La batalla de tres senadoras para vencer el cáncer de mama

Maki Esther Ortiz, Martha Elena García y Mónica Arriola Gordillo dicen que la familia y el trabajo fueron claves para superar la enfermedad
La intimidad tras el cáncer de mama
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

La batalla de Maki Esther Ortiz contra el cáncer de mama comenzó hace ocho años, cuando decidió acudir al médico después de sentir "una bolita" en su seno derecho. 

"Fui y me hice una mamografía. La anterior me la había hecho dos años antes. De repente, apareció una tumoración de más de tres centímetros en la parte baja de mi cuadrante inferior interno de mi mama… Y pues ahí empezó", dijo en entrevista la senadora del Partido Acción Nacional (PAN). 

Cirujana de profesión y entonces diputada federal, Ortiz recuerda que cuando escuchó el diagnóstico sintió que el mundo se detenía y se preguntó qué pasaría con sus hijos si la enfermedad se tornaba grave. 

"Te tapas con la colcha y no quieres ni salir. Y después, poco a poco, con la gente que te quiere, con los médicos que eliges, porque es muy importante, tomas una decisión que para mí es trascendental: si vas a estar solamente enferma del cuerpo o si vas a estar enferma del cuerpo y del alma", dijo. 

Tras el diagnóstico comenzó "un largo tratamiento" de un año que incluyó tres cirugías, 16 sesiones de quimioterapia y más de 40 de radiaciones, que Ortiz dice haber superado gracias al apoyo de sus familiares y a que buscó mantenerse activa en el trabajo legislativo. 

Ortiz, de 51 años, reconoce que incluso después de esos cuidados médicos teme volver a recaer, pero prefiere pensar que eso no ocurrirá y alentar a otras mujeres a autoexplorarse para prevenir el padecimiento. 

La senadora Mónica Arriola Gordillo, del Partido Nueva Alianza (Panal), coincide en que el respaldo de la familia es clave cuando se enfrenta una enfermedad así. 

La legisladora recuerda que para ella fue fundamental que su madre, la exdirigente sindical Elba Esther Gordillo —actualmente detenida por presunto desvío de recursos y defraudación fiscal—, dejara de lado su miedo a los hospitales para acompañarla durante el tratamiento. 

"Para mí era asombroso verla ahí, venciendo sus temores para estar conmigo, para ser mi mamá", dijo Arriola en una entrevista reciente para la revista Quién

Cuando le detectaron la enfermedad, Arriola tenía 38 años y era diputada federal. Ahora tiene 42 años y en la actual Legislatura ha promovido medidas para el combate al cáncer de mama, que se conmemora este sábado. 

En septiembre, presentó al pleno del Senado un punto de acuerdo para exhortar al resto de los senadores a donar un día de sueldo —unos 3,000 pesos— al Instituto Nacional de Cancerología. 

Otra senadora que ha presentado propuestas para el combate a la enfermedad es la panista Martha Elena García, de 68 años, a quien diagnosticaron cáncer de mama en febrero pasado. 

"Me llené de preocupación, de angustia, de miedo... No sabía qué venía. Tuve a mis hijos a un lado, que siempre me dieron fortaleza, y no les voy a decir que no lloré. Claro que lloré, muchas veces, algunas a solas. Pero el apoyo de la familia es uno de los mejores tratamientos", dijo García a CNNMéxico.

La legisladora afirma que el tratamiento ha tenido buenos resultados, algo que atribuye a que la detección del tumor fue "oportuna".

"Durante este tiempo traté de hacer mi vida lo más normal: ir al cine, trabajar, convivir con mis amigas, disfrutar a mis hijos y mis nietos. Anteriormente, uno veía los tratamientos de cáncer y eran muy complicados, con síntomas horribles. Hoy les puedo decir que yo asistía a mi tratamiento y trataba de darles ánimo a mis vecinas de cubículo, de platicar con ellas, de compartirles mi experiencia y tratar de que no se dejaran caer. Quería que se sintieran como yo: muy bien y llena de ánimo", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

García, excandidata al gobierno de Nayarit en 2011, sigue tratándose el padecimiento. La senadora acude a quimioterapia en el Distrito Federal y a radiaciones en Tepic, la capital de Nayarit, según sus colaboradores.

Con más de 36,000 fallecimientos provocados en 2011 —la última cifra disponible—, el cáncer es la tercera causa de muerte para mujeres en México, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). De ellas, 5,222 correspondieron a casos de cáncer de mama.

Ahora ve
Ed Parker sorprende por su forma de jugar tenis a los 90 años
No te pierdas
×