La Cruzada contra el Hambre retoma el paso tras el freno electoral: Peña

El presidente Peña Nieto dijo que algunos señalamientos "infundados" previos a las elecciones detuvieron el avance de la cruzada en el país
Cruzada Contra el Hambre se enfoca en pobreza urbana
| Otra fuente: CNNMéxico

El presidente Enrique Peña Nieto dijo que las elecciones frenaron "un poco" el trabajo social, debido a señalamientos “infundados”, pero que tras los comicios se redoblará el paso para recuperar el ritmo y cumplir la meta de llegar a 80 de los 400 municipios que forman parte de la Cruzada contra el Hambre.

El mandatario dijo durante un evento en el municipio de Mártir de Cuilapan en Guerrero, que más allá de colores partidistas, su gobierno busca generar condiciones de bienestar para el pueblo por ello, dijo, quiere potenciar la capacidad de acción.

La Cruzada contra el Hambre es uno de los principales programas del gobierno de Peña Nieto. Está dirigido a 7.4 millones de personas en 400 municipios, que padecen pobreza extrema y carencia alimentaria severa. En México hay 52 millones de pobres, según datos de Coneval.

Este programa fue cuestionado por los partidos de oposición y el congreso por considerar que es un instrumento clientelar para atraer votos el pasado 7 de julio en el que 14 entidades tuvieron comicios. En Veracruz, el PAN presentó una denuncia con videos señalando a funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social haciendo uso político de los programas.

Dijo que la Cruzada busca atender, a partir de un diagnóstico claro de los municipios que tienen índices de pobreza y carencia alimentaria, a quienes padecen hambre.

Peña Nieto destacó que quienes entran al programa también deben encontrar una actividad productiva que les genere ingresos, y con ello hacer las comunidades más productivas.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, fue uno de los invitados al evento para conocer las acciones de la Cruzada contra el Hambre, el programa principal del gobierno mexicano para combatir la pobreza extrema en el país.

En abril pasado, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, visitó México para encabezar un acto de la Cruzada contra el hambre en el estado de Chiapas, una de las entidades con mayores niveles de pobreza en el país.

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, dijo que el municipio guerrerense de Mártir de Cuilapan fue el elegido para iniciar un piloto de la Cruzada contra el Hambre y está dando los primeros resultados.

Dijo que aunque los resultados de la Cruzada se medirán en los próximos años, es una estrategia efectiva y sujeta a la evaluación permanente.

“La Cruzada contra el Hambre es algo más que el reparto de despensas, ese hubiera sido el camino fácil, el que arranca aplausos”, dijo Robles.

Destacó que la Cruzada busca, además de resolver la carencia de alimentos, dar acceso a derechos básicos de salud, vivienda, equidad social, educación a las comunidades “construyendo una política social desde abajo”.

Robles dijo que en Mártir de Cuilapan, se está ayudando a la electrificación de la comunidad y dar acceso al agua potable, además de que se da apoyo a las mujeres para promover el tejido de palma que hacen y con ello recuperar el potencial productivo de sus habitantes.

En el acto de este miércoles, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, pidió al presidente Enrique Peña Nieto otorgue en el próximo presupuesto federal 600 millones de pesos adicionales al presupuesto del programa PESA para los próximos dos años, y así en 2015 tener el 100% de las comunidades rurales atendidas en materia alimentaria.

PESA es un programa creado por la FAO en 1994, cuyo fin es incrementar la producción de alimentos para reducir las tasas de hambre y desnutrición.

“No queremos más migrantes ni jornaleros que se van al norte” en búsqueda de trabajo, dijo el gobernador.

Guerrero es uno de los estados con mayores niveles de probreza, 71 de sus 81 municipios presentan alta marginación. Más de 300,000 niños solo tienen acceso a alimentación una vez al día y se alimentan en tortilla, chile y frijoles.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunos de los asistentes al evento de la Cruzada gritaron demandas interrumpiendo al presidente Enrique Peña Nieto cuando iba a tomar protesta a brigadistas de ese programa.

“Ahorita con mucho gusto prestamos atención a la petición que tienen los amigos que se están haciendo presentes, con mucho gusto al término del evento les prestaré toda la atención”, dijo el presidente, lo que causó los aplausos de los asistentes.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×