El muro en la frontera con EU afectará en el norte de México: académicos

Académicos consideran que la decisión de reforzar la seguridad puede provocar el estancamiento de migrantes en los estados del norte
La reforma inmigratoria de EU desde México
José Israel Ibarra González
Autor: José Israel Ibarra González | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Las medidas para reforzar la vigilancia en la frontera, avaladas por el Senado de EU, son vistas con escepticismo por investigadores de El Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

La coordinadora del Observatorio de Legislación y Política Migratoria de El Colef, Alejandra Castañeda, explicó a CNNMéxico que las consecuencias serán “muy graves” para toda la región fronteriza del norte de país, porque implicará una vigilancia excesiva que afectará el gran intercambio económico y el flujo regular de personas entre México y Estados Unidos.

“Esta sensación de desconfianza se mantiene para las relaciones de los pueblos”, dijo

Castañeda consideró que el flujo de inmigrantes que viene de sur a norte quedará atorado en la franja fronteriza limítrofe con Estados Unidos, por lo menos en lo que se acopla a nuevos lugares de entrada, lo que "seguramente" van a provocar crisis en las zonas norteñas de México, desde carencias de servicios hasta la inseguridad.

El Senado de Estados Unidos aprobó este lunes la propuesta de fortalecer la seguridad en la frontera con México con más agentes fronterizos y completar un muro de 1,120 kilómetros de valla.

En 2001 el gobierno estadounidense aprobó la construcción de una barda continuo de 1200 kilómetros en las zonas de mayor flujo de migrantes ilegales, en una frontera que tiene una extensión total de 3,141 kilómetros.

Existen 560 km (350 millas) de barda construida y ahora buscan completar las 1200 kilómetroscomo se tenía planeado.

La propuesta de ampliar la construcción del muro es una parte de la Reforma Inmigratoria negociada por un grupo de senadores demócratas y republicanos conocido como el Grupo de los 8. Los líderes del Senado están en camino de realizar una votación final sobre el proyecto de ley de reforma inmigratoria, antes del receso del 4 de julio. De ser aprobado el proyecto de ley crearía un camino hacia la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes indocumentados.

En su opinión, sólo un grupo va a poder regularizarse, no son los 11 millones de indocumentados -de los cuales el 80% son mexicanos. “Los dreamers son un grupo, nosotros tenemos un dato de los que ya metieron sus papeles para lo que Obama sacó hace un año, fueron menos de 1 millón y se calculaban 4 millones”.

Para la académica, una reforma migratoria que parta del tema de seguridad continuará con las tendencias migratorias de las últimas décadas: deportaciones, separación familiar, explotación laboral, y criminalización de la migración.

La reacción del gobierno mexicano

Castañeda señaló que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, no había opinado nada, por lo que queda como un escucha más, aunque “debería hacerlo enérgicamente como primer mandatario”.

El gobierno mexicano criticó este martes la decisión del Senado estadounidense de fortalecer la seguridad con más agentes armados y completar el muro en la frontera con México.

El secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, dijo este martes en un mensaje a medios que "las bardas no son la solución al fenómeno migratorio y no son congruentes con una frontera moderna y segura".

En la opinicón de Jorge A. Bustamante, fundador y presidente de El Colef hasta 1998, los políticos no han visto la reforma inmigratoria de EU de manera acertada.

“La reforma migratoria ha empezado a verse con los políticos actuales, incluyendo al presidente Peña Nieto, de manera equivocada", dijo.

"Hace algunos meses, el embajador de México Medina Mora, se le ocurrió decir que el problema de los migrantes era un problema interno de carácter doméstico, de Estados Unidos con lo cual pintó la raya y dijo México no debe meterse", agregó. "El gobierno mexicano está obligado a defender los derechos de los mexicanos. El congreso no ha dicho nada”.

Para Bustamante, quien fue Relator Especial de la ONU para los Derechos Humanos de los Migrantes (2005-2011), el fenómeno migratorio es por naturaleza bilateral porque de lado de Estados Unidos hay una demanda de mano de obra barata que interactúa con una oferta producida por México, por lo que la solución debe ser también de ambos lados.

“Entonces lo que está ofreciendo el presidente Obama no va a funcionar porque él está hablando de una política que la última palabra la da el Congreso, más si pensamos... el Congreso produce leyes que tienen la limitación territorial”.

Explicó que en la dinámica del debate de la migración haya ocho países que han obtenido ventajas para sus nacionales en la reforma migratoria y ahí no está México que tiene más inmigrantes en Estados Unidos que cualquier otro país en territorio extranjero.

Es ahí, dijo, donde se muestra la insensibilidad, ausencia de sentido histórico y de conocimiento y de preocupación por los derechos humanos de los migrantes.

Tendencias recientes de la migración

Un estudio sobre las Tendencias Recientes de la Migración México-Estados Unidos, presentado la semana pasada por el investigador de El Colef y ex subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, René Zenteno Quintero, señala que la población mexicana en suelo estadounidense es más grande que cualquier otra población inmigrante en algún otro país del mundo con 12 millones de personas, de las cuales 6.5 millones son indocumentadas.

Agregó que de acuerdo a la información difundida por la Secretaría de Gobernación (2011), el Pew Hispanic Center (2012), así como los datos de la Encuesta sobre Migración en la Frontera Norte de México (EMIF) que realiza El Colef, en el periodo 2005-2010 la salida de mexicanos se compensó con el regreso de connacionales procedentes de Estados Unidos (retorno y deportaciones) y de inmigrantes estadounidenses. Es decir, la migración neta México-Estados Unidos fue aproximadamente cero.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

De acuerdo a estimaciones del Consejo Nacional de Población (Conapo) 2 millones 269 mil 334 migrantes dejarán México durante la presente administración (2013-2018): equivalente a un 19% de la población mexicana residente en Estados Unidos en la actualidad.

Esta cifra equivale a un 63% de toda la emigración que experimentó México en el sexenio 1995-2000 (Zedillo) cuando se compara con los datos del PHC.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×