Cordero y Madero se recriminan por la relación del PAN con el PRI

En su único debate oficial, ambos aspirantes panistas se acusaron mutuamente de pactar con el partido gobernante
Los panistas buscan superar la crisis interna
Autor: Mauricio Torres | Otra fuente: CNNMéxico

El único debate oficial entre Ernesto Cordero y Gustavo Madero, previo a la elección de dirigente del opositor Partido Acción Nacional (PAN), estuvo marcado por las críticas que ambos aspirantes intercambiaron por la relación que sus respectivos grupos han entablado con el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Cordero, senador con licencia, acusó a Madero de defender más al PRI que al PAN y de impulsar reformas del presidente Enrique Peña Nieto.

"Yo no me siento orgulloso de cogobernar con el PRI", dijo Cordero este martes. "La sociedad espera que el PAN sea el verdadero contrapeso del PRI".

En respuesta, Madero señaló que durante la presidencia del panista Felipe Calderón (2006-2012), cuando Cordero fue secretario de Hacienda, el gobierno federal promovió la entrega de más recursos presupuestales a los gobernadores, la mayoría de ellos militantes priistas.

"Cuanto tú fuiste secretario de Hacienda, doblaste el presupuesto de los gobernadores, en especial el de Peña Nieto, le doblaste un 100%, de 90 a 180,000 millones de pesos (...) Sin restricción de transparencia ni rendición de cuentas, pavimentándole el camino para que el señor pudiera anunciarse en todos lados y ganar la Presidencia de la República", acusó Madero.

Además, dijo que Cordero criticó el Pacto por México, como se conoce al acuerdo que firmaron Peña Nieto y los principales partidos para impulsar 95 reformas, pero como senador no votó en contra de ninguna de sus propuestas.

El debate entre ambos aspirantes se realizó 20 días antes de la elección interna que se llevará a cabo el próximo 18 de mayo, la cual representará el primer proceso abierto a toda la militancia, en el que podrán votar alrededor de 220,000 personas.

El encuentro se transmitió por internet pero la señal registró varias interrupciones, la mayoría durante intervenciones de Cordero.

Al final del debate, Cordero responsabilizó de esas fallas a la comisión organizadora de la elección interna, en tanto Madero rechazó comentar el asunto argumentando que la transmisión no fue su responsabilidad.

Durante el encuentro, Cordero y Madero también intercambiaron críticas por la forma en que sus respectivos grupos han dirigido al PAN.

Cordero dijo que una victoria de Madero representaría "más de lo mismo" y que en su gestión al frente del PAN, de diciembre de 2010 a marzo pasado —cuando solicitó licencia para buscar reelegirse en el cargo—, el partido perdió a un millón de militantes.

"Muchos de los problemas son reales, pero no se generaron en los últimos años sino en los últimos lustros", le respondió Madero, citando como ejemplo los resultados electorales del PAN en 2010, antes de que él fuera electo líder.

En los comicios locales de ese año, según Madero, el PAN tuvo derrotas por la mala actuación de la dirigencia entonces encabezada por César Nava, panista que como Cordero también es cercano al expresidente Calderón.

"Le fuimos fallando a la gente", insistió.

El encuentro entre ambos aspirantes comenzó alrededor de las 19:00 horas (local) y en él estuvieron acompañados por sus equipos de campaña y familiares.

Tanto Cordero como Madero afirman estar arriba en las encuestas y se consideran a sí mismos como la mejor opción para encabezar al partido que representa la segunda fuerza política en el Congreso federal, detrás del PRI.

Madero aseguró este martes que, con él al frente, el PAN ha logrado obtener más apoyo electoral y podría recuperar la Presidencia de la República en 2018.

Cordero refutó esas afirmaciones y dijo que con Madero el PAN ha perdido "honestidad", en alusión a las supuestas comisiones o "moches" que diputados afines a Madero pidieron a alcaldes a cambio de gestionar recursos federales para sus municipios.

Ante ese tipo de situaciones, agregó, como dirigente del PAN crearía una comisión que investigue posibles irregularidades de la militancia.

Previo al encuentro, la dirigente interina del PAN, Cecilia Romero, llamó a que después de los comicios los panistas se mantengan unidos.

"Gane quien gane el 18 de mayo, todos seguiremos siendo Acción Nacional", dijo.

Las comisión organizadora de la elección interna ha señalado que los aspirantes pueden enfrentarse en otros debates convocados por medios de comunicación, organizaciones civiles o instituciones académicas.

A la fecha, sin embargo, ninguno de los candidatos ha revelado si volverán a debatir antes de las votaciones.

Antes del debate de este martes, Cordero y Madero salieron juntos ante las cámaras y se dieron la mano. Al término del encuentro, dejaron la sede del PAN por separado y cada uno se dirigió con sus partidarios a festejar lo que describieron como una victoria para sus respectivos equipos.

Ahora ve
¿Cómo saltar el muro digital?
No te pierdas
×