El mexicano que será ejecutado en Texas se despide de su familia

Ramiro Hernández Llanas fue condenado en 2000 por el asesinato de un profesor universitario en 1997
Una cama de ejecución para la pena de muerte fotografiada en 1997
Una cama de ejecución para la pena de muerte fotografiada en  Una cama de ejecución para la pena de muerte fotografiada en 1997
(Notimex) -

La familia del mexicano Ramiro Hernández Llanas se despidió este miércoles del reo condenado a muerte, en una visita de cuatro horas realizada por la mañana en la Unidad Carcelaria Polunsky, en el condado de Polk, Texas.

A la visita acudió la mamá del reo, Martha Llanas Zamora, de 75 años, y varios de los hermanos de Ramiro, quien permanece en ese centro penitenciario desde 2000, poco después de ser sentenciado a la pena capital.

Hernández Llanas está programado a ser trasladado este miércoles a la Unidad Carcelaria Walls, en Huntsville, Texas, donde se ubica la cámara de la muerte.

El traslado de 65 kilómetros se realizará bajo fuertes medidas de seguridad y no se da aviso del mismo hasta una vez que el reo llega a la penitenciaria.

El proceso penal había quedado suspendido el 2 de abril, a raíz de que una jueza requiriera más información sobre las sustancias químicas que conforman la inyección letal que se utilizará.

La Penitenciaria Walls es una de las cárceles más viejas de Texas, ubicada en el centro de esa comunidad, donde desde hace más de 100 años las autoridades estatales realizan las ejecuciones.

Durante los últimos días varios miembros de la familia de Hernández Llanas han acudido a visitarlo en la Unidad Carcelaria Polunsky.

Ramiro Hernández se ha reunido con seis de sus hermanos, su madre y varios sobrinos que lo han visitado a unas horas de su ejecución.

Hernández Llanas incluyó a dos miembros de su familia, su hermana Adelita y su hermano José, en la lista de quienes desea que asistan a su ejecución.

De no posponerse la ejecución por la intervención en último momento de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos o del gobernador de Texas, Rick Perry, Hernández Llanas será ejecutado a las 18:00 hora local de este miércoles mediante una inyección letal.

Hernández Llanas, de 44 años, fue sentenciado a la pena capital por el homicidio del ranchero y profesor universitario, Glen Lich, el 14 de octubre de 1997.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, el mexicano podría convertirse en el décimo mexicano en ser ejecutado en Estados Unidos.

Nueve de esas ejecuciones han sido efectuadas en Texas, con excepción de la de Benjamín Mario Murphy, ocurrida el 17 de septiembre de 1996 en Virginia.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×