La inequidad frena el desarrollo de 5 millones de menores

Factores como ser mujer, indígena o discapacitado aumentan la pobreza del segmento más marginado, según un informe de Save the Children
Desigualdad, peligro para la democracia: Woldenberg
| Otra fuente: CNNMéxico

De los 21 millones de menores que padecen pobreza en México, cinco millones la sufren de forma extrema y conforman el segmento más marginado de toda la sociedad, casi el doble que su equivalente entre adultos.

La cifra, calculada sobre datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), fue presentada este martes por la organización Save the Children en su reporte Meta CERO. Terminemos con la inequidad y la pobreza extrema.

El grado de pobreza de estos menores se incrementa al considerar otros factores de inequidad, como ser mujer, indígena o padecer alguna discapacidad, según el informe.

“Son grupos de niños estigmatizados, que normalmente van a estar sometidos a las peores condiciones de vulnerabilidad. En muchas ocasiones están en lugares de alto riesgo, que migran y cuya educación no tiene calidad”, aseguró la directora ejecutiva de Save the Children para México, Maripina Menéndez.

Además, este segmento tiene la capacidad de reproducir las condiciones de pobreza en sus localidades y con ello convertirse en un obstáculo para que México cumpla con sus Objetivos de Desarrollo del Milenio y sus futuras extensiones.

Ante esto, las políticas de desarrollo social de México —particularmente la Cruzada Nacional Contra el Hambre y el Pacto por México— deben de enfocarse en la eliminación de la inequidad y la pobreza extrema, según Save the Children.

“Si las políticas (sociales) no se aterrizan localmente en las comunidades, no cae en modificación e pautas nutricionales, de crianza, de ingreso o de las condiciones de sustentabilidad, si no se aterriza a una acción de transformación cultural, no es factible”, aseguró Menéndez.

Los enfoques anteriores basados en indicadores macroeconómicos han demostrado que no necesariamente se traducen en beneficios para los niveles más vulnerables e incluso ha habido casos donde los recursos han quedado a disposición de segmentos menos necesitados, según Méndez.

“Una parte importante de los objetivos de desarrollo es que, sin duda, si planteas indicadores macro basados fundamentalmente en elevar solo los porcentajes de ingreso, estás desatendiendo procesos que van con la estructura económica y cultura, y reproduces una situación de inequidad”.

Entre los datos que conforman la miseria de los cinco millones más vulnerables de México se encuentra el hecho de que el 93% de ellos no asiste a la escuela, o que la tasa de mortalidad de los niños indígenas menores a un año es el doble que el promedio nacional.

Este martes, la firma de análisis de riesgo Maplecroft situó a México en “riesgo extremo” por incidencia de trabajo infantil, una categoría compartida por más de 80 países en el mundo entre los que destacan Somalia, Myanmar y Pakistán.

El dato representa un riesgo adicional para los cinco millones de menores en pobreza extrema, cuyas niñas enfrentan mayores posibilidades de ser sometidas a explotación sexual.

Según el Informe sobre Desarrollo Humano 2013 publicado en marzo pasado por Naciones Unidas, el desarrollo humano “alto” de México no beneficia a toda su población debido a los altos índices de desigualdad social.

“Cuando se introduce el elemento de desigualdad, resulta que el desarrollo humano ha crecido mucho menos en el país”, dijo en esa ocasión el investigador en Economía por la Universidad de Harvard, Miguel Székely.

El gobierno federal puso en la mira la pobreza extrema con su principal apuesta en materia social, la Cruzada Nacional Contra el Hambre, iniciada en febrero pasado.

“Los niños deben ser considerados seriamente en la formulación de este nuevo marco de desarrollo. Es precisamente la infancia el grupo que más sufre y reciente la inequidad, la pobreza y la injusticia social”, señala Save the Children en su reporte de este martes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La organización busca que el segmento sea consultado en el desarrollo de objetivos posteriores a 2015, año en que vencen los compromisos de desarrollo del milenio.

“Si nosotros no entramos al trabajo local y generamos un desarrollo y transformación en esa vida personal de niños, niñas y jóvenes, lo fenómenos que conocemos van a seguir sucediendo, como la violencia familiar, el problema del narcotráfico en las comunidades, el tráfico de personas, la migración de los niños no acompañados y la explotación laboral infantil”, dijo Menéndez.

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×