Reportar la muerte de 'el Chayo' fue un error, no un engaño: exfuncionario

Guillermo Valdés, extitular del Cisen, admite que el pasado gobierno se equivocó al dar por válidos datos sobre el supuesto fallecimiento
Muerte de 'el Chayo' afecta a 'templarios': Osorio
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

La decisión del gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) de declarar muerto al narcotraficante Nazario Moreno, el Chayo, cuando en realidad estaba vivo, fue "un error" de las autoridades pero no una acción que buscara "engañar" a la sociedad, dijo Guillermo Valdés, director de la máxima institución gubernamental de inteligencia cuando se dio el anuncio, en diciembre de 2010. 

"Hay que reconocerlo: fue un error. Pero es muy importante señalar que del error de haber caído en la trampa de la no muerte de este señor, no se sigue que haya habido ni mentira ni engaño. No hubo engaño ni mentira, hubo un error, no intención de engañar a la sociedad", señaló Valdés a medios este miércoles. 

Valdés, director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) de 2007 a 2011, explicó que los reportes en los que se basó el gobierno para declarar muerto a Moreno fueron aportados por la Policía Federal, luego de un enfrentamiento entre agentes y hombres al mando del líder delictivo.

La corporación policial, según Valdés, entregó videos del tiroteo que llevaron a las autoridades a suponer que Moreno había sido abatido. Sin embargo, el capo no murió sino que siguió operando en el estado de Michoacán, hasta que fue abatido este mes en un operativo de fuerzas federales

Las imágenes del cadáver fueron difundidas horas después de la operación y el cuerpo fue identificado a través de huellas dactilares, de acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR). 

Cuestionado al respecto al término de la presentación de su libro Historia del narcotráfico en México, Valdés dijo que durante el resto del gobierno de Calderón las autoridades no tuvieron tiempo de corroborar la información y no recibieron reportes de que Moreno seguía con vida. 

"Teníamos demasiado trabajo y teníamos muchos grandes objetivos que hacían que hubiera otras prioridades. Suponíamos y creíamos que el señor había muerto. Había suficientes evidencias para pensar eso. Nos equivocamos", aceptó. 

Este lunes, Calderón felicitó al gobierno de Enrique Peña Nieto por la muerte de Moreno, líder del grupo delictivo de Los Caballeros Templarios, en tanto un día antes el exvocero de seguridad, Alejandro Poiré, reconoció que las autoridades se equivocaron en 2010. 

Valdés rechazó emitir comentarios sobre las declaraciones de algunos legisladores de izquierda, en el sentido de que debe haber sanciones contra quienes declararon muerto a Moreno.

Momentos antes, durante la presentación de su libro —publicado en 2013 por la editorial Aguilar—, comentó que en su opinión, el debate sobre la estrategia de combate a la delincuencia está "partidizado", lo que dificulta entender y enfrentar el problema de la inseguridad. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Creo que en buena medida, mucho del debate que se vivió obre el tema de la violencia entre 2006 y 2012 estuvo, no todo, pero una gran parte, marcado por posiciones partidistas y políticas, donde quizá había, en muchas ocasiones, más intención de encontrar responsables políticos, personales del fenómeno, que de tratar de comprender el fenómeno", dijo Valdés. 

"Este debate partidista, político, no ayuda a comprender un problema que rebasa partidos y rebasa gobiernos y se ha vuelto un problema de Estado", agregó el exfuncionario, quien definió su libro como una reflexión "personal" sobre el crecimiento de los cárteles del narcotráfico, no una versión "calderonista" de la estrategia de combate a la delincuencia organizada.

Ahora ve
Tiroteo en hospital de Guatemala deja seis muertos
No te pierdas
×