El gobierno federal quita a estados el control de la nómina de docentes

Ahora serán la SEP y Hacienda las que revisen y autoricen el pago de nómina a los docentes en los estados para evitar la corrupción
Lizbeth Padilla Fajardo
Autor: Lizbeth Padilla Fajardo | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El gobierno federal le quitará a los estados el control sobre el dinero para el pago de nómina a los maestros de educación básica, con el fin de dar más transparencia y evitar negociaciones dobles de aumentos y pago a plazas inexistentes o duplicidad.

Con esta medida, los estados dejarán de manejar el próximo año 292,583 millones 472,824 pesos de aportaciones federales para el pago servicios personales, según los cambios a la Ley de Coordinación Fiscal y a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, en materia de financiamiento educativo, incluidas en el paquete económico 2014 entregado por el gobierno federal este domingo al Congreso.

En 2013, las entidades recibieron a través del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) 278,503 millones 59,277 pesos como apoyo para cubrir la nómina magisterial.

Las reformas enviadas por el presidente Enrique Peña Nieto proponen sustituir el FAEB, por el Fondo de Aportaciones de Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), el cual "generará un adecuado control administrativo de la nómina de los maestros transferidos a los estados", según la iniciativa.

La reforma al artículo 49 de la Ley de Coordinación Fiscal, determina que "las aportaciones federales serán administradas y ejercidas por los gobiernos de las entidades federativas y, en su caso, de los municipios y las demarcaciones territoriales del Distrito Federal que las reciban, conforme a sus propias leyes, salvo en el caso de los recursos para el pago de servicios personales previsto en el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa".

Entre los problemas que se quieren corregir con este nuevo fondo están la disparidad en el reparto de recursos entre las zonas urbanas y rurales, una excesiva creación de plazas en algunas entidades, el cobro de plazas que no están en operación y una doble negociación de los aumentos salariales, ya que cada estado contempla condiciones generales de trabajo diferentes, que se suman a la  negociación a nivel federal que es una base de incremento mínimo para una segunda negociación.

El pasado 19 de agosto, durante el inicio del ciclo escolar 2013-2014, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que se revisaría "a fondo" el financiamiento de la educación pública", derivado de la descentralización educativa de 1993.

"A 20 años de distancia, la federalización del pago de los maestros y las insuficientes transferencias de recursos federales han debilitado las finanzas estatales y acentuado importantes inequidades entre las entidades federativas", informó al encabezar un acto de inicio de clases en Xochitepec, Morelos.

El FONE incluirá recursos para apoyar a las entidades federativas a cubrir gastos de operación, distintos de los servicios personales y de mantenimiento.

La distribución de los recursos operativos dependerá de una fórmula que contará con criterios de matrícula y de densidad poblacional; la actual fórmula del FAEB toma en cuenta la matrícula pública en educación básica para establecer el 50% de los recursos que reciben las entidades, por lo que estados pobres o zonas rurales con menor número de alumnos reciben menos recursos.

Este año, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, dijo que en su estado había 10,000 profesores que cobran y no dan clases para dedicarse a otras funciones.

La medida se da en medio de una movilización de varios estados del sector magisterial en contra de la reforma educativa, que entre otras cosas, propone evaluar a los maestros y no otorgar plazas de docenetes a quienes no cumplan con el nivel adecuado.

Hacienda y la SEP ponen candado al pago de plazas

Para evitar el pago de plazas que no existen o la duplicidad, éstas serán registradas por las entidades en un sistema de administración de nómina; donde también se registrará la información relativa a los movimientos del personal, como las comisiones sindicales y las bajas de docentes.

La Secretaría de Educación Pública verificará que la información del sistema de nómina corresponda con la del Sistema de Información y Gestión Educativa,  creado a partir de la reforma educativa y que contendrá la información sobre escuelas, maestros y alumnos de educación básica.

Una vez validada la información, la Secretaría de Educación Pública solicitará a la Tesorería de la Federación, realizar el pago correspondiente a cada entidad, así el gobierno federal solo enviará recursos a los estados para pagar la nómina exclusivamente al personal que ocupe plazas registradas en el Sistema.

La propuesta presentada por el Ejecutivo determina que los aumentos salariales dependerán, además de la disponibilidad de recursos, "de los objetivos, metas y resultados alcanzados del Servicio Profesional Docente y la negociación del incremento en remuneraciones".

El PRD rechaza la centralización

El ejecutivo también envió reformas a diversas disposiciones de la Ley General de Salud con lo que también se centraliza el uso de recursos para estos servicios en los estados.

El gobierno dará a las entidades los recursos en numerario o en especie; será la Tesorería de la Federación, "quien mediante instrucción de los Regímenes Estatales de Protección en Salud, podrá realizar los pagos a los proveedores de los bienes y servicios que determinen dichos Regímenes, con cargo a los referidos depósitos".

"Aprovechando la experiencia federal y la obtención de mejores condiciones por volúmenes de compras a nivel nacional", según los cambios a la Ley General.

Los senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) señalaron este martes que la propuesta de centralizar el gasto educativo y en medicamentos, en vez de que lo ejerzan los gobiernos estatales, es insuficiente para prevenir desvíos de recursos.

"Históricamente ha habido un problema de corrupción, sea centralizado o sea federalizado, y entonces el error de la propuesta del gobierno federal es que no busca combatir la corrupción. Lo que busca es centralizar la toma de decisiones. ¿Qué debemos hacer? Hacer un análisis muy puntual", dijo el senador Armando Ríos Piter en un mensaje a medios. 

"Que se diga por qué (tomar esa decisión) y si existen casos de corrupción de gobernadores que desviaron recursos de esos dos tamos, que se les sancione", comentó el líder de la bancada, Miguel Barbosa.

Ahora ve
No te pierdas