"Hacer historia", promesa del candidato sin partido que ganó en Zacatecas

Raúl de Luna convenció a la mayoría de su municipio de elegir una fórmula alejada de la "franquicia" de los partidos
raul de luna candidato independiente zacatecas  raul de luna candidato independiente zacatecas
Autor: Lizbeth Padilla Fajardo | Otra fuente: CNNMéxico

Raúl de Luna sabía que si lograba la victoria en la elección a alcalde todos voltearían a verlo a él y a su municipio. Hacer historia fue una de sus promesas y la cumplió.

El 7 de julio se convirtió en el primer candidato independiente en el país que gana un puesto de elección popular: la alcaldía de General Enrique Estrada, un municipio de Zacatecas, estado en el norte de México.

“Ganar fue la conjunción de esfuerzos, una sinergia de que la gente quería apoyar esta propuesta, y la gente me apoyaba con sus rezos, hasta con una barda, con una lona, con calcas, con playeras”, dice de Luna a CNNMéxico.

En su campaña buscaba “competir contra las franquicias de los partidos que están establecidas desde muchos años”, comenta, tenía que demostrarle a la gente “que se tiene que votar por otro logo, que se tienen que olvidar de lo tradicional”, y lo logró.

Con 1,378 votos venció a los tres partidos más fuertes del estado y del país: el Revolucionario Institucional (PRI), y la alianza que hicieron el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Acción Nacional (PAN).

Raúl de Luna tenía una ventaja: ya había sido alcalde de ese municipio de 2007 a 2010, entonces abanderado por el PAN. A finales de 2012, después de que algunos de sus allegados lo convencieran de contender nuevamente, buscó al partido pero le negaron el registro como precandidato con el argumento de que no había cubierto la cuotas como militante panista.

“Pero eso fue solo un pretexto para no permitirme contender”, dice de Luna. Lo que generó la negativa fue su rechazo a la alianza entre el PAN y el PRD.

A pesar de que en Zacatecas, el PAN y el PRD fueron en alianza, el PRI ganó más de la mitad de los ayuntamientos, con 36 de las 58 localidades.

“Sabían que yo no era de las ideas de estar en una alianza, más que alianza yo veo que es un juego de intereses y eso no lo veo funcional para un municipio”.

Su candidatura era una novedad. “Dentro de mi discurso decía que al ser el primer registrado a nivel nacional en una candidatura independiente el municipio tenía una excelente oportunidad, porque a parte de hacer historia estaríamos en los medios para poder pedir apoyo para mi municipio. Ahora es una realidad”, dice De Luna, quien este miércoles recibió la constancia de mayoría que lo acredita como el ganador de la alcaldía.

A través de los medios, De Luna Tovar pide a empresas manufactureras establecerse en su municipio para dar empleo a la gente, pues dice que las únicas oportunidades que tienen los jóvenes son dedicarse a la construcción o al campo.

La principal actividad económica de General Enrique Estrada es la agricultura, sus principales cultivos son el forraje, el chile verde, maíz y alfalfa. Sin embargo este pasa por una crisis, pues los cambios en el clima provocan que continuamente los campesinos pierdan sus cosechas.

Algunas localidades también carecen de infraestructura básica, por ello entre las 63 propuestas de su plataforma política están dotar de electricidad, drenaje y agua potable a las comunidades que no los tienen.

Un día de campaña… independiente

Sin el apoyo de los partidos, De Luna hizo una campaña de a pie con ayuda de familiares, amigos y vecinos, quienes conformaban su equipo de campaña.

“Siempre se me minimizó como el candidato sin partido, me criticaban todo (los adversarios)”, dice, pero para contrarrestarlo hizo una campaña “novedosa”.

Al principio, reunía a pequeños grupos en casas, les explicaba qué era una candidatura independiente y que él era el primero en estar registrado como tal. Para ellos era una novedad por lo que se mostraban renuentes. Entonces les decía que si ganaba, su municipio haría historia y tendría la atención de los medios.

“En los mítines dejaba que el público me cuestionara sobre mi administración (anterior), a todos les entregaba un oficio, que decía que el día que yo salí dejé cuentas claras”, dice.

Pero también los pobladores de General Enrique Estrada hicieron campaña con él. Cuando regresaba de trabajar como gerente administrativo en una empresa de fertilizantes, donde lleva la contabilidad, “había unas 50 personas esperando para ir a caminar y llevar puerta por puerta nuestras propuestas”.

Una amiga, Lucero Márquez, diseñó su logotipo, la R de su nombre encerrado en una media Luna, que hace alusión a su apellido, en color morado. Su hija Larissa lo apoyó a difundir su imagen en camisetas, calcomanías y poniendo stand en la feria del municipio; su primo le hizo su spot para televisión.

“Eso fue el éxito de esta campaña, que con pocos recursos y gracias al apoyo de mis amigos y mi familia y de mi planilla lo sacamos adelante”, cuenta el candidato, quien dice que se gastó 100,000 pesos.

Según la ley electoral del estado, los candidatos independientes no cuentan con recursos públicos para hacer campaña. Según un informe del Instituto Electoral de Zacatecas, los siete partidos políticos registrados en el estado recibieron como Financiamiento Público para la obtención del voto este año 42 millones de pesos.

El PRD obtuvo 8 millones 263,673 pesos, el PRI 7 millones 766,720, el PAN 7 millones 360,923, el PT 6 millones 746,348, el partido Verde, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza recibieron menos de 5 millones cada uno.

El camino a la candidatura

La historia de la candidatura de Raúl de Luna inició en la Suprema Corte de Justicia en diciembre de 2012, cuando él aún no decidía que contendería nuevamente por la alcaldía de General Enrique Estrada y menos como candidato independiente.

Ese mes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) reviró la impugnación presentada por la Procuraduría General de Justicia y por los partidos PRD, PT y Movimiento Ciudadano a la Ley electoral de Zacatecas. El máximo tribunal del país declaró constitucionales las candidaturas ciudadanas en Zacatecas y también aprobó que estas fueran financiadas con recursos privados para la contienda electoral de 2013.

Tres meses después también avalaría esta figura para los candidatos en Quintana Roo, donde cuatro contendieron el pasado 7 de julio, pero ninguno logró la victoria.

Lo primero que tuvo que hacer para ser candidato fue recabar las firmas del 15% de la lista nominal que tiene 4,563 electores, esto es 745. En tres meses —de enero a abril, según lo marca la ley estatal— de Luna reunió 1,100 firmas.

La recaudación de firmas, dice, es una ventaja de las candidaturas independientes pues permite saber “si tiene aceptación o no en un municipio”.

Después vino la campaña y finalmente el triunfo el domingo 7 de julio. Ahora Raúl de Luna piensa en la conformación de su equipo de trabajo que, dice, estará integrado por “personas comunes” que se destaquen por su trabajo y apoyo al municipio.

El 15 de septiembre, Raúl de Luna festejará por partida doble: el 203 aniversario de la independencia de México y su toma de posesión como el primer candidato independiente en la historia de México que le gana a los partidos “grandes”.

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×