El PAN deja negociación de las leyes secundarias de la reforma energética

Los senadores del PAN abandonaron la mesa y acusaron al PRI de querer concentrar las facultades de decisión en el gobierno federal
Preciado-Gamboa  Preciado-Gamboa
| Otra fuente: CNNMéxico

La negociación de las leyes secundarias de la reforma energética se complicó para el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de que este jueves el Partido Acción Nacional (PAN) se levantara de la mesa argumentando descontento con los cambios que impulsan los priistas. 

El líder del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, dijo en rueda de prensa que la bancada tomó la decisión porque está "preocupada" por algunos puntos que el PRI quiere incluir en la legislación, como dar al presidente Enrique Peña Nieto la facultad exclusiva de nombrar a los consejeros independientes de Petróleos Mexicanos (Pemex). 

"Por esa razón, la mesa de negociación en materia energética tomó la determinación el día de hoy de levantarse de la mesa de negociación, hasta en tanto el gobierno garantice dos cosas. En primer lugar, que la reforma en materia constitucional va a conservar su espíritu en las reformas secundarias, y que de esa hiperconcentración (de facultades) del gobierno federal respecto a lo que queremos en materia energética, se les quite esa idea", señaló. 

La segunda condición del PAN para volver a las negociaciones es que se aclare el presunto fraude millonario de la empresa Oceanografía, contratista de Pemex. 

Oceanografía está acusada por el banco estadounidense Citi de defraudar por 360 millones de dólares a su filial mexicana Banamex. Según la dirigencia de Pemex, la situación hasta ahora no afecta a la paraestatal. Sin embargo, el PAN considera que el caso debe investigarse antes de avanzar en la redacción de las leyes secundarias.

En diciembre de 2012, la alianza legislativa entre el PRI y el PAN fue clave para que la reforma energética saliera adelante, porque al implicar cambios a la Constitución, requería de mayoría calificada para ser aprobada.

Al final, la reforma que abre el sector energético a la inversión privada nacional y extranjera avanzó en el Congreso, aunque el PRI antes tuvo que acceder a incluir en ella puntos como crear un fondo petrolero y restar poder al sindicato de trabajadores en el Consejo de Administración de Pemex. 

CNNMéxico buscó al senador priista David Penchyna para conocer su opinión sobre la postura del PAN, pero no obtuvo respuesta. Penchyna es presidente de la Comisión de Energía del Senado y es uno de los principales negociadores de su bancada en este tema. 

Antes del anuncio del PAN, el priista dijo a medios que las iniciativas de leyes secundarias del gobierno de Peña Nieto están por llegar al Congreso, aunque no precisó la fecha. 

Acerca de la comisión especial que el Senado acordó crear para indagar el caso Oceanografía —de la cual Penchyna es presidente—, consideró que puede quedar instalada y empezar a trabajar entre el martes y el miércoles de la próxima semana, y criticó que se condicione la legislación energética al avance de este órgano. 

"Descarto totalmente atar esta comisión, como muchos pretenden atarla, a los trabajos de la Comisión de Energía en materia de legislación secundaria. (…) Me parece una falta de respeto siquiera imaginar que esto pueda ser sujeto de un chantaje", dijo.

La reforma energética es una de las principales apuestas del gobierno de Peña Nieto, que inició su mandato en 2012. Según el presidente, la apertura del sector al capital privado permitirá modernizar la industria y generar empleos, aunque para echar a andar esos cambios antes se necesita que el Congreso modifique alrededor de 30 leyes secundarias.

Ahora ve
‘Despacito’, de Luis Fonsi, arrasa en la entrega número 18 de los Grammy Latino
No te pierdas
×