El gobierno mexicano rechaza la ejecución de connacional en Texas

La ejecución representaría una tercera violación de Estados Unidos al fallo de la Corte Internacional de Justicia del caso Avena
| Otra fuente: CNNMéxico

El gobierno de México expresó este domingo su rechazo a la ejecución del mexicano Edgar Tamayo Arias prevista para el próximo 22 enero en una cárcel de Texas, en Estados Unidos.

"El gobierno de México reitera su firme rechazo a la ejecución del connacional", sostuvo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

La ejecución de Tamayo Arias —de 46 años y quien fue condenado a la pena capital por el asesinato de un policía en Houston en 1994— está programada para este miércoles a las 18:00 horas (local) en Huntsville, en el sur de Texas.

Tamayo es uno de los 51 mexicanos que forman parte del llamado caso Avena, un grupo de connacionales que  fueron condenados a la pena de muerte sin haber sido notificados de su derecho a recibir asistencia y protección por parte de las autoridades consulares mexicanas, tal y como establece el artículo 36 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares.

La ejecución de Tamayo sería la tercera que violaría el fallo del caso Avena de la Corte Internacional de Justicia de 2004, en el que se le exigió a Estados Unidos que revise las condenas de los 51 ciudadanos mexicanos cuyos derechos no fueron respetados y analizar en cada caso si esa violación de derechos consulares afectó la defensa de los acusados.

Esto representaría “una clara violación por parte de Estados Unidos a sus obligaciones internacionales”, según la Cancillería, que afirmó que en las últimas semanas ha multiplicado las llamadas e intervenciones diplomáticas y judiciales para intentar evitar la ejecución.

La SRE afirmó que ha "hecho uso de todos los recursos políticos, legales y administrativos disponibles para evitar la ejecución", incluyendo la presentación de un recurso judicial fundado en las determinaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, órgano que desde el 18 de enero de 2012 pronunció medidas cautelares ordenando la suspensión de la ejecución.

Adicionalmente, el 14 de enero el gobierno mexicano presentó una demanda federal en Austin, Texas, solicitando al gobernador Rick Perry y a la junta de perdones suspender la ejecución hasta que se establezca un procedimiento adecuado y transparente.

La cancillería informó que apoya las gestiones de los familiares de Edgar Tamayo para que puedan obtener una visa que les permita visitarlo en la prisión.

En diciembre, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, pidió a las autoridades de Texas postergar la ejecución para revisar el expediente. Poco después, el gobierno mexicano hizo lo propio, pero hasta ahora no ha existido una respuesta positiva a ambas peticiones.

Ahora ve
No te pierdas