Quisieron apagar mi lucha, pero hicieron que resplandeciera: Patishtán

El profesor chiapaneco dijo que estar 13 años en prisión fue para él una nueva misión para ayudar a la gente indefensa que está en la cárcel
“Estoy preparado para la libertad”: Patishtán
| Otra fuente: CNNMéxico

Los 13 años que Alberto Patishtán pasó en prisión representaron una oportunidad más para ayudar a las personas que no tienen medios para defenderse, dijo el profesor en sus primeras palabras tras salir de la cárcel por un indulto presidencial.

“Me querían acabar, pero yo soy inocente ante los ojos de Dios y ante mí mismo. En el primer día en que llego a la cárcel, decía ‘yo aquí comienzo una tarea más en mi vida’”, dijo el profesor tzotzil en una conferencia de prensa en la Ciudad de México horas después de que la Secretaría de Gobernación anunció el inicio del trámite para su liberación.

VIDEO: Patishtán no pedirá reparación de daño

Luego de que el gobierno federal anunció la concesión de un inulto por las fallas del sistema judicial mexicano en su caso, el profesor originario de la comunidad tzotzil de Chiapas afirmó que fue el apoyo a su comunidad frente a las autoridades lo que dio inicio a su caso.

Explicó que actualmente se encuentra en un tratamiento de radioterapia debido a un tumor canceroso que tiene en el cerebro, por lo que está perdiendo la vista.

“Patishtán es uno que está perdiendo la vista, pero veo más claro en mi corazón”, dijo el profesor en alusión a sí mismo.

En las prisiones en las que estuvo, dijo, conoció muchos casos de personas que estaban en su mismo caso, donde las autoridades judiciales violaron el debido proceso ni prestaban oportunidad, particularmente a los indígenas, para defenderse ante las acusaciones.

“Encontré en la cárcel humillaciones, encontré en la cárcel que la gente pobre, que la gente indígena, que no sabe defenderse y que no tiene dinero para pagar a un abogado ni cómo defenderse, pues se queda en la cárcel”, dijo al relatar su experiencia.

El profesor de primaria de 42 años fue detenido y acusado de participar en una emboscada en la que murieron siete policías en el municipio de El Bosque, en Chiapas. Fue sentenciado a 60 años de prisión pese a que varios testigos dijeron que él estaba en una reunión magisterial a la misma hora en ocurrió el asesinato múltiple.

“Yo he sido libre desde un principio, hasta hoy en día. Me están dando la libertad no por el delito, sino por las grandes violaciones que se vinieron y que está manipulado todo el proceso”, dijo Patishtán. “No guardo rencor, porque en mi corazón hay paz. Lo que le toca al Estado será del Estado mexicano”.

El mensaje para el presidente Enrique Peña Nieto, fue breve: “Como autoridades, que sigan haciendo el bien, y gracias”.

Explicó que actualmente se encuentra en un tratamiento de radioterapia debido a un tumor canceroso que tiene en el cerebro, por lo que está perdiendo su capacidad visual.

“Estoy perdiendo la vista, no totalmente, pero de alguna u otra forma me limita a muchas cosas. Estoy en un tratamiento que se le llama radiocirugía o radioterapia que contempla 28 sesiones, que ahorita llevo la mitad y me falta la otra mitad”, dijo.

Por el momento se concentrará en su tratamiento y recuperación, pero dijo que hay otra buena razón para pasar un momento apartado de su lucha: sus hijos Gabriela y Héctor, quienes tenían nueve y seis años cuando su padre fue apresado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

“Voy a comenzar a hacer lo poco o lo mucho con mis hijos, de volver a tener la familia como debe ser y posteriormente ya Dios iluminará mi pensamiento de lo que debo hacer”, dijo Patishtán entre aplausos y ovaciones de los activistas que lo apoyan.

Horas antes, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong confirmó el indulto otorgado por el presidente Enrique Peña Nieto tras la modificación del artículo 97 Bis del Código Penal Federal.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×