Jalisco celebra el primer matrimonio civil entre personas del mismo sexo

Después de conseguir un amparo, una pareja de lesbianas contraerá matrimonio civil en Jalisco, el primero en este tipo en la entidad
pareja_lesbianas_matrimonio_gay_jalisco
pareja_lesbianas_matrimonio_gay_jalisco  pareja_lesbianas_matrimonio_gay_jalisco  (Foto: )
| Otra fuente: CNNMéxico
GUADALAJARA (CNNMéxico) -

Zaira de la O y Martha Sandoval se darán el "sí quiero" ante un juez de Jalisco este sábado, convirtiéndose en la primera pareja gay en contraer matrimonio civil en esta entidad.

El Código Civil de Jalisco no contempla el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero la pareja conseguirá casarse luego de que el juez cuarto de Distrito en Material Civil, les otorgó un amparo.

“Estamos felices, gustosas esperando el momento en que firmemos, con los nervios normales de una pareja que se casará por primera vez”, dijo en entrevista Zaira.

En México, el matrimonio entre personas del mismo sexo está reconocido solo en dos de las 32 entidades: el Distrito Federal, desde hace casi cuatro años y en Colima, desde julio pasado.

Estados como Oaxaca, Coahuila, Yucatán y Quintana Roo también han celebrado matrimonios civiles mediante amparos.

La pareja, que tiene una hija de un año, producto de la donación de esperma a la que se sometió Zaira, había acudido en marzo pasado ante el Registro Civil número 1 de Guadalajara, capital de Jalisco, solicitando unirse en matrimonio, pero les fue negado el trámite, argumentando que la ley en el Estado no contemplaba la unión civil entre personas del mismo sexo.

El mismo Registro Civil que les negó este derecho en marzo será el que celebre el enlace el sábado, una vez que la pareja ganó la batalla legal y consiguió el amparo.

“Nos vamos a presentar en el Registro Civil acompañadas de nuestras familias, amigos, de todas las personas que van a celebrar con nosotras este triunfo y por la tarde haremos un brindis“, dice Zaira a unas horas del enlace y cuando aún afina junto con su pareja los detalles de la celebración.

“Ya casi está todo listo, solo falta mi vestido, lo estoy buscando”, ríe nerviosa mientras recorre tiendas a la vez que atiende la llamada telefónica.

El Congreso de Jalisco aprobó en noviembre pasado la Ley de Libre Convivencia, una figura jurídica que se oficializa ante un notario y no ante un juez, aunque al igual que en un matrimonio permite a las parejas del mismo sexo compartir derechos como la herencia o sucesión de bienes, el derecho a reclamar pensiones, y también la seguridad social.

Guadalupe Ramos, coordinadora del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM) y quien a través de esta organización acompañó a Zaira y Martha en la lucha por obtener el amparo para casarse, dijo que en Jalisco hay al menos otras cinco parejas a la espera de un recurso similar que les permita casarse en esta entidad.

“Lo que esperamos es que no se tengan que judicializar todos lo casos que los derechos los obtengamos como los tienen todos los heterosexuales”, agregó Zaira.

El camino para llegar ante el juez

Una vez obtenido el amparo del juez, la pareja de lesbianas inició el trámite ante el Registro Civil para contraer matrimonio, el mismo que realizan las parejas heterosexuales: exámenes médicos, certificado médico, identificaciones, actas de nacimiento y “los más complicado -dice Zaira- las pláticas prematrimoniales”.

“Nos topamos con trabas y obstáculos para obtener las pláticas, porque no estaban preparados para una pareja de lesbianas”, agrega.

Zaira cuenta que el funcionario que les impartió las pláticas “estaba orgulloso” de ser el primero en dar una charla a un futuro matrimonio gay. Adaptó el discurso a una pareja conformada por dos mujeres y les hizo saber sus derechos y obligaciones como la futura pareja que serán.

“Fue un aprendizaje mutuo, en el que el funcionario, por costumbre, utilizaba el término hombre y mujer. Se mostró abierto a corregir el lenguaje sexista y agradeció que corrigiéramos para que se refiera a nosotras en femenino”, contó la futura contrayente.

Ahora ve
No te pierdas