Un mexicano es condenado a 30 años de cárcel por matar a agente fronterizo

Manuel Osorio se declaró culpable de la muerte de Brian Terry, en la que estuvieron involucradas armas de la operación 'Rápido y Furioso'
Brian Terry agente muerto
Brian Terry agente muerto  Brian Terry agente muerto
Ralph Ellis
Autor: Ralph Ellis
(Reuters) -

Un mexicano fue sentenciado este lunes a 30 años de prisión por la muerte en 2010 de un agente de la Patrulla Fronteriza, en la que estuvieron involucradas armas de la operación Rápido y Furioso, informó un vocero de la corte de distrito de Tucson.

Manuel Osorio Arellanes se declaró culpable en octubre de 2012 de la muerte del agente Brian Terry. El juez David C. Bury también sentenció a Osorio Arellanes a cinco años de libertad supervisada tras cumplir su primera condena.

"Nosotros no estamos celebrando", dijo la familia de Terry en un comunicado. "Hoy reconocemos que se ha hecho justicia y creemos que la sentencia de 30 años impuesta es apropiada... Nosotros mantenemos la esperanza de que todos los sospechosos en el asesinato serán llevados ante la justicia", finalizó.

Osorio Arellanes es el primero en ser juzgado en conexión con la operación Rápido y Furioso que el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos comenzó en 2009 con el propósito de rastrear alrededor de 2,000 armas que estaban destinadas a los cárteles de la droga mexicanos.

Osorio Arellanes admitió que la noche del 14 de diciembre de 2010, él y otras cuatro personas buscaban a traficantes de droga para robarles marihuana.

El grupo se encontró a Terry, agente de la Patrulla Fronteriza en la frontera de Arizona con Sonora, y entonces comenzó un tiroteo.

En su acuerdo de culpabilidad, Osorio Arellanes aceptó que el disparo que mató a Terry fue realizado por un miembro de su grupo, aunque él no aceptó ser el responsable de haber realizado el disparo y no señaló en específico a alguien del crimen.

El caso de Terry ha sido controversial debido a que dos rifles del operativo Rápido y Furioso aparecieron en la escena del crimen. Pero funcionarios estadounidenses no han logrado encontrar la suficiente evidencia que pruebe que Terry murió por el disparo de alguna de esas armas.

Osorio Arellanes quedó herido durante el tiroteo y fue arrestado en el lugar. Como parte del acuerdo, los fiscales no buscaron la pena de muerte contra él y retiraron otros cargos.

Otras cuatro personas también están acusadas de participar en el tiroteo que resultó en la muerte de Terry.

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×