Nuevo León adeuda 169 mdp al fondo de desastres, según la Auditoría

La ASF señala que el estado debe devolver el dinero que no usó en las obras previstas, pero éste afirma que se le autorizó gastarlo en otras
¿Por qué se generaron las lluvias en todo el país?
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El gobierno del estado de Nuevo León adeuda al Fondo de Desastres Naturales (Fonden) 169 millones de pesos que recibió en 2010 para enfrentar los daños que causó el huracán Alex. El dinero no se utilizó en las obras previstas, por lo que las autoridades estatales debieron devolverlo ese mismo año, según informes de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) elaborados entre principios de 2012 y marzo pasado. 

La primera vez que la ASF señaló que el gobierno encabezado desde 2009 por Rodrigo Medina no había devuelto los recursos fue en febrero de 2012, cuando dio a conocer su informe sobre la Cuenta Pública correspondiente a 2010.

El órgano fiscalizador auditó el 42.8% de los fondos que recibió Nuevo León tras el paso de Alex —que sumaron 3,097 millones de pesos— y concluyó que el gobierno estatal debió haber regresado 171 millones 493,700 pesos.

La ASF señaló entonces que ese dinero correspondía a obras hidráulicas y a la construcción de un puente en el municipio de General Escobedo, en el área metropolitana de la entidad, que la Secretaría de Obras Públicas no ejecutó.

Alex llegó a costas del noreste mexicano el 30 de junio de 2010, como un huracán de categoría 2. Las lluvias que generó causaron la muerte de siete personas, inundaciones, daños a vialidades y casas, así como cortes de energía eléctrica. Las averías que provocó tuvieron un costo aproximado de 16,896 millones de pesos tan solo en Nuevo León.

Tras las conclusiones de la ASF, el gobierno de Nuevo León presentó documentos con los que hasta ahora únicamente ha acreditado la devolución de un millón 911,500 pesos, según datos que el área de prensa de la auditoría proporcionó a CNNMéxico en respuesta a una solicitud de información.

Consultada al respecto, la Contraloría de Nuevo León señaló que, desde su punto de vista, el gobierno estatal no está obligado a regresar los 169 millones 581,800 pesos restantes, porque el comité que el Fonden instaló en 2010 le autorizó gastarlos en obras distintas a las originalmente previstas.

"Con relación a los recursos observados, se trata de transferencias de obras que se cancelaron, a otras que requerían de mayor inversión. Son transferencias previamente aprobadas por el Comité del Fonden, por lo que no procede reintegrar los recursos", indicó el área de prensa de la Contraloría en respuesta a una solicitud de información.

"Las aclaraciones solicitadas (por la auditoría) se realizaron y se está en espera de que la información sea suficiente y que éstas puedan ser solventadas", agregó la dependencia.

La ASF debe revisar los documentos entregados por el gobierno estatal y determinar si en realidad se le autorizó gastar el dinero en obras diferentes a las previstas o, por el contrario, está obligado a devolverlo. 

Virgilio Bravo, académico del Tecnológico de Monterrey, señaló que los recursos del Fonden están "etiquetados" para fines específicos y no es común que se autorice su transferencia a otras obras. 

"Este tipo de fondos tienen un objetivo concreto. (…) El no haber utilizado el dinero en el destino correcto implica una responsabilidad, administrativa o en su caso penal", dijo.

CNNMéxico buscó al vocero del gobierno de Nuevo León, Jorge Domene, para conocer más detalles sobre el caso, pero no ha obtenido respuesta.

La ASF ve retrasos y sobreprecios

En su primer informe sobre el tema, la ASF también detectó otras irregularidades en el uso de los recursos del Fonden en Nuevo León por causa de Alex, que le llevaron a concluir que las autoridades "no cumplieron con las disposiciones normativas aplicables".

"Se observaron retrasos considerables en la conclusión de las acciones autorizadas; en algunos casos los avances son nulos y en otros no son congruentes con la urgencia para rehabilitar la infraestructura afectada por los desastres naturales", indicó en el documento.

Otra irregularidad consistió en que funcionarios estatales pagaron 101 millones de pesos por la reconstrucción del acceso poniente del puente del municipio de Monterrey, a pesar de que el presupuesto que se había autorizado era de 79 millones 900,000 pesos.

La ASF llamó entonces al gobierno de Nuevo León a que investigara y sancionara administrativamente a los responsables de que se pagaran 21 millones de pesos extra. Tras el exhorto, las autoridades estatales sancionaron sólo a un servidor público —a quien no se identifica— con una llamada de atención.

"(Las dependencias estatales) determinaron la no procedencia de responsabilidades administrativas sancionatorias, con excepción de un caso en que se determinó aplicar una sanción disciplinaria al servidor público, consistente en apercibimiento privado verbal", informó la ASF en un reporte de seguimiento actualizado al 30 de septiembre de 2012.

Los casos de Tabasco y Chiapas

Este año, Nuevo León es uno de los estados afectados por las lluvias causadas por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel, que hasta ahora han provocado la muerte de 147 personas y que 309 municipios hayan sido declarados en desastre natural, con lo que el gobierno federal les da acceso a los recursos del Fonden.

También han registrado daños Tabasco y Chiapas, dos entidades del sur de México que en 2007 sufrieron fuertes inundaciones por causa del huracán Dean

Ambos estados recibieron ese año un total de 3,073 millones de pesos del Fonden, que si bien fueron manejados conforme a la ley "en términos generales", también registraron irregularidades, según el informe de la Cuenta Pública de la ASF correspondiente a 2007.

La mayor parte de las observaciones —seis de siete— se concentró en Tabasco, donde el órgano fiscalizador detectó modificaciones no autorizadas en los contratos de obra y que se adjudicaron de forma directa 37 contratos por 128 millones de pesos, en los que los funcionarios no siguieron el principio de buscar las mejores condiciones económicas para el erario.

Además, se concluyó que las autoridades estatales tuvieron retrasos en hacer sus aportaciones en obras conjuntas con el gobierno federal, lo que retrasó su ejecución.

"El gobierno del estado de Tabasco no inició de manera inmediata las obras programadas de los sectores hidráulico, educativo y salud, en la atención de la población afectada por las lluvias e inundaciones atípicas que se presentaron del 23 al 27 de octubre de 2007", señala la ASF.

CNNMéxico contactó a las contralorías de ambos gobiernos estatales para saber si algún funcionario fue sancionado por las irregularidades señaladas, pero hasta ahora no ha obtenido respuesta.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En su más reciente informe sobre la Cuenta Pública, correspondiente a 2011 y publicado en febrero pasado, la ASF concluye que las ineficiencias en los principales fondos que México tiene para enfrentar desastres naturales dificultan la atención de las localidades afectadas.

La revisión que hizo la ASF detectó fallas en el Fonden, en el Fondo para la Infraestructura Social Estatal (FISE) y en el Fondo de Reconstrucción de Entidades Federativas, que en conjunto recibieron 20,000 millones de pesos en 2011.

Ahora ve
¿Quieres comprar un celular? Te decimos cómo hacer una compra inteligente
No te pierdas
×