Altos mandos militares acusados de narcotráfico obtienen su libertad

Los militares abandonaron el penal en horas de la madrugada luego de que un juez ordenara su libertad al no acreditarse pruebas en su contra
Cuartoscuro
Penal-Altiplano-Cuartoscuro  Cuartoscuro
| Otra fuente: CNNMéxico

Cuatro altos mandos militares fueron liberados este jueves por órdenes de un juez luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) no ratificó sus acusaciones de narcotráfico al admitir que no hay pruebas que puedan sustentar el delito, informó el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

El general Roberto Dawe González, el teniente coronel Silvio Isidro de Jesús Hernández Soto, el general Ricardo Escorcia Vargas, y el mayor Iván Reyna Muñoz obtuvieron su libertad luego de que el juez Tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales, en el Estado de México, Raúl Valerio Ramírez, decretó el sobreseimiento de la causa penal en su contra, informó el CJF mediante un comunicado de prensa.

Los militares salieron del penal alrededor de la 1:30 horas (local), y en declaraciones a la prensa, afirmaron que esperaran a que el proceso concluya, aunque afirmaron que no buscan contrademandar, según la agencia Notimex.

Los militares se declararon víctimas del sexenio del presidente Felipe Calderón, y de su estrategia de seguridad contra los cárteles de la droga, agregó el reporte de Notimex.

"Quiero darle gracias al presidente de la República (Enrique Peña Nieto) por democratizar la justicia y pedirle que de todas las facilidades a los jueces que sigan haciendo su trabajo. Y que no se espante la población, porque hay mucha injusticia en México, porque no tenemos policía. No tienen porqué espantarse", declaró el general Ricardo Escorcia Vargas, según el reporte de Notimex.

Escorcia dijo que continuará con su vida, cerca de su familia tras los más de 11 meses recluido, y refirió que los militares involucrados en la llamada Operación Limpieza, que inició la PGR a cargo de Marisela Morales, en el gobierno federal anterior, fueron víctimas de "un abuso de poder" de gente dentro del gobierno, que actuó durante "una mentada guerra que no saben de qué se trata”, donde "hay 44,000 muertos, más de 120,000 desaparecidos y pueblos en Tamaulipas o Nuevo León vacíos".

En tanto, según Notimex, Dawe González dijo que tras 43 años de servicio en el Ejército busca regresar a las Fuerzas Armadas y no considera una contrademanda.

La PGR dio a conocer la tarde de este jueves que el Ministerio Público había enviado al juez Ramírez las conclusiones no acusatorias y el procurador, Jesús Murillo Karam, y que una ratificación que era necesaria para la liberación de los militares acusados.

Los acusados fueron encarcelados bajo las mismas acusaciones que el general Tomás Ángeles Dauahare que salió de prisión en abril, tras 11 meses, luego de que la PGR ratificara que no había pruebas que lo inculparan.

Los cinco altos mandos militares fueron acusados por testigos protegidos de tener vínculos con el cártel de los Beltrán Leyva. En enero, la PGR reconoció ante un juez federal que no tenía en su poder ninguna prueba que confirmara las declaraciones de los testigos protegidos Jennifer y Mateo.

La liberación de Ángeles Dauahare puso la atención sobre los casos de los otros cinco militares encarcelados así como sobre los exfuncionarios que integraron la acusación en su contra.

En abril, el procurador Jesús Murillo Karam informó que la Procuraduría General de la República (PGR) investiga si las personas que iniciaron el caso en 2012, durante el gobierno del panista Felipe Calderón, incurrieron en irregularidades al acusar al militar Tomas Ángeles Dauahare.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La indagatoria en la PGR se abrió después de que el Poder Judicial señaló inconsistencias en los dichos de algunos testigos protegidos y advirtió "una posible fabricación de pruebas", en casos de exfuncionarios detenidos en el marco de la Operación Limpieza.

El gobierno de Calderón nombró así al operativo encabezado por la PGR para detectar a funcionarios relacionados con actos de corrupción. Uno de los primeros aprehendidos fue Noé Ramírez Mandujano, extitular de la SEIDO, en 2008 y que fue absuelto de las acusaciones en abril.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×