Los casos de 'bullying' en México aumentan 10% en dos años

De 2011 a 2013, el porcentaje de estudiantes que dijo sufrir algún tipo de violencia pasó del 30% al 40%, según cifras de la CNDH
Autoridades descartan muerte de menor por bullying
| Otra fuente: CNNMéxico

El bullying es un problema que se extiende en México, donde el número de casos aumentó en 10% durante los últimos dos años, según cifras de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En 2011, la CNDH —organismo autónomo del gobierno— reportó que el 30% de los estudiantes de primaria declaraba sufrir algún tipo de bullying. Para 2013, el porcentaje subió al 40%.

Con esta cifra, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México llegó al primer lugar internacional en este problema, pues 18 millones 781,875 alumnos de primaria y secundaria, tanto en escuelas públicas como privadas, sufren acoso escolar.

Algunos casos conocidos durante este año llegaron a los medios por videos grabados por los mismos estudiantes y subidos a redes sociales como YouTube.

Uno de ellos es el de un niño de Hermosillo, Sonora, que aprieta el cuello de una de sus compañeras hasta dejarla inmóvil. Ese fue el desenlace de una pelea que había comenzado minutos antes y en la que no intervino ninguna autoridad escolar.

"Tú eres hombre, Shana", dice un compañero al menor que protagonizó el incidente. "Regrésate y ponle un cachetadón (a la niña)", señala otro menor a Shana, el presunto agresor.

El hecho, investigado por las autoridades locales, fue grabado con un celular por otro de los estudiantes y publicado en YouTube.

La agresión contra una niña de origen mixteco en una secundaria del Distrito Federal también fue grabada y subida a la misma red social. La madre de la menor denunció la agresión, que dejó con rasguños en la cara y golpes a su hija, y la procuraduría de justicia capitalina citó a los familiares de las presuntas agresoras para deslindar responsabilidades e investigar los hechos.

El estudio El bullying o acoso escolar, realizado en agosto de 2011 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), reveló que el 25.3% de los alumnos de educación básica ha sido insultado o amenazado por sus compañeros, mientras el 16.7% ha sido golpeado y el 44.7% ha vivido algún episodio de violencia.

Según la Cepal, entre los siete y los 14 años se presentan las actitudes más violentas en niños.

En México, el 11% de los estudiantes mexicanos de primaria ha robado o amenazado a algún compañero, y en la secundaria el 7% lo ha hecho, indica el estudio.

Más allá de los rasguños

El bullying no se ha quedado solamente en golpes y lesiones. En algunos casos ha llegado hasta la muerte de menores.

Luis Antonio Guerra y Andrés Barba Olivas, ambos de 15 años, fueron secuestrados y asesinados porque "maltrataron y se burlaron" del hijo de un presunto narcotráficante en Jalisco, según las propias autoridades del estado del occidente mexicano.

Los jóvenes y el hijo de José Ángel Carrasco Coronel, El Changel, eran compañeros de escuela. Luis y Andrés fueron llevados con engaños a una plaza comercial y de ahí fueron trasladados a una finca donde fueron asesinados, indicó entonces la fiscalía estatal.

En otro caso en Jalisco, un estudiante de primaria que sufría acoso de sus compañeros murió días después de una agresión, aunque las autoridades concluyeron que no fue ésta la causa de su muerte.

Su padre, Efraín Ortiz, dijo que antes de caer gravemente enfermo, el menor narró que un niño de la escuela le había metido la cabeza a un retrete, por lo que los padres interpusieron una denuncia ante el Ministerio Público. Tras 20 días hospitalizado, las autoridades determinaron que el menor murió por encefalitis viral y no a consecuencia de agresiones sufridas en la escuela, como denunció la familia.

Los padres no quedaron conformes con las investigaciones, pues éstas no pudieron aclarar cómo fue que el menor se contagió del virus.

Según el Observatorio Ciudadano de la Justicia, otra forma de acoso es el "el cobro de piso" o "cobro de cuotas" en primarias y secundarias, prácticas que los menores imitan de la delincuencia organizada.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunos menores cobran a sus compañeros desde 50 centavos hasta cinco pesos por permitirles el paso a los sanitarios o para no intimidarlos en los periodos de recreo quitándoles su desayuno, según expertos de la organización.

Estas conductas han sido detectadas principalmente en escuelas de estados del norte del país, como Nuevo León, Baja California y Coahuila, y recientemente en Jalisco, donde grupos criminales cobran cuotas a empresarios y comerciantes para no atacar sus negocios, de acuerdo con las autoridades mexicanas.

Ahora ve
Trump asegura en Phoenix que Joe Arpaio “fue condenado por hacer su trabajo”
No te pierdas
×