Tras 50 días de plantón, la CNTE deja pérdidas y desquicio en el DF

Caos vial, molestia ciudadana y pérdida millonarias en una protesta que sigue "al 20%" y que el jefe de gobierno calificó como 'sui generis'
GDF impedirá que la CNTE regrese al Zócalo
Autor: Lizbeth Padilla Fajardo | Otra fuente: CNNMéxico

En 50 días, docentes inconformes con la Reforma Educativa propuesta por el gobierno federal tomaron el pulso y la paciencia de la Ciudad de México.

Las protestas provocaron sistemáticamente caos vial, que dejó atrapadas a familias hasta por seis horas en sus coches y transporte público, bloquearon las actividades del aeropuerto más importante en México, orillaron a funcionarios y legisladores a dejar sus camionetas blindadas, trasladaron la sede de las cámaras de diputados y senadores e incluso cambió los planes del Presidente de la República para dar el mensaje de su primer informe de gobierno.

Las protestas de miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) también afectaron la actividad comercial de la zona turística en el Centro de la Ciudad de México y convirtieron a las principales plazas públicas del país en zona de campamento.

Desde el 18 de agosto, el cierre de avenidas y las marchas han generado embotellamientos, a lo que se ha sumado la decisión del gobierno capitalino de cerrar estaciones de metro, uno de los sistemas de transporte más usados por los habitantes de la ciudad.

El Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, dijo este lunes que sabe lo molesta que está la ciudadanía por los efectos de estas protestas. "Por la gran cantidad de marchas que se han suscitado, comparto esa molestia", dijo. En total, según la Canaco, fueron 48 marchas, aunque según la sección 22 de la CNTE, solo realizaron 11 movilizaciones, marchas y bloqueos en el DF.

La noche de este lunes, 80% de los miembros de la CNTE que realizaban un plantón en la Plaza de la República, en el Monumento a la Revolución -unas 5,000 personas-, empezaron a retirarse. Regresarán a impartir clases, dicen, a Oaxaca, donde el ciclo escolar iniciará este 14 de octubre; el ciclo escolar inició formalmente el 19 de agosto, pero 1,300,000 niños siguen sin clases pues de las 13,000 escuelas de educación básica que hay en la entidad, solo 586 "abrieron" por los padres de familia. 

El plantón de la CNTE se instaló en la Plaza de la República el 13 de septiembre pasado, después de que fueron desalojados del zócalo capitalino, a donde llegaron el 18 de agosto para expresar su rechazo a la Reforma Educativa, que incluye un modelo de evaluación magisterial, que consideran violenta sus derechos laborales.

El sector más afectado por la presencia de los docentes en el primer cuadro del Distrito Federal es el turístico, pues hoteles y restaurantes de la zona reportaron pérdidas por ventas no realizadas que suman 143 millones 181,000 pesos, según la Cámara Nacional de Comercio Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco).

En zona de campamento

Alrededor del Monumento a la Revolución, algunos trabajadores leen el periódico, otros, simplemente ven pasar a la gente, en espera de que algún cliente llegue sus negocios.

“Corrimos con la suerte de que como ellos (los miembros de la CNTE) entraron del otro lado y se fueron extendiendo poco a poco, pusimos una barricada para que nos dejen libre la entrada”, cuenta Israel Díaz, gerente de Crisanta, el único restaurante de la zona que no tiene en la entrada casas de campaña gracias a las tablas y costales que colocaron.

Aún así, no se salvaron de enfrentamientos con los docentes, que días atrás no permitieron que el dueño del local llegara con su auto hasta la entrada para descargar mercancía. “No dejaron que se estacionara el dueño del restaurante y se agarraron a golpes, se juntó toda la bola de maestros a armar bronca”, explica el gerente.

Sus vecinos del restaurante El Correo Español también han pensado en tomar precauciones para que el techo de su terraza no sea “tomado” por los profesores, como pasó en La Parrilla Argentina, que tiene uno de sus toldos y ventanas ocupado por casas de campaña.

“Como tenemos el toldo, si vemos que hay la necesidad de que uno se quede en la noche para vigilar pues lo hacemos, para que no se vayan a meter y agarren esto de casa de campaña”, dice Gerardo Valencia, el encargado del establecimiento.

