Peña Nieto no ha sabido implementar una eficaz estrategia anticrimen

Especialistas en seguridad advierten que el gobierno federal no elaboró un diagnóstico preciso durante su primer año de gestión
Poco efectiva, la política anticrimen de Peña
| Otra fuente: CNNMéxico

La política anticrimen del gobierno de Enrique Peña Nieto carece de un diagnóstico, estrategia y acciones contundentes para controlar el incremento de la violencia en diversos estados, aseguraron especialistas en la más reciente edición de México Opina, transmitida por CNN en Español.

"No podemos resolver un problema (de seguridad nacional) que no se tiene bien diagnosticado, (y menos) si no se sabe qué se va combatir, cómo y cuáles serán los resultados", aseguró Alejandro Gertz Manero, rector de la Universidad de las Américas (UDLA).

El también exsecretario de seguridad pública durante el sexenio de Vicente Fox señaló que la administración de Enrique Peña Nieto ha ejercido un nuevo discurso en la manera de comunicar las acciones anticrimen, pero "aún desconoce a qué se enfrenta".

"Es verdad que no se han hecho montajes como en la administración pasada, hay una nueva forma de comunicar las detenciones (…) pero la verdad es que no pueden con el paquete porque no lo entienden. 

"Hay buenas intenciones, pero los buenos resultados no se han visto todavía, los datos son públicos y la gente en redes sociales tiene otra percepción sobre la violencia en México, (distinta) a la que se muestra en los medios", añadió Gertz Manero.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, presentó el viernes pasado ante senadores los 10 ejes de la política criminal del gobierno federal, que contemplan prevenir el delito, profesionalizar a los policías, transformar el sistema penitenciario y dividir el país en regiones, entre otros.

El encuentro entre el funcionario y legisladores ocurrió mientras los partidos de oposición cuestionan la estrategia de seguridad en estados como Michoacán, Tamaulipas y Jalisco donde se registran frecuentes hechos de violencia atribuidos a grupos del crimen organizado.

Para el abogado penalista Gabriel Regino, los diez puntos presentados por el gobierno no son detallados y en ninguno se detalla cómo habrá de ser resuelta, o al menos combatida, la corrupción en las policías o en los gobiernos estatales y municipales.

El también exsubsecretario de seguridad pública en la Ciudad de México agregó que es preocupante que el gobierno de Peña quiera seguir enfrentando el problema de la violencia solo con la fuerza del Estado. "El uso de policías federales y militares para disminuir la inseguridad en el país no resuelve un problema social que tiene años", dijo.

La violencia debe ser combatida con programas de intervención social dirigidos "a cohesionar la legalidad en todos los niveles", añadió Regino, investigador y catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El 27 de octubre, un grupo de personas no identificadas atacaron con armas de alto calibre y bombas "molotov" varias estaciones eléctricas en la región michoacana de Tierra Caliente, dejando sin luz a 420,000 personas durante horas.

El sabotaje masivo de fuentes de energía ocurrió pocas horas después de que unos 300 integrantes de las autodefensas irrumpieran en Apatzingán, bastión de la organización delictiva "Los Caballeros Templarios". 

Desde entonces el Ejército asumió el control del municipio de Vista Hermosa, entre otros. Durante esa misma semana la alcaldesa de Matamoros, en Tamaulipas, al norte del país, pidió a los habitantes de esa localidad permanecer en casa, ante el registro de hechos violentos.

"Hay falta de resultados positivos y un deficiente trabajo de las policías del país, las políticas en materia de seguridad implementadas hasta el momento por el gobierno en turno, muestran un desánimo en la población", señaló Raúl Benítez-Manaut, investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM.

Manaut agregó que la gente quiere ver resultados, pero entre si el Ejército resguarda las calles, el tema de cómo se imparte justicia en el país se va de lado, así como la estrategia para diseñar políticas públicas, dijo. "(Además) el debido proceso en México es aprovechado por los que tienen dinero. El 90% de los procesos de narcotraficantes están hechos mal y entonces con un buen abogado pueden salir cuando quieran y seguir delinquiendo".

El también investigador de la organización Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (CASEDE), puntualizó que habría que focalizar las zonas más violentas del país y de ahí organizar una estrategia especifica. "Hay estadísticas y datos sobre la mortalidad por violencia en México, a partir de eso se pueden realizar estrategias de prevención que ya el Secretario de Gobernación está desarrollando (…) los programas específicos se deben diseñar bien para ver resultados, pero necesitan dinero". 

El periodista Mario González, conductor de la emisión, les preguntó si las acciones anticrimen del gobierno en turno han fracasado. 

"Las cosas siguen como estaban, con menos violencia, menos confrontación, pero sin resolver el problema", respondió Gertz Manero. 

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se reunió el viernes a puerta cerrada con la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional del Congreso.

El funcionario dijo una semana antes a senadores que en esta reunión daría a los legisladores detalles de la política criminal, que por su naturaleza no deben ser públicos.

Ahora ve
La Navidad llegó a los Campos Elíseos en París y así es como se ve
No te pierdas
×