Tabasco.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×