El combate a la corrupción, un pendiente en la Policía Federal

Aunque se ha certificado al 98% de sus elementos con controles de confianza, más de 100 elementos son acusados de la comisión de delitos
manuel mondragon  manuel mondragon
| Otra fuente: CNNMéxico

El gobierno federal aún no ha logrado "limpiar" la Policía Federal y sacar a los elementos que han cometido actos de corrupción.

Aunque en el último año el 98% de los integrantes de la Policía Federal se han sometido a examenes de control, hasta el momento se han presentado 156 denuncias por delitos cometidos por elementos “que se desviaron en su deber”, dijo Manuel Mondragón,titular de la Comisión Nacional de Seguridad, durante su primer informe de labores.

El comisionado dijo que hay una "tolerancia cero” ante la corrupción de los elementos de la corporación pues "no puede haber eficiencia ni una buna actitud si estamos inmersos en actividades poco confesables de las que podemos sentirnos apenados, tenemos que ser transparentes", dijo.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong señaló que los elementos de la Policía Federal deben realizar su trabajo apegados a protocolos que regulen sus acciones y la supervisados por la inspectoría general.

"Por el buen trabajo de los más, no se tolerará la corrupción de los menos. El objetivo es contar con elementos profesionales, con un alto valor ético y que desarrollen sus responsabilidades con lealtad a la ley y al sistema de justicia, con un profundo compromiso con la sociedad y con sus instituciones", dijo Osorio.

El pasado 15 de octubre Mondragón reconoció que la Policía Federal “tiene asaltantes, secuestradores y homicidas”, luego de que días antes, 13 policias federales fueron detenidos en Guerrero por participar en un grupo de secuestradores.

En lo que va de la administración de Peña Nieto, 94 policías federales han sido detenidos por estar implicados con la delincuencia.

Mondragón y Kalb destacó que el gobierno federal ha privilegiado las labores de inteligencia y la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno sobre las detenciones, con lo que se ha logrado detener a integrantes de los grupos criminales de los Arellano Félix, el cártel de Sinaloa y los Caballeros Templarios entre otros.

Días después de que las instalaciones de CFE fueran atacadas y que la Policía Federal tuviera que acudir a Michoacán para reforzar la seguridad, Osorio Chong, indicó que el gobierno federal devolverá la seguridad a Michoacán y Tamaulipas, entidades donde actualmente se enfrentan altos índices de violencia por el crimen organizado.

"Hoy todavía tenemos municipios y regiones en los que debemos seguir avanzando", reconoció Osorio Chong, quien dijo se reunirá con el gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, para erradicar los enfrentamientos violentos en ciudades como Matamoros, donde murieron al menos 13 personas.

Entre diciembre de 2012 y agosto de este año se reportó una reducción del 16% en homicidios dolosos, además de una baja del 5% en robo y 9% menos en el robo de vehículos con violencia, según datos de la Secretaría de Gobernación.

Sin embargo, estos logros aún no son percibidos por los ciudadanos. En septiembre, el 68% de los mexicanos consideró que vivir en su ciudad es inseguro y el 66.2% de los encuestados dijo que en los últimos tres meses había presenciado robos o asaltos, según la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) aplicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) surgió en sustitución de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) el 1 de diciembre de 2012, cuando el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto concentró las labores de seguridad en la Secretaría de Gobernación.

Al inicio del sexenio, Peña Nieto prometió la creación de una Gendarmería Nacional, un cuerpo de élite encargado de las tareas de seguridad. Aunque en un principio se anunció que tendría 10,000 elementos y que entraría en funciones en septiembre de este año, el proyecto a cargo de Mondragón se retrasó casi un año y comenzará a funcionar hasta julio de 2014, con la mitad de los elementos prometidos.

Durante su primer informe de labores no se dieron detalles del avance del reclutamiento de los elementos o de su entrenamiento.

Manuel Mondragón destacó que entre los nuevos lineamientos de la Policía Federal está el respeto a los derechos humanos, por lo que se han capacitado a 16,000 elementos en la materia y al PF ha atendido todas las recomendaciones hechas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

También destacó la profesionalización de los elementos federales. Hasta el momento se han graduado 976 cadetes que han sido incorporados a la PF y se forman 3,000 aspirantes; además se han ofrecido 12 cursos de alta especialidad, de ellos cuatro han sido sobre desapariciones, secuestro, trata y robo de hidrocarburos.

Asimismo se han enviado al extranjero a 636 policías federales a cursos de especialización en diferentes países.

Ahora ve
Latinoamérica tiene mucho por hacer para frenar el acoso sexual, dice la CEPAL
No te pierdas
×