La presunta tortura a un exautodefensa enfrenta a autoridades de Michoacán

Derechos Humanos corroboró signos de "tratos inhumanos" a Enrique Hernández, acusado de asesinato; la Procuraduría no los encontró
Asesinan al alcalde de Tanhuato, Michoacán
| Otra fuente: CNNMéxico

La Comisión de Derechos Humanos de Michoacán y la Procuraduría estatal tienen versiones encontradas sobre un presunto caso tortura contra el ex autodefensa Enrique Hernández Salcedo.

El ex líder del grupo de civiles armados de Yurécuaro es acusado del asesinato del alcalde de Tanhuato, Gustavo Garibay, ocurrido el 22 de marzo.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) informó a CNNMéxico que, tras una revisión de uno de sus médicos, se determinó que Hernández Salcedo tuvo “tratos inhumanos” e incluso “tortura” antes de ser ingresado al Centro de Readaptación Social de la capital del estado, Morelia.

Sin embargo, una revisión de un médico de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) comprobó que el acusado “no presentó lesiones externas y visibles” que puedan dar lugar a una investigación por violación a los derechos humanos.

La investigación del caso que inició la CEDH está detenida debido a que Hernández Salcedo pidió que por el momento no se realizaran más indagatorias, ante la posibilidad de que ello pudiera afectar a su defensa, aseguró el organismo de protección a los derechos humanos.

El alcalde Gustavo Garibay, quien había sido víctima de un atentado en 2012, fue asesinado el 22 de marzo. Por el crimen, 19 personas fueron detenidas el 31 de marzo. Pero Hernández Salcedo fue detenido hasta el 5 de abril.

El relato de Hernández

El líder de las autodefensas de Yurécuaro, un grupo de civiles armados que tomó en sus manos la seguridad pública de sus localidades, relató a la CEDH los actos de tortura de los que presuntamente fue víctima, explicó Lorenzo Corro Díaz, director de Orientación Legal, Quejas y Seguimiento del organismo.

Dijo que fue llevado “con engaños” por policías ministeriales a las oficinas de la Procuraduría el sábado 5, donde encontró a “otros compañeros de las autodefensas de Yurécuaro visiblemente golpeados, esposados”.

“Y básicamente le dicen que ellos ya confesaron, que nada más falta que él confiese la autoría intelectual. Él dice que 'no', y entonces es cuando empieza todo”.

“Le tapan la cara, lo esposan, lo suben a una camioneta que dice era toda cerrada”, según el relato de Hernández Salcedo.

“Él dice que lo estuvieron golpeando, que le pusieron una bolsa a la cara, le echaban agua ahí mismo, se la detenían a la altura del cuello. Le golpeaban los oídos con las palmas abiertas, y lo golpeaban en diferentes partes del cuerpo.

Según datos de la CEDH, Hernández dice haber perdido el conocimiento dos veces, aunque se daba cuenta que la camioneta lo trasladaba a algún lugar, hasta que lo entregan para ser consignado y lo llevan al centro de reclusión.

El detenido afirma que estuvo 36 horas bajo la custodia de los policías ministeriales y de un hombre al que identifica solo como el Yankee. Ya en la prisión de Morelia, recibió atención médica y ha estado sin problemas, según la investigación de la CEDH.

La revisión médica de la CEDH determinó este lunes que Hernández Salcedo “tiene muy inflamados y muy maltratados los canales auditivos, que es coincidente con los golpes con las palmas abiertas”, explicó Corro Díaz a CNNMéxico.

Además, el médico determinó que presentaba “las vías respiratorias y mucosas con inflamación”, dificultad para respirar, presión muy alta e hipoglucemia a su llegada a la cárcel de Morelia, signos que Hernández Salcedo dijo a la CEDH que no tenía antes de ser detenido.

Una fractura en la mano, por la que portaba un yeso, fue de tiempo atrás, según dijo el propio líder de las autodefensas.

“Todos estos son indicios que permiten inferir que, efectivamente, hubo algún tipo de tratos inhumanos, crueles, degradantes, tortura”, dijo Corro Díaz, quien está a cargo de la investigación. “Hay una gran probabilidad, según el médico de la comisión, de que pierda un buen porcentaje de la capacidad auditiva”, añadió.

Sin lesiones “recientes”: PGJE

El médico de la Procuraduría que revisó a Hernández Salcedo cuando fue ingresado al Centro de Readaptación Social determinó en su revisión que “no presentó lesiones externas y visibles sugestivas de clasificación médico legal”, informó este lunes la PGJE en un comunicado.

“Durante la exploración física, el paciente, consciente, cooperó al interrogatorio y auscultación, con lenguaje coherente y congruente, siendo revisado de conductos auditivos sin lesiones a nivel membrana auditiva, aunque refirió haber disminuido su agudeza auditiva”, según el comunicado.

La afectación del oído, dice la PGJE citando la declaración de Hernández Salcedo, comenzó entre tres y cinco meses antes, además de que el médico comprobara que el detenido tuvo una fractura en la mano derecha.

El médico encargado de la revisión “no detectó lesiones externas de reciente producción”, determinó la PGJE.

Investigación detenida

Corro Díaz dijo a CNNMéxico que el propio Hernández Salcedo pidió que la investigación, que de oficio puede continuar la CEDH, fuera detenida pues “considera que esto puede perjudicar su defensa”, petición que están respetando en tanto no haya contacto con los abogados del acusado.

“La Procuraduría tiene todo el derecho a expresar lo que considere. Nosotros tenemos a un médico que lo revisó y tenemos la capacidad de llegar a nuestras propias conclusiones. Creo que no puede haber una versión oficial a algo tan grave como la tortura”, dijo Corro Díaz.

Sobre los señalamientos en contra de los policías ministeriales, la vocería de la PGJE dijo a CNNMéxico que hasta este martes al medio día “no ha recibido alguna notificación por parte de la Comisión (Estatal) de Derechos Humanos”, por lo que no puede investigar los presuntos actos de tortura.

La dependencia dijo que una vez que la CEDH continúe con la investigación, la PGJE facilitará la información que soliciten los visitadores para determinar si Hernández Salcedo fue o no víctima de tortura.

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×