El mexicano Ramiro Hernández está en la antesala de la muerte en Texas

Derechos Humanos pidió detener la pena de muerte del mexicano, programada para el 9 de abril, a unos meses de la ejecución de Édgar Tamayo
"Tamayo tuvo una muerte tranquila"
| Otra fuente: CNNMéxico

En 21 días morirá en Texas el mexicano Ramiro Hernández Llanas… a menos de que fructifiquen los llamados para detener la pena de muerte.

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia, envió una carta al gobernador texano, Rick Perry, para solicitar la suspensión de la condena contra Hernández, acusado por un asesinato y una violación en EU.

Plascencia pidió "que se conmute la sentencia impuesta —programada para el 9 de abril—, por otra de prisión", de acuerdo con un comunicado de la CNDH, emitido este miércoles.

"Para las instituciones encargadas de la protección y defensa de los derechos humanos, la vida representa el bien jurídico más valioso", manifestó el ombudsman nacional.

Ramiro Hernández Llanas, de 44 años y originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, está acusado por el homicidio de Glen Lich, un ranchero del condado de Kerr, al noroeste de San Antonio, Estados Unidos, apuntó Notimex.

De acuerdo con la acusación, Hernández trabajaba para Lich, cuando la noche del 15 de octubre de 1997 presuntamente irrumpió en la casa del ranchero, de 49 años, y lo mató. Según el reporte de la Policía, Hernández ató luego a la esposa de Lich y la violó.

Hernández recibió la fecha de ejecución tras haber agotado sus recursos ante las cortes federales y estatales.

En la última apelación ante una corte federal, los abogados defensores del mexicano argumentaron que su coeficiente intelectual era menor a 70 puntos, lo que lo colocaba como un hombre con discapacidad mental inelegible para la pena de muerte, según la agencia oficial mexicana.  

El caso de Hernández forma parte del grupo de 51 expedientes considerados en el llamado Caso Avena, en el que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó a Estados Unidos en 2004 iniciar un proceso de revisión por clara violación al derecho consular de los acusados.

"Estados Unidos reconoce el fallo en materia internacional, pero en ausencia de una legislación habilitante por parte del Congreso americano, la Corte Suprema de ese país estimó que el fallo no era vinculante para los estados", comentó este miércoles sobre lo que ocurre con Ramiro Hernández el canciller mexicano, José Antonio Meade.

"El respeto al debido proceso es un tema que es de interés no solo para los mexicanos, no solo en el tema específico del caso Avena, sino que es una garantía para cualquiera que sea objeto de una investigación criminal en cualquier parte del mundo", agregó.

El canciller dijo que se brindaría apoyo a la defensa del mexicano, y que se insistiría ante las autoridades de Texas para buscar que el resultado sea distinto. "Seguimos trabajando en el tema. Nosotros pensamos que es muy importante generar acciones de presión".

Hace un par de meses, en Texas murió ejecutado por inyección letal el mexicano Édgar Tamayo Arias —su expediente también formó parte del Caso Avena—, acusado por el asesinato de un policía en Houston en 1994.

Un fallo en 2004 de la CIJ había indicado que Tamayo Arias estuvo privado de sus derechos consulares, en violación de la Convención de Viena, ratificada por Estados Unidos y otros 174 países.

En ella se prevé que todo extranjero reciba asistencia de sus representantes consulares, tras ser informado de sus derechos. Organizaciones como Amnistía Internacional y Human Rights Watch condenaron lo ocurrido en el caso de Tamayo.

Si se concreta la ejecución de Hernández Llanas, sería la primera vez que Texas aplica la pena de muerte a dos mexicanos en el mismo año, según Notimex. Además seria el cuarto mexicano que forme parte del Caso Avena y reciba la pena de muerte.

Antes ocurrió la muerte de José Ernesto Medellín, en mayo de 2008, y Humberto Leal García, en julio de 2011.

Además de la carta al gobernador Perry, el ombudsman nacional envió un escrito a la Junta de Indultos y Libertad Condicional del Estado de Texas.

En ella se recordó que "el 31 de marzo de 2004, la Corte Internacional de Justicia determinó que se violó en perjuicio del señor Ramiro Hernández Llanas el derecho de notificación y asistencia consular que previene el artículo 36 de la Convención de Viena sobre relaciones consulares, dentro del juicio conocido como Caso Avena", indicó la CNDH.

El reporte de la Comisión detalló que esa instancia da seguimiento a 63 casos de mexicanos sentenciados a la pena capital: 60 en Estados Unidos y tres en Malasia.

Ahora ve
“Todos chipotudos o todos parejos”, dice Guajardo en renegociación del TLCAN
No te pierdas
×