5 retos que esperan a Monte Alejandro Rubido en la Comisión de Seguridad

La formación de la Gendarmería, el nuevo modelo de evaluación policial y bajar los índices delictivos estarán entre sus tareas
Peña Nieto pide evitar triunfalismos en Michoacán
Mauricio Torres
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico
CIUDAD DE MÉXICO (CNNMéxico) -

Monte Alejandro Rubido García quedó al frente de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), un órgano del gobierno de México clave en el combate a la delincuencia, al tener bajo su cargo la policía y los penales federales. 

Tras ser ratificado por el Senado este martes, el nuevo comisionado tendrá al menos cinco retos. A continuación te presentamos cuáles. 

1. La formación de la Gendarmería nacional 

Rubido García tendrá que continuar con la formación de la Gendarmería nacional, una de las principales promesas de campaña del presidente Enrique Peña Nieto en materia de seguridad. 

Aunque el gobierno federal buscaba que la corporación policial comenzara a operar desde los primeros meses del mandato de Peña Nieto —y en 2013 asignó a ese rubro 1,500 millones de pesos del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF)—, su entrada en funcionamiento ha tenido retrasos. 

Rubido García dijo el jueves pasado ante senadores que la Gendarmería empezará a trabajar en julio como una nueva división de la Policía Federal, que se prevé enfrente a la delincuencia en las zonas más violentas del país. Según el comisionado, actualmente existen 4,887 cadetes "en proceso de formación" y 390 mandos.

2. Combatir los delitos de alto impacto 

Otro desafío de la CNS es disminuir la incidencia de los delitos de alto impacto: asesinato, extorsión, secuestro y robo con violencia. 

Las cifras de asesinatos y robos de vehículos bajaron de 2012 a 2013 —16% y 10%, respectivamente—, pero los de secuestros y extorsiones subieron —en 20% y en 10%—, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). 

Tan sólo en el primer bimestre de 2014, las denuncias por secuestro subieron en 11.2% respecto de los mismos meses de 2013.

Rubido García reconoce esa tendencia al alza en secuestros y extorsiones, pero dijo a senadores que confía en que las medidas que están adoptando las autoridades federales, como la estrategia antisecuestro presentada en enero pasado, darán resultados pronto. 

En respuesta, legisladores de la oposición advirtieron este martes que su ratificación en el cargo no es un "cheque en blanco", sino que vigilarán de cerca los avances de su gestión.

3. Respeto a los derechos humanos 

La CNS —que estuvo a cargo de Manuel Mondragón desde febrero de 2013 hasta este mes— encabezó el año pasado la lista negra de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). 

El órgano recibió 20 recomendaciones de la CNDH, más que cualquier otra dependencia federal o local, por faltas como intimidar a ciudadanos, o por presuntamente cometer detenciones arbitrarias, torturas e incluso privaciones de la vida.

Cuestionado por senadores, Rubido García admitió que el respeto a los derechos humanos debe ser una de las prioridades de su gestión. "Si no tenemos la confianza ciudadana (…) difícilmente vamos a avanzar", dijo. 

4. La certificación policial 

Aunque el 99% de los agentes federales ya ha sido evaluado, según cifras oficiales, hay estados con retraso en el proceso de certificación, el cual debió haber concluido a principios de 2013 y ya tuvo dos prórrogas. 

Hasta este mes, 13 estados son los más rezagados con un avance del 71% al 90% de su fuerza policial. Esas entidades son Baja California, Baja California Sur, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Morelos, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz, según el SNSP

Cada estado es responsable de evaluar a sus policías, pero el gobierno federal es el encargado de supervisar el proceso y el año pasado se comprometió a trabajar con gobernadores y legisladores en un nuevo proceso de evaluación. Al respecto, Rubido García dijo que mantiene comunicación constante con las entidades. 

5. Sobrepoblación carcelaria

Rubido García reconoció el jueves pasado que las cárceles del país necesitan una revisión para funcionar con mayor eficacia. "El sistema penitenciario se encuentra sujeto a un programa de reorganización en su estructura y en sus protocolos", dijo. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al respecto, agregó que el gobierno federal está construyendo cuatro prisiones para enfrentar problemas de sobrepoblación carcelaria. 

En 2013, las cárceles mexicanas tuvieron 246,000 presos cuando tienen espacio para poco más de 200,000, según cifras del primer Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto. Esto significa que la cantidad de internos rebasa en 23% la capacidad de las prisiones del país.

Ahora ve
Diez marinos de EU están desaparecidos tras choque de destructor en Singapur
No te pierdas
×