Legisladores abren periodo extraordinario entre protestas y sedes alternas

El periodo comenzó con siete horas de retraso por un bloqueo en San Lázaro contra las propuestas de ley de la reforma educativa
La agenda legislativa divide al Congreso
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El priista Francisco Arroyo Vieyra, presidente de la Cámara de Diputados, alzó la voz cuando al fin pudo declarar la apertura del periodo extraordinario de sesiones del Congreso mexicano. 

“Honorable asamblea, esta tarde y más que nunca, podemos decir que hay senadoras y senadores de la República, y diputadas y diputados de la nación”, dijo este miércoles ante los legisladores reunidos en el Senado, luego de que la ceremonia se había postergado durante casi siete horas. 

La sesión estaba programada para el mediodía en la Cámara de Diputados —la sede habitual para los inicios de periodo—, pero se retrasó debido a que cientos de profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) bloquearon los accesos del recinto en protesta contra tres iniciativas de ley que consideran perjudiciales para sus derechos laborales.

Los documentos fueron propuestos por el gobierno del priista Enrique Peña Nieto y quedaron aprobados en comisiones el lunes, en una sesión en la que la izquierda acusó falta de acuerdos en el tema. 

Los docentes, procedentes de estados como Oaxaca, Guerrero y Michoacán, llegaron este miércoles al Palacio Legislativo de San Lázaro, en el oriente de la capital mexicana, desde alrededor de las 7:00 horas (local) y en poco tiempo rodearon el inmueble con casas de campaña y pancartas.

Ante la situación, los líderes de las principales bancadas —el priista Manlio Fabio Beltrones, el panista Luis Alberto Villarreal y el perredista Silvano Aureoles— convocaron a dirigentes de la CNTE para discutir el asunto en privado, según confirmó por la tarde el diputado Miguel Alonso Raya, vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), de izquierda. 

El ofrecimiento de los diputados a la CNTE fue retirar del periodo extraordinario de sesiones la iniciativa más controversial, una propuesta de ley para el servicio profesional docente que, de entrar en vigor, obligaría a los profesores a ser evaluados periódicamente y dados de baja en caso de no aprobar los exámenes. 

Las pláticas quedaron suspendidas alrededor de las 14:00 horas, a fin de que los dirigentes de la CNTE consultaran a sus agremiados. 

Poco después, sin embargo, los docentes informaron a los diputados que mantendrían tanto su bloqueo a San Lázaro como su exigencia de que tampoco se votaran las otras dos iniciativas, la ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y las reformas a la Ley General de Educación

Ante la negativa, los legisladores determinaron abrir el periodo extraordinario en una sede alterna. Para ello eligieron el edificio del Senado, un recinto ubicado en el centro de la capital y para ese momento fuertemente resguardado por policías federales y locales. 

En camionetas y camiones, decenas de diputados comenzaron entonces a trasladarse al lugar, aunque algunos se quejaron de no haber sido informados con anticipación del cambio de locación. 

“Lamentablemente no fuimos convocados a tiempo para asistir a la instalación del periodo extraordinario”, escribió en su cuenta de Twitter el líder de los diputados del PRD, Silvano Aureoles. 

“Por qué no estoy en la instalación del Congreso? Porque no tuvieron la gentileza de avisarme” (sic), señaló el también perredista Fernando Belaunzarán en la misma red social, reclamando a Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), primera fuerza en la Cámara baja. 

Poco antes de las 19:00 horas, con 302 de 500 diputados y 85 de 128 senadores, se declaró el quórum para la sesión de Congreso General, informaron entonces las mesas directivas de ambas cámaras. Entre los ausentes hubo decenas de legisladores de los partidos de oposición. 

La apertura del periodo extraordinario de sesiones duró poco más de siete minutos y, al término de la ceremonia, los priistas dejaron rápidamente el salón del pleno del Senado para volver a abordar los vehículos que los llevarían a otra sede alterna, el Centro Banamex, en el noroeste de la capital, donde tenían previsto votar las iniciativas en materia de educación. 

Antes de dejar el recinto, Arturo Escobar, líder de los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), aliado tradicional del PRI, señaló ante periodistas que las principales bancadas estaban considerando discutir los tres documentos en la materia —incluyendo la polémica ley del servicio profesional docente— en represalia por el bloqueo de la CNTE. 

“Hay algunos que están muy enojados por lo que está pasando”, dijo.

Para esa hora, mientras los diputados se dirigían al Centro Banamex, los profesores inconformes habían comenzado a trasladarse del Palacio Legislativo de San Lázaro a la sede del Senado, donde se prevé que las leyes educativas también sean discutidas esta misma semana.

Ahora ve
Vecinos trabajan con sus propias manos para revivir las Cascadas de Agua Azul
No te pierdas
×