Pobladores de Parácuaro protestan contra autodefensas en Michoacán

Al menos tres vehículos fueron incendiados en la carretera Apatzingán–Cuatro Caminos, donde hubo bloqueos, según la Procuraduría estatal
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Ciudadanos reactivaron este jueves los bloqueos en el municipio de Parácuaro, Michoacán, que el fin de semana pasado fue tomado por las llamadas policías comunitarias, quienes desde entonces se hacen cargo de las tareas de seguridad.

Al menos tres vehículos fueron incendiados en la carretera Apatzingán–Cuatro Caminos, informó la Procuraduría General de Justicia del estado, y aunque aún no se han recibido denuncias al respecto, el ministerio público inició una averiguación previa contra quien resulte responsable, según la dependencia.

Los bloqueos se reportaron poco después de las 15:00 horas (local), y esta misma tarde fue liberada la vía, según la procuraduría.

Este jueves una compañía de autotransporte anunció que suspendería hasta nuevo aviso las corridas hacia la región de Tierra Caliente, hasta en tanto se tengan garantías de seguridad para los pasajeros, los choferes y las propias unidades.

La empresa de autotransporte foráneo Parhikuni canceló sus corridas desde Morelia a Apatzingán, Tepalcatepec, Coalcomán y Buenavista, reportó la agencia Notimex.

Durante los últimos días autobuses de diferentes líneas han sido secuestrados y utilizados para bloquear carreteras y caminos de la zona de Apatzingán, Parácuaro y Cuatro Caminos.

Tras la toma de Parácuaro, el pasado lunes, dos autobuses de pasajeros fueron incendiados en la carretera Apatzingán – Cuatro Caminos.

Estas acciones fueron realizadas por habitantes del municipio de Parácuaro como una medida de presión para que el ejército desplace al grupo de autodefensa que el sábado tomó esa localidad, señalaron pobladores el lunes pasado durante una conferencia de prensa en Morelia.

Las autodefensas son grupos de civiles que se levantaron en armas hace un año alegando la inacción de las autoridades ante las extorsiones, secuestros y asesinatos del cártel de Los Caballeros Templarios.

Parácuaro, de unos 25,000 habitantes, es el último territorio que se adjudicaron los grupos de autodefensa, quienes mantienen encarcelados a una decena de policías de ese municipio.

Ahora ve