Jennifer y Monserrath, dos madres, entre los desaparecidos del bar Heaven

Hace tres semanas que sus familiares no saben nada de ellas; mientras lidian con los reportes de las autoridades se hacen cargo de sus hijos
Pandillas de jóvenes, posibles narcomenudistas
Autor: Verónica Díaz Favela | Otra fuente: CNNMéxico

Monserrath Loza Fernández y Jennifer Robles son jóvenes madres que el pasado 26 de mayo desaparecieron en el bar Heaven junto con otras 10 personas. 

Monserrath trabaja en una lavandería y vive sola con sus dos hijos. Su tío Abraham Fernández dijo a CNNMéxico que estaba por irse a Canadá para formalizar su situación sentimental.

Jennifer hacía y vendía muñecos de peluche en el centro de la ciudad y tiene un hijo, de seis años.

Ambas se conocen porque los hijos de Monserrath estudian en la misma escuela que los sobrinos de Jennifer, según la madre de esta última, Norma Robles.

Las dos viven en la colonia Moctezuma, al oriente de la capital, y no en el barrio de Tepito, como la mayoría de los 12 desaparecidos.

La última vez que Abraham Fernández vio a su sobrina fue una semana antes de la desaparición, cuando la familia se reunió para ver un partido de futbol.

El día que acudió al bar Heaven, “la habían invitado dos de sus amigas”, cuenta en entrevista telefónica su tío. 

 “Ella no se drogaba, ni fumaba siquiera, de vez en cuando se echaba una copilla o dos, ya exagerado; lo que sí le gustaba mucho era bailar”.

La última vez que Norma vio a Jennifer, solo le dijo que se iba a bailar. La describe como una mujer alegre, “bien amiguera, con todo mundo se anda riendo, con todo mundo platica, siempre ha sido así, desde chiquita”. Lo siguiente que supo —dice— es que un grupo armado se había llevado a su hija de un bar, y ahora asiste con regularidad a reuniones con las autoridades que aseguran que una pandilla está detrás de la desaparición.

Norma dice no estar segura si el día que Jennifer desapareció salió con Monserrath, aunque sí está segura de que ambas están "juntas en el mismo barco”.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) no ha dado a conocer los nombres ni direcciones de las víctimas de desaparición, porque se los impide la Ley de Acceso a la Información y Datos Personales, informó la dependencia a CNNMéxico.

Hijos a la espera de sus madres

Desde que desapareció, una tía de Monserrath se ha hecho cargo de sus hijos – de siete y nueve años –  y ha estado al tanto de la información sobre su desaparición.

Abraham Fernández, quien trabaja como profesor, dice que usa su experiencia como docente para tratar de que los niños "no se enteren al 100%" de lo que está pasando. Por ahora —cuenta— piensan que su madre está de viaje, aunque sus compañeros de escuela les han dicho que está desaparecida.

La pareja de Monserrath viajó desde Canadá a México para saber más sobre lo que estaba pasando. La familia de la joven se reúne constantemente para compartir información, aunque han pasado tres semanas sin recibir la noticia más importante para ellos: su paradero

Norma Robles dice que debe un mes de renta porque no ha podido trabajar. Cuando su nieto pregunta dónde está su mamá, le dicen que se perdió y que la policía la está buscando.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Robles dice que pronto tendrá que volver a trabajar para pagar la renta y seguir viviendo en el mismo lugar; espera que cuando su hija aparezca regrese a la misma casa.

El procurador local sugirió este lunes que están cerca de resolver el caso y dar con el paradero de los 12. Las autoridades sostienen que la desaparición la realizó una “pandilla” y no el crimen organizado.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×