Las sanciones a profesores traban leyes secundarias de reforma educativa

Legisladores coincidieron en que la búsqueda de opciones para no retirar plazas a docentes aplazará la discusión más allá del 26 de agosto
Autor: Lizbeth Padilla Fajardo | Otra fuente: CNNMéxico

La discusión sobre qué hacer con los profesores que no logren acreditar las evaluaciones que marca la reforma educativa es uno de los puntos que retrasará la aprobación de las leyes secundarias, coincidieron legisladores.

El Congreso tiene como plazo para aprobar la Ley General del Servicio Profesional Docente, modificaciones a la Ley General de Educación y la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) antes del 26 de agosto, de lo contrario los legisladores caerían en un incumplimiento y su discusión se aplazaría hasta el periodo ordinario de sesiones que inicia en septiembre próximo.

El conflicto para los legisladores es la nueva Ley General del Servicio Profesional Docente, que determina que los nuevos profesores que en la evaluación obtengan una "mala calificación" tendrán tres oportunidades para conservar su plaza. Si en una tercera evaluación y tras haber asistido a programas de regularización, no acreditan la “suficiencia” de conocimientos, las autoridades educativas "darán por terminados los efectos de nombramiento correspondiente", sin ninguna responsabilidad.

Los legisladores analizan “alternativas” a lo planteado por la iniciativa del gobierno federal para que los docentes de nuevo ingreso no pierdan su plaza, dijo Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación de la Cámara alta.

En tanto, los profesores que ya cuenten con una plaza definitiva y no aprueben las tres evaluaciones no serán separados de la función pública, sino solo readscritos en otra tarea administrativa, según el octavo artículo transitorio de la ley.

Leer: La SEP da a nuevos docentes dos años para probar que son competentes

Este miércoles, la Secretaría de Educación Pública (SEP) envió a la Comisión Permanente del Congreso las tres iniciativas de leyes secundarias necesarias para la aplicación de la reforma educativa, promulgada en febrero por el presidente Enrique Peña Nieto. El paquete de leyes secundarias en materia educativa será discutido por el Congreso del 21 al 23 de agosto en periodo extraordinario.

“Si no se aprueba antes del 26 de agosto caemos en falta (…) vamos a trabajar para que se haga el esfuerzo posible para que estén aprobadas en tiempo”, dijo el senador.

El diputado Jorge de la Vega, presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados, dijo que la iniciativa enviada por el presidente Peña Nieto “no va a pasar (sin cambios), lo que no podemos hacer es que se pase sobre los derechos laborales”.

Consideró que estas tres iniciativas “se mandaron de manera precipitada”, por lo que “los tiempos nos acotan, son tres leyes fundamentales y es muy poco tiempo para trabajarlos, sobre todo que no ha habido el proceso de elaboración suficiente en dos de ellas que son la Ley General de Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente”.

Los diputados —quienes deben aprobar las iniciativas como Cámara de origen para luego enviarlas al Senado para su revisión y aprobación— buscarán defender los derechos de los trabajadores haciendo cambios a la iniciativa para evitar que el Estado pueda rescindir la plaza a los docentes que no acrediten las evaluaciones.

De la Vega dijo que los legisladores están de acuerdo en la evaluación de docentes y en el concurso de oposición para acceder a una plaza, pero que primero se debe dar capacitación constante y actualización a los docentes, pues “no se vale evaluar sin que se les den las herramientas para la evaluación”.

Romero Hicks dijo que antes de aprobar las leyes escucharán las peticiones de los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), pues por la "desinformación" protestan por puntos que no están en la propuesta.

"Están preocupados porque creen que se van a afectar sus derechos laborales, porque algunos creen que habrá una sola evaluación, de un solo instrumento", dijo, y no se puede generar una legislación en contra de los profesores.

La propuesta del PRD

Ante las iniciativas de ley que envió la SEP al Congreso, las bancadas del PRD en el Senado y en la Cámara de Diputados presentaron este jueves sus propias propuestas y acusaron a la dependencia federal de causar inestabilidad al buscar que sus proyectos se aprueben en un periodo extraordinario. 

“Meterla a resolver en un periodo extraordinario no tiene lógica, no tiene el menor cálculo de lo que puede provocar”, dijo por la tarde en rueda de prensa el líder de los senadores perredistas, Miguel Barbosa.

“La apuesta por querer resolver los impactos políticos y sociales de las reformas secundarias en materia educativa puede afectar el escenario político, social y legislativo, tan necesario para resolver otros temas de igual importancia”, agregó. 

Miguel Alonso Raya, vicecoordinador de los diputados perredistas, señaló que los partidos únicamente tienen acuerdo en aprobar la ley del INEE, pero no las reformas a la Ley General de Educación ni la del Servicio Profesional Docente. 

Los legisladores del PRD afirman que el proyecto de la SEP afecta los derechos de los docentes porque implica que pierdan sus plazas si no acreditan una evaluación. En contraste, la izquierda plantea que los profesores que no pasen reciban más capacitación, así como crear un Instituto Nacional del Servicio Profesional Docente. 

La presentación de las iniciativas del PRD en materia de educación ocurrió mientras, por segundo día consecutivo, decenas de integrantes de la CNTE protestaban afuera del Senado por los cambios legislativos que consideran perjudiciales para sus derechos laborales.

Ahora ve
No te pierdas