El 13 de septiembre, cuando se instalaron el Plaza de la República, Rafael Sánchez no sabía que sería el último día en que vería El Saloncito, su lugar de trabajo, lleno de comensales y que llevaría como todos los “días buenos”, 120 pesos de propinas.

Con la llegada del campamento, de 100 personas que atendían diariamente, ahora solo hay 25, y a veces “solo hay una mesa”.

“Quedamos tres, hace menos de un mes despidieron al mesero y ahora trabajamos con el 50% del salario porque no queremos que el lugar cierre, no queremos perder nuestro trabajo”, dice.

Los 10 pesos de propinas que gana ahora no alcanzan ni para el pasaje a su casa, ubicada en Iztapalapa.

Mientras Rafael platica su situación, cuatro integrantes de la CNTE hacen fila justo enfrente del establecimiento para entrar al “baño” que improvisaron con hules sobre una coladera.

“Con esto – dice Rafael mientras señala el baño – ¿cree que van a venir los turistas, huele mal, ellos (los docentes) son muy sucios y agresivos?”, comenta.

Diciembre me gustó… pa’ cerrar mi negocio

En las calles cercanas a la Secretaría de Gobernación (Segob), para la recién inaugurada peluquería de Eduardo Jiménez las marchas de la CNTE fueron “el golpe final” a su intento por dejar de ser desempleado. Diciembre es el plazo que se ha puesto para decidir si cierra o mantiene su negocio.

Peluquero de oficio, Eduardo abrió en agosto su establecimiento, ubicado en la calle Barcelona, a tres cuadras de la Secretaría de Gobernación (Segob); invirtió 12,000 pesos para vestir con madera las paredes del local y comprar sillas y espejos.

Pero con los pocos clientes que tiene, dice, no gana ni para solventar los 35 pesos diarios que gasta en transporte para llegar de Atizapán, donde vive con su esposa.

“Vea la hora que es, las 15:30 y no me ha caído ni un cliente, ha estado mucho muy flojo desde que abrí hasta ahorita me hago uno o dos clientes por esto, (las movilizaciones de la CNTE) nos afectó mucho”, dice. Este es uno de los 2,883 establecimientos que han sido afectados por las marchas en el perímetro que va desde Reforma – a la altura del Ángel de la Independencia, Zócalo y el Monumento a la Revolución y sus alrededores, según la Canaco.

Los bloqueos

Cuando los docentes cierran una avenida, ni el bolero, ni el oficinista, ni el funcionario de alto rango se salvan. 

El miércoles 2 de octubre el coordinador de protección civil federal, Luis Felipe Puente, no pudo trasladarse de su oficina, ubicada en Reforma, a la sede de la Segob para dar una conferencia debido a una marcha, informó el área de prensa.

Ricardo Navarro, titular de la Canaco, también lo ha vivido... y caminado. “Yo llegué a mi oficina caminando después de dos horas y media de meterme por calles pequeñas en Polanco, porque Reforma estaba totalmente parado”, cuenta el presidente de la Canaco, cuya sede está en esa avenida.

Durante los 24 días que los docentes de la CNTE estuvieron en el Zócalo, muchos comercios cercanos bajaron sus cortinas. Uno de ellos fue la bonetería en la que trabaja Luz Gómez, que cerró sus puertas hasta tres veces en una semana por miedo a que las manifestaciones se pusieran violentas y saquearan su negocio, ubicado en Correo Mayor, atrás de Palacio Nacional.

“Los jueves, viernes y sábado era cuando más gente venía al centro a hacer sus compras, pero por el plantón ya no llegaban hasta acá, iban a las orillas, Izazaga o el Eje Central y no se acercaban al Zócalo”, cuenta Luz.

Según la Canaco, la baja de afluencia de consumidores en los perímetros A y B –la principal zona comercial- del Centro Histórico afectó a 1,014 comercios que se ubican en las calles aledañas al Zócalo.

Tan solo en las calles cercanas a la Plaza de la Constitución, por ventas no realizadas los comercios perdieron 753 millones 10,000 pesos en los 24 días que estuvieron en el Zócalo, dice Ricardo Navarro.

Aunque solo se quedará el 20% de manifestantes en el plantón de la Plaza de la República, los integrantes de la CNTE seguirán expresando su rechazo a la Reforma Educativa hasta que ellos quieran, y con la molestia de los ciudadanos ante estas protestas calificada por el jefe de gobierno del Distrito Federal como "sui generis".

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×