Peña Nieto y Obama llegan al G-20 en medio del escándalo de espionaje

Los mandatarios se encontrarán este jueves en Rusia, luego que México pidiera al embajador de EU una explicación sobre el supuesto espionaje
peña obama  (Foto: CNN)
| Otra fuente: CNNMéxico

El próximo jueves 5 de septiembre, el presidente Enrique Peña Nieto se encontrará con su homólogo estadounidense Barack Obama en la cumbre del G-20 en San Petersburgo, Rusia.

El tema de la cumbre es el crecimiento y la estabilidad financiera mundiales, aunque Peña Nieto y Obama tienen otro asunto pendiente: el supuesto espionaje que el gobierno de Estados Unidos hizo al mandatario mexicano cuando aún era candidato a la presidencia. 

Este domingo, la televisora brasileña TV Globo denunció el supuesto espionaje por parte de Washington a Peña Nieto en junio de 2012, así como a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Esta información se basó en un documento atribuido a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) que fue filtrado por el exanalista de inteligencia Edward Snowden, ahora asilado en Rusia y buscado por Estados Unidos bajo cargos de espionaje.

En San Petersburgo, Peña y Obama se encontraran durante los dos días que dura la Cumbre —5 y 6 de septiembre— en la cena de apertura el jueves con los líderes del G-20, donde los asistentes “dialogarán sobre el desarrollo sustentable, incluyendo temas como la seguridad alimentaria y la inclusión financiera”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

También se verán en una sesión con representantes de organizaciones empresariales y sindicales y en otra sesión de trabajo sobre crecimiento, empleo e inversión. Si la agenda está muy apretada para que ambos mandatarios conversen, el viernes tendrán un almuerzo de trabajo sobre comercio para concluir la cumbre.

El gobierno mexicano convocó este lunes al embajador de Estados Unidos, Anthony Wayne, y exigió una "investigación exhaustiva" de las denuncias divulgadas. 

"Sin prejuzgar sobre la veracidad de la información presentada en dichos medios de comunicación, el Gobierno de México rechaza y condena categóricamente cualquier labor de espionaje sobre ciudadanos mexicanos en violación del Derecho Internacional", señaló en un comunicado la SRE este lunes.  

Una fuente de la embajada de EU dijo a CNNMéxico que "el gobierno de Estados Unidos se ha puesto en contacto con el gobierno de México" para abordar el tema. 

Sin embargo, puede ser que el gobierno de EU ni siquiera reconozca la veracidad de la filtración, y aunque se compruebe que Peña Nieto y nueve de sus colaboradores si fueron espiados, el gobierno mexicano puede hacer muy poco al respecto, dijo Jorge Chabat, doctor en Asuntos Internacionales del Centro de Investigaciones y Docencias Económicas (CIDE).

"No sé si Estados Unidos vaya a reconocerlo, probablemente ni lo niegue ni lo afirme, probablemente no responda nada. Creo que México en todo caso protestará pero más de eso no puede hacer", afirmó Chabat.

Esta no es la primera vez que se revela que EU espió a otras naciones. En junio pasado, el diario británico The Guardian reportó que una serie de documentos filtrados por Snowden mencionaban a México en una lista de 38 embajadas y misiones consideradas como "objetivos" de las operaciones de espionaje de los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Ese anuncio se conoció días antes de que Peña Nieto viajará a EU a la conferencia de Sun Valley. Entonces el mandatario mexicano dijo que pidió al gobierno de Obama un informe para esclarecer el asunto, pero dijo que esto no dañaba la relación bilateral.

La economía, ¿para presumir?

El mandatario no lleva cifras alentadoras que presumir sobre la economía y el desarrollo de México, y sus reformas “transformadoras” aún están pendientes de aprobarse en el Congreso mexicano y algunas como la educativa y la energética han desatado movilizaciones y descontento.

 “El objetivo principal de la participación del Presidente de México, será contribuir a los esfuerzos globales para apuntalar la recuperación de la economía internacional”, informó la SRE en un comunicado este martes.

El G-20 es el principal foro de coordinación de políticas macroeconómicas entre las economías más importantes del mundo, incluyendo a países desarrollados y emergentes. El grupo se reúne a nivel de líderes desde 2008 con el objetivo principal de hacer frente a la crisis económica internacional que inició ese año.

En junio de 2012, México presidió el G-20, cuando se realizó en Los Cabos.

Peña Nieto llega al G-20 “con un país con una economía desacelerada”, aunque si las reformas son bien presentadas en las reuniones de la cumbre, los funcionarios mexicanos y el presidente pueden “vender a México” como un país en el que hay estabilidad social, política y acuerdos como el Pacto por México, dice Abraham Vergara Contreras, académico de la Universidad Iberoamericana.

La semana pasada, la Secretaría de Hacienda bajó la previsión de crecimiento del país de 3.1% a 1.8%, ni que por ello se dejarán de crear unos 200,000 empleos en lo que resta del año, según estimaciones de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para Vergara Contreras, los objetivos del mandatario serán convencer a los líderes que México es un buen lugar para la inversión extranjera directa y aumentar el turismo, el asunto del espionaje será secundario.

“No sé qué tanto nos convenga pelearnos con EU y afectar la relación económica y comercial y afectar más el crecimiento de México. Estando allá, si se acercará Peña Nieto con Obama y se dará una explicación y no irá más allá porque hay intereses comerciales y económicos más importantes que el asunto del espionaje”, dijo.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×