Sin temas clave y sin dictámenes, se acerca el periodo extraordinario

Los legisladores tratan de construir "una agenda de consenso" para aprobar los dictámenes de los temas estratégicos que se deben discutir
Los primeros 100 días de Peña Nieto como presidente
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

La realización de un periodo extraordinario de sesiones en el Congreso, que los legisladores quieren convocar la tercera semana de agosto, peligra debido no solo a la falta de acuerdos entre las bancadas sobre los temas que se discutirían, sino a que ninguno de éstos ha sido aprobado en comisiones, requisitos legales para que las cámaras llamen a más sesiones del pleno.

Ante esa situación —según legisladores consultados por CNNMéxico—, los coordinadores parlamentarios planean reunirse este martes para definir la agenda legislativa y urgir a que las comisiones aprueben los dictámenes de las iniciativas consideradas prioritarias, entre las que se prevé estén las reformas electoral y financiera.

La primera plantea crear un solo instituto que organice todas las elecciones en el país, mientras la segunda propuesta busca obligar a los bancos que reduzcan los requisitos para que empresas y ciudadanos obtengan créditos.

"En este momento no hay dictámenes, y para hacer que las comisiones dictaminen, el acuerdo (sobre los temas a discutir) tendría que estar (esta semana)", dijo Miguel Alonso Raya, vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados. 

"Estamos tratando de armar una agenda que sea de consenso no solo entre los senadores, sino también con la Cámara de Diputados", señaló José María Martínez, vicecoordinador del Partido Acción Nacional (PAN) en el Senado. 

Por el momento, los otros temas que se prevé sean discutidos en un posible periodo extraordinario son las leyes secundarias sobre educación, el nombramiento de los integrantes de los órganos creados con la reforma en telecomunicaciones y la ley para limitar las deudas de los estados y municipios.

La legislación reglamentaria de la reforma educativa, que fijará los lineamientos para que los profesores sean evaluados, ha generado polémica entre partidos y las organizaciones magisteriales, que exigen que la evaluación no afecte derechos laborales de los docentes.

Diferencias en la reforma electoral 

Un asunto al que los legisladores dicen que quieren dar prioridad es la reforma electoral, que el gobierno del priista Enrique Peña Nieto y los principales partidos acordaron concretar con la firma del Pacto por México en diciembre pasado.

El perredista Armando Ríos Piter, secretario de la Comisión de Gobernación del Senado —una de las responsables de revisar el tema—, consideró que existe consenso entre las bancadas para impulsar puntos como la regulación sobre candidaturas independientes, iniciativa ciudadana y consulta popular, figuras creadas con una reforma a la Constitución avalada en 2012.

"Tendríamos la posibilidad de dictaminar toda vez que hay voluntad política. Hay iniciativas presentadas. Sí sería posible tener dictámenes sobre esos temas y es una obligación que tendríamos que cubrir", dijo. 

Sin embargo, los acuerdos no han llegado en otros puntos, como la creación de un solo instituto electoral que sustituya al Instituto Federal Electoral (IFE) y a los 32 institutos locales.

El tema es uno de los compromisos del Pacto por México, pero los senadores del PRD y algunos panistas exigen que esa reforma se debata junto con modificaciones al régimen político, en especial, la formación de una comisión nacional anticorrupción y las nuevas facultades del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), asuntos pendientes desde finales de 2012. 

"El debate se mantiene en la amplitud de la reforma que pudiéramos tener. (…) Nosotros lo que consideramos es que no podemos quedarnos solamente con una reforma electoral. (…) Es indispensable que tengamos una reforma política", dijo Ríos Piter.

Finanzas públicas y privadas

La reforma financiera, por otra parte, cumplió en julio dos meses de haber sido enviada por el presidente Enrique Peña Nieto a la Cámara de Diputados, con el respaldo de los integrantes del Pacto por México.

El documento consta de 13 iniciativas de reforma a leyes federales que buscan facilitar la creación de bancos y el acceso a créditos para empresas y ciudadanos.

La Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara baja tiene previsto reunirse desde este martes para discutir el tema, según se publicó este lunes en la Gaceta Parlamentaria.

En cuanto a la nueva ley de deuda, la propuesta ya fue aprobada en julio por los diputados, pero aún requiere la ratificación del Senado.

Algunos puntos que plantea el documento consisten en obligar a los gobiernos de los estados y municipios a recibir el permiso de al menos dos terceras partes de un Congreso local para solicitar préstamos, así como prohibirles utilizar esos recursos en gasto corriente. 

La legislación busca evitar el incremento de las deudas locales, que desde 2008 a la fecha se ha elevado en 115%, según cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Las tres leyes sobre educación 

El senador panista Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación, consideró que esta semana es "clave" para que estén listas las leyes secundarias de la reforma educativa. 

Junto con otros nueve legisladores de los principales partidos políticos, Romero Hicks trabaja en la elaboración de los tres documentos necesarios: la nueva Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y la Ley del Servicio Profesional Docente.

El senador señaló que las dos primeras leyes están "muy avanzadas", mientras que la tercera aún implica "retos" porque regulará cómo los profesores obtendrán plazas, gratificaciones o ascensos, un asunto que genera controversia en el magisterio desde finales de 2012. 

Una vez que los tres documentos estén terminados, serán entregados al Consejo Rector del Pacto por México —en el que participan el gobierno, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el PAN y el PRD— para que éste dé su punto de vista y acuerde a qué cámara se enviarán para que sean dictaminados.

Nombramientos en Ifetel y Cofeco

En la agenda de agosto, además, los legisladores quieren incluir los nombramientos de los siete comisionados del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) y de los siete de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofeco).

Ambos órganos reguladores fueron creados en abril con la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, una iniciativa presentada por Peña Nieto e impulsada por el Pacto por México.

Los 14 integrantes de las dos instituciones deben ser ratificados por dos terceras partes del Senado a propuesta del presidente, quien a su vez elige de una lista de hasta cinco aspirantes por cada puesto. El listado debe ser elaborado por un Comité de Evaluación que conforman los titulares del Banco de México (Banxico), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el INEE.

Gerardo Flores, senador del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), y secretario de la Comisión de Comunicaciones, consideró que la rapidez con que se desarrolle el proceso dependerá en primer lugar de que los aspirantes que proponga el comité satisfagan al gobierno.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Si este comité le envía una serie de candidatos que al presidente quizá no lo convencen lo suficiente, es probable que no haya condiciones idóneas para que en su caso puedan aprobarse todos los nombramientos. Yo esperaría que haya las condiciones, que no sea un procedimiento que se entrampe", dijo.

Una vez conformados, ambos órganos tendrán facultades para otorgar o retirar concesiones de radio, televisión o telefonía, así como para combatir prácticas monopólicas en el sector telecomunicaciones.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×